Terapias del mar

Sinusitis maxilar: síntomas, diagnóstico, tratamiento (agua de mar)

La sinusitis maxilar hace referencia a la inflamación/infección de los senos paranasales que se disponen en el hueso maxilar.

Los senos paranasales son cavidades tapizadas de mucosa que se encuentran en los huesos de la cara y el hueso esfenoidal, es por esto que se denominan huesos neumatizados.

La principal sinusitis es la sinusitis maxilar, por ser más sencillo el acceso de agentes bacterianos a estas cavidades y además por ser los más afectados cuando nos encontramos con alteraciones dentales.

New Call-to-action

¿Cuáles son los síntomas más comunes de la sinusitis maxilar?

Los síntomas de la sinusitis son secundarios a la respuesta inflamatoria de la mucosa, a la formación de moco y a la obstrucción de los meatos de drenaje de los senos paranasales.

Entre los síntomas nos encontramos con:

  • Dolor y opresión en los huesos faciales.
  • Cefaleas, que junto con el dolor empeoran con los movimientos de la cabeza.
  • Obstrucción nasal que puede cursar con rinorrea o sequedad nasal.
  • Ojo rojo y lloroso, por reflujo del moco por el conducto naso-lacrimal, sobre todo cuando hay grandes producciones de moco.
  • Alteraciones del olfato por la respuesta inflamatoria y la carga de mucosidad dando lugar a anosmia (pérdida del olfato).
  • Halitosis por el moco, producto este de la infección apareciendo un moco amarillo-verdoso.
  • Además, deben aparecer alteraciones en las pruebas de imagen tanto radiológicas como endoscópicas.

¿Cómo se diagnostica la sinusitis maxilar?

Para el diagnóstico de la sinusitis se emplean los criterios EPOS:

  • Se deben tener dos o más síntomas como: obstrucción nasal/congestión/IRN, rinorrea anterior y/o posterior, cefaleas, alteraciones del olfato.
  • Además se debe añadir una exploración por medio de pruebas de imagen donde se muestren alteraciones en la endoscopia y/o alteraciones radiológicas por medio del TAC.

Alteraciones endoscópicas:

  • Se deben tener dos o más síntomas como: obstrucción nasal/congestión/IRN, rinorrea anterior y/o posterior, cefaleas, alteraciones del olfato.
  • Además se debe añadir una exploración por medio de pruebas de imagen donde se muestren alteraciones en la endoscopia y/o alteraciones radiológicas por medio del TAC.

Alteraciones endoscópicas:

  • Se deben tener dos o más síntomas como: obstrucción nasal/congestión/IRN, rinorrea anterior y/o posterior, cefaleas, alteraciones del olfato.
  • Además se debe añadir una exploración por medio de pruebas de imagen donde se muestren alteraciones en la endoscopia y/o alteraciones radiológicas por medio del TAC.

Alteraciones endoscópicas

Para el diagnóstico también se emplean criterios cronológicos, diferenciando:

  • Sinusitis aguda/intermitente: Duración < 12 meses.
  • Sinusitis crónica/persistente: Duración > 12 meses.

¿Cuál es la fisiopatología de las sinusitis?

La fisiopatología de la sinusitis se centra en la obstrucción de los puntos de drenaje de los senos paranasales. Sobre todo, es muy frecuente la obstrucción del ostium de seno maxilar dando lugar a sinusitis maxilares.

Esta obstrucción producirá alteraciones en la función de la mucosa que tapiza los senos por los cambios de pH y la hipoxia producto de la obstrucción, parecido a lo que sucede en las otitis medias secretoras.

Las alteraciones de la mucosa dan lugar a:

  • Disfunción de la motilidad ciliar, reduciendo el drenaje del moco producido diariamente, que se irá acumulando.
  • Alteraciones vasculares de la mucosa; con vasodilatación e ingurgitación dando lugar a edema mucoso.
  • Respuesta irritativa de las glándulas y células caliciformes, que dan lugar a un incremento en la producción del moco y su viscosidad.

La obstrucción crítica del ostium se considera cuando su área es inferior a los 2,5 mm2, que es la causa principal de la retención. Posteriormente, si no se resuelve, se producirá la sobreinfección y la aparición de la sinusitis infecciosa.

¿Por qué es más frecuente la sinusitis maxilar?

La sinusitis maxilar es la más frecuente debido a que la mayor parte de las patologías se dan en el complejo osteomeatal anterior, comprometiendo el seno maxilar por su tamaño y anatomía.

Este complejo osteomeatal anterior está formado por el cornete medio, la apófisis unciforme en la salida del seno maxilar y la bulla etmoidal. En esta encrucijada se forma un canal que da lugar al drenaje de los senos paranasales anteriores (maxilar, frontal y etmoidal).

Sinusitis maxilar de origen dental

Hay que tener en cuenta que una de las posibles causas que hacen que la sinusitis maxilar sea prevalente son las de origen odontogénico, pero solo son entre 5 y el 10% de las sinusitis maxilares.

Estas sinusitis de origen dental dan lugar a cuadros crónicos y, en muchas ocasiones, es necesaria la intervención del odontólogo. El especialista deberá remover el diente afectado y procurar el correcto sellado del seno maxilar.

También, como son los primeros senos a desarrollarse, en los niños las sinusitis suelen ser maxilares.

¿Cual es el tratamiento de las sinusitis?

El tratamiento de las sinusitis consta de varios puntos:

  • Mejorar el drenaje: el empleo de vasoconstrictores reduce el edema y el trasudado y uso de corticoides nasales para reducir la inflamación. Además, se añaden los lavados nasales que reducen el moco y activan la función ciliar.
  • Tratamiento sintomático de la sinusitis: los antipiréticos son frecuentemente usados para reducir las molestias, sobre todo en las cefaleas que pueden ser muy intensas cuando se asocian movimientos bruscos de la cabeza, requiriendo de analgésicos para su tratamiento.
  • Tratamiento antibiótico: si la sinusitis se prolonga en el tiempo se sobreinfecta la mucosa, dando lugar a una sinusitis infecciosa que suele ser de origen bacteriano.

Otras medidas: 

  • Ingesta de abundante agua. 
  • N-acetil cisteína.
  • Reducir productos que favorecen el edema intersticial, como son los azúcares refinados, entre otras medidas dietéticas. 
  • Control de los alérgenos, puesto que existe una estrecha relación entre las alergias y las sinusitis, sobre todo las crónicas.

Sinusitis y agua de mar

El sistema respiratorio es el que más se beneficia de los efectos del agua de mar

El lavado nasal con agua de mar parece que mejora la función de la mucosa nasal gracias a:

  • Limpieza de forma directa.
  • Eliminación de posibles mediadores de tipo inflamatorio. 
  • Mejora de la función mucociliar.
  • Refuerza la protección de la mucosa nasal.

New Call-to-action

Deja un comentario

No se atenderán consultas médicas *

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.