Un mar de terapias

Blog para profesionales de la salud con casos clínicos, terapias holísticas e innovación en medicina integrativa para tu práctica clínica diaria

Tipos de erupciones en la piel: aprende a distinguirlos

tipos de erupciones en la piel

La piel es un órgano fundamental en el mantenimiento de múltiples funciones y de constantes que son la base de la vida. Todo organismo pluricelular complejo, necesita de un aislamiento relativo del medio interno con respecto al medio externo, para que el contenido orgánico mantenga sus funciones, para ello han de establecerse una serie de condiciones, y este es uno de los papeles que tiene la piel. Descubre los tipos de erupciones en la piel y cómo se manifiestan. 

Entre las funciones de la piel encontramos la termorregulación, la inmunidad, endocrinas, excretoras, protección mecánica, relación con el medio, equilibrio hídrico…por lo que su alteración afectará a una o a varias de estas funciones tan básicas para el mantenimiento de la integridad del organismo.

New Call-to-action

Los tipos de erupciones en la piel son la firma de diversas enfermedades

Muchas enfermedades se van a manifestar en nuestra piel, lo que la hace una herramienta diagnóstica fundamental, por lo que debemos familiarizarnos con los diferentes tipos de erupciones en la piel y enfermedades asociadas.

En la piel encontramos lesiones elementales primarias y secundarias, con relación al tipo, extensión, profundidad de las mismas y modo de aparición adquiriendo una nómina particular.

En muchos casos la primera manifestación de una enfermedad sistémica aparece en la piel en la fase prodrómica, antes de la aparición de manifestaciones más floridas y graves de la enfermedad, un diagnóstico precoz es fundamental para un buen pronóstico.

No entraremos en las diferentes manifestaciones cutáneas, ya que esta labor es propia de las extensísimas guías de dermatología, sino más bien, haremos una breve sinopsis del medio interno y su desequilibrio.

La piel como manifestación de la salud

Debemos tener en cuenta que en la piel nos vamos a encontrar todo un campo de batalla, tanto por agentes que la agreden desde exterior (por contacto) como por aquellos procesos que se lidian desde el interior (enfermedades sistémicas) como los que surgen desde el interior (enfermedades autoinmunes).

Es por ello, que la atención que se tiene que prestar al estado de nuestra piel es importante, porque de ella podemos obtener valiosísima información de lo que puede estar sucediendo en nuestro organismo.

Los tipos de erupciones que nos podemos encontrar en la piel pueden hacer referencia a procesos de naturaleza local y externa como una dermatitis de contacto, hasta el caso de la aparición de una acantosis nigricans como manifestación de un cáncer de estómago.

El organismo como un todo

Tanto los contenidos como el continente que nos envuelve forman parte de un todo indivisible, los canales y comunicaciones que se establecen entre ellos dan lugar a una realidad sincitial, en la que es más lo que se comparte que de lo que se aíslan todas las células orgánicas.

El medio que embebe a todas las células orgánicas contiene y comparte con todos los tejidos y órganos los elementos que en el se disuelven. Las barreras externas e internas han de mantenerse íntegras para la estabilidad de la complejización y de los gradientes que la sostienen.

Todos los agentes foráneos vengan de donde vengan y de la naturaleza que sean, serán seleccionados al entrar en contacto con nuestros epitelios, estos dispuestos a modo de barreras selectivas, evitando la invasión de los elementos nocivos. A su lado nos encontraremos con celular inmunes cuya función es la de reconocimiento y eliminación de estos agentes que no se limitan a los epitelios y hayan podido superar las barreras epiteliales, algunos conseguirán penetrar en el torrente circulatorio y el sistema retículo-endotelial será el encargado de responder y otros serán neutralizados por mecanismos sistémicos vasculares.

Casi todas las respuestas defensivas celulares se darán, el en sistema de vasos venosos, en las vénulas donde es más fácil controlar la permeabilidad sanguínea.

Es esto lo que hace que múltiples enfermedades tengan manifestaciones cutáneas, ya que ella alberga una gran red vascular, donde permeará el conflicto hacia el intersticio y se desarrollará la batalla inmunológica.

Medio interno y erupciones en la piel

René Quinton en su intento de poder poner en valor los efectos de la aplicación de un concepto biológico de interrelación global, y que la necesidad del mantenimiento de un mínimo de constantes, eran fundamentales para el desarrollo de niveles superiores de complejización, teorizó que nuestro medio interno debía ser equivalente al medio marino del que surgió la vida.

Entendió que los entornos constantes en los que se dio la vida deberían mantenerse para su correcto equilibrio. Determinó una serie de leyes que debían constatar que, su transgresión, conduciría a la desestabilización del organismo, y por lo tanto a estados de enfermedad.

Todo esto y otros paso más, hicieron que René Quinton utilizara la Terapia Marina para retornar el equilibrio electroquímico celular y de esta forma favorecer la curación de las enfermedades.

Los resultados no se dejaron esperar, teniendo una respuesta asombrosa en todo tipo de erupciones de la piel. Lo que ofrecía la Terapia Marina que aplicaba René Quinton, en sus dispensarios marinos, eran elementos que estimulaban la función celular, actuando sobre las carencias del medio celular y no sobre la patología en particular. Es por esto, que la aplicación el agua de mar actúa sobre los diferentes tipos de erupciones en la piel, aunque la etiología no sea la misma.

New Call-to-action

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario