La psoriasis es una enfermedad inflamatoria, crónica de origen multifactorial, en la que se produce una alteración de la inmunidad mediada por los linfocitos T.