Terapias del mar

Intestino permeable: ¿cuáles son los sintomas para identificarlo?

Accede a nuestro Área Profesional

A medida que va aumentando cada vez más la población afectada por malas elecciones dietéticas, estrés crónico, sobrecarga tóxica y desequilibrio bacteriano, parece que la prevalencia del intestino permeable está alcanzando potencialmente cifras epidémicas. 

¿Por qué debería preocuparte si tus pacientes tienen el intestino permeable? El síndrome del intestino permeable o permeabilidad intestinal es una señal de peligro de enfermedad autoinmune.

En este artículo, “Intestino permeable: 7 sintomas para identificarlo”, vamos a analizar los signos comunes del síndrome del intestino permeable que se observan en las personas que luchan con esta afección. Además, veremos 7 desequilibrios y enfermedades cuya aparición suele estar relacionada con la presencia de intestino permeable.

Sindrome del intestino permeable: ⚠️ ¿Por qué hay que prestar especial atención?

Ya lo dijo Hipócrates (padre de la medicina moderna): “Toda enfermedad comienza en el intestino”. Más de dos milenios después de su muerte, la investigación científica ha demostrado que estaba en lo cierto.

Durante más de tres décadas, se han publicado miles de estudios que analizan nuestra creciente comprensión de la inmunidad, la función intestinal y cómo las dietas y los estilos de vida modernos contribuyen negativamente a la salud general al dañar el sistema digestivo.

El 80% de nuestras defensas se encuentra en el intestino delgado.

Síntomas del intestino permeable 

De acuerdo con una revisión que se enfoca en la investigación revisada a nivel médico sobre la permeabilidad intestinal, la condición crónica de permeabilidad intestinal puede estar relacionada con numerosos síntomas y condiciones de salud, incluidas algunas enfermedades autoinmunes.

ÁREA EXCLUSIVA para profesionales de la salud ️ ¡Quiero acceder!

¿Cuáles son los síntomas del intestino permeable? Algunos de los signos más comunes incluyen:

  • Úlceras gástricas.
  • Dolor en las articulaciones.
  • Diarrea infecciosa.
  • Síndrome del intestino irritable (SII).
  • Enfermedades inflamatorias del intestino (Crohn, colitis ulcerosa).
  • Sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO).
  • Enfermedad celíaca.
  • Cáncer de esófago y colorrectal.
  • Alergias.
  • Infecciones respiratorias.
  • Condiciones de inflamación aguda (sepsis, SIRS, falla multiorgánica).
  • Afecciones inflamatorias crónicas (como la artritis).
  • Trastornos tiroideos
  • Enfermedades metabólicas relacionadas con la obesidad (hígado graso, diabetes tipo II, enfermedades del corazón).
  • Enfermedades autoinmunes (como lupus, esclerosis múltiple, diabetes tipo I, enfermedad de Hashimoto).
  • Síndrome de fatiga crónica
  • Propensión al aumento de peso o la obesidad.

Es posible que el intestino permeable no cause directamente estas afecciones, pero las personas que tienen problemas intestinales tienen más probabilidades de tener otros problemas de salud.

La evidencia científica sugiere que la hiperpermeabilidad intestinal en muchas ocasiones es responsable de estas afecciones y enfermedades, es decir, tienden a ocurrir simultáneamente.

A continuación, algunos de los problemas de salud y enfermedades que pueden desarrollarse debido a una disfunción intestinal.

Enfermedades relacionadas con la permeabilidad intestinal 

  1. Sensibilidades alimentarias

Algunas investigaciones sugieren que la hiperpermeabilidad intestinal puede hacer que el sistema inmunológico produzca varios anticuerpos en exceso, lo que puede hacer que algunos sean más susceptibles a los antígenos en ciertos alimentos (especialmente el gluten y los lácteos). En estudios con ratas y niños humanos, se han relacionado el intestino permeable y las alergias alimentarias. Se cree que las alergias son uno de los síntomas más comunes.

  1. Enfermedad Inflamatoria Intestinal (SII)

Investigadores de Hungría descubrieron en 2012 que la permeabilidad intestinal elevada a menudo se localiza en el colon en personas que padecen SII y colitis ulcerosa. Ya en 1988, los científicos sugirieron que la enfermedad de Crohn podría ser un mayor riesgo para las personas con intestino permeable.

  1. Enfermedades autoinmunes

La clave para comprender cómo el intestino permeable puede causar enfermedades autoinmunes es a través de la investigación realizada sobre una proteína conocida como zonulina. Según un artículo publicado en la revista Physiologic Reviews:

“La zonulina es el único modulador fisiológico de las tight junctions intercelulares descrito hasta ahora que está implicado en el tráfico de macromoléculas y, por tanto, en el equilibrio tolerancia/respuesta inmunitaria. Cuando la vía de la zonulina finamente sintonizada se desregula en individuos genéticamente susceptibles, pueden ocurrir trastornos autoinmunes, inflamatorios y neoplásicos tanto intestinales como extraintestinales”.

Comer ciertos alérgenos alimentarios, como el gluten, puede desencadenar esta peligrosa cascada inmunitaria. Los investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland descubrieron que el gluten “activa la señalización de zonulina independientemente de la expresión genética de la autoinmunidad, lo que lleva a una mayor permeabilidad intestinal a las macromoléculas”.

La buena noticia es que parece posible revertir las respuestas inmunitarias problemáticas de estas reacciones autoinmunes.

Nueva llamada a la acción
Todo empieza en tu microbiota  Descargar ebook  [GRATIS]
  • Enfermedades tiroideas

Una de las enfermedades autoinmunes que el síndrome del intestino permeable puede afectar directamente es la enfermedad de Hashimoto o tiroiditis crónica. La enfermedad de Hashimoto se presenta con hipotiroidismo (función tiroidea baja), alteración del metabolismo, fatiga, depresión y aumento de peso.

  • Malabsorción de nutrientes

Se suelen dar varias deficiencias nutricionales como resultado de un intestino permeable: vitamina B12, magnesio y enzimas digestivas son las más comunes. Esas deficiencias de nutrientes son una de las razones por las que muchos profesionales de la medicina funcional prescriben un multivitamínico de calidad y con formas biodisponibles, además de probióticos para las personas que padecen esta afección.

  • Condiciones inflamatorias de la piel

La teoría de la conexión entre el intestino y la piel (descrita por primera vez hace más de 70 años) explica cómo el aumento de la hiperpermeabilidad intestinal puede causar una serie de afecciones de la piel, en particular el acné y la psoriasis. 

Cremas y medicamentos con listas interminables de efectos secundarios se prescriben a menudo para estos trastornos de la piel, sin embargo, durante varias décadas ha habido evidencia de que parte de la causa principal podría estar en el intestino.

  • Estado anímico y autismo

Según un estudio publicado en la revista Neuroendocrinology Letters, se ha demostrado que la permeabilidad intestinal contribuye a varios trastornos neurocognitivos. Por ejemplo, la respuesta inflamatoria característica de la hiperpermeabilidad intestinal desencadena la liberación de citoquinas proinflamatorias y otras sustancias químicas que se cree inducen un estado depresivo.

Un estudio publicado en la revista Nutritional Neuroscience describió el “círculo vicioso entre el deterioro del sistema inmunológico y el aumento de la disbiosis que conduce a la producción y absorción de compuestos neuroquímicos y/o xenobióticos neurotóxicos”.

Los autores continúan estudiando y describiendo hallazgos que apuntan a su teoría de que el autismo puede estar relacionado con problemas en el microbioma, particularmente dentro del primer año de vida.

Deja un comentario

No se atenderán consultas médicas *

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.