Search:

¿Quién fue René Quinton?

René Quinton nace el 15 de diciembre de 1866, es el hijo de Paul Quinton y Marie Amyot. A los 22 años de edad se centra en el estudio de la biología, geología y paleontología en el Museo Nacional de Historia Natural. Su gran interés por la biología y sus meticulosas observaciones hace que desarrolle su primera teoría sobre la temperatura de los organismos vivos a la edad de 29 años, lo que se convertiría en la ley de la constancia térmica.

Vida y obra de René Quinton.

René Quinton abarcó múltiples campos del conocimiento humano. Su formación humanista y científica, le llevó a ser considerado un sabio, y a través de sus muchas obras, incluidas las inéditas, tuvo una máxima constante “Science de la sensibilité”, es decir, aunó lo material y lo espiritual en un todo armónico.

 

Además de sus estudios en las áreas de la Biología y Fisiología, René Quinton fue filósofo, héroe militar, mecenas y divulgador de la aviación, etc., un entusiasta del Humanismo de su tiempo.

 

“Frente al mundo físico que obedece a unas leyes estables, el evolucionismo nos había acostumbrado a ver la materia viva como una sustancia plástica modificada por el entorno, adaptándose para sobrevivir a las condiciones variables de la tierra”, describía en uno de sus libros. Sin embargo, en 1897, Quinton formula un principio nuevo que -sin negar la evolución- muestra el objetivo final que persigue la vida en todas sus formas.

 

Así, descubre que la vida animal aparecida en el mar, pese a las variaciones a lo largo del tiempo, tiende a mantener las condiciones de sus orígenes. En lugar de obedecer pasivamente a la influencia del entorno, la vida resiste a esas modificaciones. Las formas anatómicas cambian para ayudar a mantener la temperatura y la concentración salina del medio marino original.

René Quinton basó su teoría en una premisa universal que constituyó la base de su terapéutica: reconstituir la célula dañada con Agua de Mar.

Al final, el ser vivo –en cualquier lugar de la escala animal en que aparezca- sigue siendo un auténtico acuario marino, cuyas células continúan viviendo en las mismas condiciones acuáticas en las que vivía la célula primitiva. La enfermedad aparece como una alteración de ese medio esencial. Esta formulación, llevó a Quinton a basar su teoría científica en una premisa universal, que constituyó su terapéutica básica: reconstituir la célula dañada utilizando el agua de los océanos, medio vital cuya mineralización sigue idéntica a nuestro medio interno.

 

Su obra culmina en 1904, cuando publica el libro “L’Eau de Mer, milieu organique” (El Agua de Mar, medio orgánico) que pone sólidos cimientos y demuestra científicamente las virtudes terapéuticas del Agua de Mar. Por ejemplo, descubrió que “toda alteración de la matriz extracelular altera la nutrición celular”.

René Quinton, fisiólogo francés que formuló los principios de la Terapia Marina.

Sus experimentos con Agua de Mar.

En los Dispensarios Marinos de Quinton se aplicaba la Terapia Marina para tratar a personas enfermas.

Había que experimentar para poder demostrar que el Agua de Mar, rebajada a la isotonía, es idéntica al medio interno humano.

 

En 1897, en el laboratorio del Profesor Marey en el “Collège de France”, tiene lugar el primer experimento: desangrar completamente perros. Durante 8 horas se inyecta a un perro de 10 kg por vía intravenosa una cantidad de 10,4 litros de agua de mar -104% de su peso- sin ningún inconveniente. La eliminación renal es perfecta.

 

Un perro es desangrado totalmente por la arteria femoral. El perro queda a un paso de la muerte, perdiendo el reflejo córneo. Se le inyecta Agua de Mar durante 11 minutos: el reflejo reaparece, el perro vuelve en sí, se levanta y al día siguiente camina por todo el laboratorio. El perro, bautizado “Sodium”, morirá 5 años más tarde atropellado por un tranvía.

