Un mar de terapias

Blog para profesionales de la salud con casos clínicos, terapias holísticas e innovación en medicina integrativa para tu práctica clínica diaria

Repolarización precoz: ¿Por qué pasa de benigna a maligna?

reporalizacion precoz

La repolarización precoz hace referencia a una característica electrocardiográfica, en la que aparece un empastamiento entre el complejo QRS y el segmento ST con la aparición de la onda J, esta se muestra como una pequeña elevación o muesca tras el QRS en particular en la fase descendente de la onda R, el ST tiene morfología cóncava con una onda T picuda y asimétrica, apareciendo en dos o más derivaciones, principalmente en las precordiales V2, V4.

El interés actual se debe a que en el presente se está considerando y así lo demuestran diversos estudios, que la repolarización precoz, ha pasado, de ser un signo benigno, incluso asociado a la salud deportiva, a un patrón asociado al incremento de padecer muerte súbita por episodios de fibrilación ventricular idiopática en jóvenes.

New Call-to-action

¿Por qué la repolarización precoz pasa de benigna a maligna?

Se debe tener en cuenta que la repolarización precoz, en muchos caso, la presentan personas jóvenes, deportistas, con bradicardia no patológica que podían considerarse, por el fenotipo del individuo, un patrón electrocardiográfico de características benignas.

Por otro lado, la repolarización precoz se va reduciendo con la edad en quienes lo padecen, y también al afectar a un porcentaje reducido de la población < 3%, hacía difícil pensar, que podría ser un patrón electrocardiográfico de riesgo.

Pero gracias al incremento de los datos recogidos a lo largo de las últimas década, que mostraban que las fibrilaciones ventriculares idiopáticas se asociaban ondas J, entre otros eventos, se vieron plasmados por los diferentes estudios la relación entre la repolarización precoz y estas arritmias. Haissaguerre y sus colaboradores dieron un toque de atención, advirtiendo de la asociación entre las repolarizaciones precoces y la fibrilación ventricular idiopática.

¿Por qué hablar de la repolarización precoz?

Este es un ejemplo, de cómo las variantes de la normalidad pueden conducir en muchas ocasiones a conclusiones distintas, pasando como es el caso de la repolarización precoz de proceso benigno a no tan benigno. Lo peor de todo es que en el caso de la repolarización precoz, al igual que en muchas otras patologías, aún se puede ahondar más y dividirla en diferentes tipos, en los que encontraremos ondas con menor o mayor riesgo de padecer una arritmia o muerte súbita.

Con esto debemos recalcar que, en la vida, existen situaciones, fenómenos muy difíciles de definir, líneas en las que la casuística es de compleja demostración, por ello en toda situación en la que encontremos variante de la normalidad, debemos encender las alertas, puesto que una de las mejores formas de comprender los sucesos cotidianos y sus efectos es por medio del estudio de la normalización de dichos eventos.

En estos sucesos tienen gran importancia los trabajos epidemiológicos, puesto que concluyen lo que los casos concretos difícilmente muestran que son las tendencias de lo que es normal y de lo que no lo es, por medio de los estudios poblacionales, entre otros.

El devenir, un futuro de certezas y nuevas incertidumbres

El organismo social muestra ya sus trazas de existencia, las partes se direccionan en la formación de una entidad de mayor trascendencia, nuestro ser empieza a mostrar a nuestro consciente lo trascendente, de un ser mayor.

La observación de los nuevos acontecimientos, esbozan las fuerzas que nos trascienden, las leyes que nos someten y el legado de nuestros actos que de forma indeleble se sumarán al todo universal.

New Call-to-action

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario