El electromiograma o la electromiografía es una prueba funcional que se solicita con el fin de valorar la integridad del sistema nervioso periférico y la unión o placa neuromuscular. Se realiza para poder distinguir entre una lesión neurológica, de la placa motora, miopática, la localización y el grado de lesión.