 

Entre 1887 y 1904, René Quinton aplica su tratamiento marino acumulando observaciones que le permiten poner a punto un “método” conjuntamente con unos jóvenes médicos entusiastas, profesores y eminentes jefes de clínicas.

Quinton empieza su terapéutica en los hospitales de París, donde le permiten tratar los casos desesperados: un paciente de tifus en coma terminal que se prevé morirá en el día, un envenenamiento con ácido oxálico, una sifilítica, un hombre con cirrosis hepática, una joven parturienta moribunda por desangramiento…

 

El Agua de Mar Isotónica, llamada entonces Plasma de Quinton, en inyecciones, obra siempre lo inesperado: los moribundos en muchos casos se salvan.

 

Para concluir sus experimentos, René Quinton pasa al estudio de los glóbulos blancos que, por su delicadeza, son difíciles de mantener vivos en un medio artificial. Quinton lleva el estudio a todas las especies: peces, batracios, reptiles, mamíferos y pájaros. En todos los casos, los glóbulos blancos inmersos en líquido marino siguen presentando todos los signos de una vida normal.

 

En un Estudio actual, el Dr. José Miguel Sempere, Profesor de la Universidad de Alicante en el Departamento de Biotecnología, ha concluido: “Estoy convencido que los glóbulos blancos se mantienen más tiempo en la solución Quinton Isotonic más allá de las 96 horas medidas hasta ahora”.

El descubrimiento: la Terapia Marina.

En los inicios de sus estudios, René Quinton descubrió que el Agua de Mar contenía 15 elementos de la clasificación periódica de la tabla de Mendeleiev, y a medida que continuó con sus investigaciones fue añadiendo otros cinco elementos más, sospechando que estarían todos.

 

Y efectivamente, con el progreso de los medios de análisis clínico, se van evidenciando cada vez más elementos, hasta llegar a la misma conclusión que intuía el biólogo: el Agua de Mar contiene la totalidad de los elementos de la tabla periódica de Mendeleiev y en la misma proporción que nuestro medio interno, compuesto por los distintos líquidos orgánicos como: líquido extracelular, plasma sanguíneo, lágrimas, líquido cefalorraquídeo, etc.

 

Este descubrimiento lo hace Henry Doffin, Catedrático de Biología (Facultad de Ciencia de Poitiers, Francia), en 1950. Más recientes, son las investigaciones de la Universidad de Coral Gables (Miami-EE UU), que utilizan una aproximación molar por “espectrometría de difracción de neutrones” -el método más exacto hasta ahora-, para comprobar la composición cualitativa del TOTUM ionomineral del Agua de Mar y su concentración, que nos da 78 elementos BIODISPONIBLES en el Agua de Mar natural a temperatura biológica.

El Agua de Mar contiene la totalidad de los elementos de la tabla periódica de Mendeleiev y en la misma proporción que nuestro medio interno...

El Agua de Mar en sus orígenes estaba menos concentrada en sales minerales que ahora, por ello hay que rebajar su concentración con agua fontana de escasa mineralización.

 

Cada litro de Agua de Mar contiene una media de 300 miligramos de derivados prebióticos del carbono, como aminoácidos, azúcares, vitaminas, etc. Los iones (presentes en fase líquida, ausentes en fase sólida) son elementos químico-electrónicos naturales, transformados por fitoplancton y zooplancton, en cadenas naturales. Actúan, por efecto sinérgico, en una simbiosis natural con nuestro organismo, cuya formulación mineral de sus líquidos es idéntica al Agua de Mar.

La aviación.

La aviación fue la gran pasión de René Quinton, siendo uno de los grandes precursores y promotores en Francia.

Hace un siglo, nacía en Francia un grupo de influencia que fue fundamental en el desarrollo de la aeronáutica francesa, la Liga Nacional Aérea. Su fundador fue René Quinton.

LEER MÁS