Un mar de terapias

Blog para profesionales de la salud con casos clínicos, terapias holísticas e innovación en medicina integrativa para tu práctica clínica diaria

Qué es el hemangioma vertebral y qué lo causa

Hemangioma vertebral

El hemangioma es una tumoración benigna que afecta a las vasos sanguíneos, con la formación de una maraña y sobrecrecimiento de vasos, que en los hemangiomas que aparecen en piel y mucosas tienen forma de frambuesa o fresa, pero todo depende de la dimensión, número y localización en la piel y mucosas. Los hemangiomas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pudiendo encontrarnos el hemangioma vertebrale, del que vamos a hablar.

Los hemangiomas tienen una fase de crecimiento rápido, otra en la que se estabilizan y hasta en un 70% pueden regresar de forma espontánea sin necesidad de realizar ningún tratamiento.

New Call-to-action

El hemangioma vertebral

En el caso de los hemangiomas no visibles, como sucede con los hemangiomas vertebrales la mayoría de las ocasiones se detectan de forma incidental, debido a la petición de pruebas de imagen indicadas para otra patología.

Los hemangiomas vertebrales no suelen dar síntomas, salvo en algunas situaciones como en el embarazo, donde por causas hormonales puede estimular el crecimiento, pudiendo dar lugar al compromiso neurológico.

¿Tienen riesgo los hemangiomas vertebrales?

La mayoría de los hemangiomas que asientan en los cuerpos vertebrales pasan desapercibidos, sin dar ningún síntoma.

Pero, como sucede en todos los aspectos de la vida, existen excepciones en las que pueden presentar síntomas compresivos, estas situaciones son; cuando el tamaño es importante y da lugar al hundimiento de la vértebra, en el caso que afecte al pedículo incrementando el riesgo de lesión y rotura del hemangioma, cuando invade el espacio epidural, dando estas situaciones clínica compresiva.

¿Se debe tratar el hemangioma vertebral?

Los hemangiomas vertebrales no se tratan en una primera instancia, salvo que se den las situaciones anteriormente nombradas, donde el riesgo compresivo sea elevado o cuando aparece la clínica.

Se emplean diferentes tratamientos quirúrgicos cuyo fin es eliminar el hemangioma o las lesiones secundarias derivadas de su aparición, el tratamiento es individualizado en el que se valora la localización, tamaño, clínica, factores de riesgo del paciente, etc.

Decir, que tras la extracción del hemangioma este puede recidivar.

Teorías sobre las posibles causas de la aparición de los hemangiomas

Parece que existe relación entre padecimiento de alteraciones placentarias en su vascularización y las repercusiones que esto puede tener sobre la formación de los hemangiomas en el bebé, como respuesta del organismo a situaciones de hipoxia.

También existen asociaciones entre la aparición con mayor frecuencia de hemangiomas en neonatos prematuros con respecto a los nacidos a término, la etnia siendo más frecuente en niños caucásico, pero realmente no se conocen las causa concretas que dan lugar a su aparición, debido a la dificultad de su estudio durante el desarrollo. También existen evidencias estadísticas de la influencia hormonal sobre la aparición de los hemangiomas, al ser entre dos y tres veces más frecuentes entre las mujeres con respecto a los hombres.

Los hemangiomas también son heredables sobre todo asociados a síndromes genéticos, como; síndrome de Bannayan-Riley-Rubalcalba, síndrome de Sturge-Weber, entre otros.

Debido a su bajo riesgo y a la dificultad de determinar la etiologías más probables, no se hace demasiado hincapié en la prevención, por lo que no existen recomendaciones para la reducción de su incidencia.

¿Algo que se pueda hacer?

La verdad, que lo que podemos hacer no tiene que ir dirigido a la prevención de la aparición de los hemangiomas, sino más bien, a cuidado del entorno y procurar la condiciones ideales a la hora de tener un hijo/a.

La planificación familiar es un buen recurso sanitario, por el cual, los futuros padres pueden ser orientados a la hora de elegir cual es el mejor momento para tener hijos y de esta forma poder prepararse. Creo que esta es la mejor estrategia de los padres para poder reducir los riesgos que pueden afectar al correcto desarrollo embrionario.

En esta línea René Quinton teorizaba sobre la capacidad que aún se tenía, por medio de la modificación del entorno más próximo “el medio vital”, sobre la expresión génica. Poniéndolo en práctica cuando trataba a mujeres gestantes con la Terapia Marina para valorar los efectos de esta sobre el embrión y el desarrollo fetal.

En la actualidad esto se encarga de estudiarlo la epigenética, por medio de la modificación de la expresión de los genes puede modificarse el fenotipo del organismo, pudiéndose actuar, por lo tanto, en la expresión de las enfermedades.

En el presente se sigue estudiando los mecanismos epigenéticos que intervienen en la expresión fenotípica, y si actuando sobre ellos se podría regular la expresión de ciertos caracteres genéticos, implicados en formas de enfermar o en la potenciación del estado basal.

Aunque los investigadores están bien encaminados todavía quedan muchas preguntas sin respuesta.

New Call-to-action

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario