Terapias del mar

Blog para profesionales de la salud con casos clínicos, terapias holísticas e innovación en medicina integrativa para tu práctica clínica diaria

Psoriasis ungueal: características y tratamiento

psoriasis ungueal

La psoriasis ungueal es una de las manifestaciones o forma de presentación de la psoriasis, esta se puede dar de forma aislada o ser su primera manifestación.

La psoriasis ungueal afecta, aproximadamente, al 50% de las personas que padecen psoriasis y en un porcentaje mayor a las afectadas por artritis psoriásica, siendo un marcador precoz de esta enfermedad.

La afectación ungueal es debida a que la uña es un anexo de la piel, viéndose afectada por la psoriasis por extensión sobre la misma, la matriz ungueal y el lecho son las zonas de crecimiento y soporte de la placa ungueal. Por tanto, si la psoriasis afecta al epitelio de la matriz y/ o del lecho producirá manifestaciones características en la uña.

New Call-to-action

Características de la psoriasis ungueal ¿Cómo vemos la uña?

En la psoriasis ungueal, según el grado de afectación y extensión de esta, nos podemos encontrar desde manifestaciones menores como el denominado “pitting” que muestra un punteado en la placa ungueal (lo que denominamos uña) por leve afectación de la matriz, con manchas amarillo- anaranjadas o denominadas manchas de aceite, donde puede aparecer un desprendimiento de la uña por afectación de una forma de psoriasis ungueal más intensa, alcanzando el lecho ungueal, denominándose a este desprendimiento onicolisis.

Alcanzando en las situaciones más graves, presentaciones como los denominados dedos en salchicha (dactilitis), por el edema e inflamación, en estos casos es fácil que se terminen por afectar las articulaciones progresando la enfermedad a una artritis psoriásica.

¿Cómo tratamos la psoriasis ungueal?

Los tratamientos convencionales se centran en frenar los mecanismos inflamatorios y el cuidado e hidratación de la piel, para de esta forma disminuir los síntomas. Pero todavía no existe tratamiento definitivo, es decir que cure la enfermedad, ya que es una enfermedad crónica donde existe una alteración en la inmunidad que se puede frenar, incluso controlar, pero no erradicar la activación inmunológica.

Es por esto, que los tratamientos son fundamentalmente sintomáticos, y entre ellos tenemos los tópicos; con base de corticoides, retinoides, citostáticos y otros.

Tratamiento sistémico como el empleo de fármacos como el MTX, Ciclosporina, PUVA… y los sistémicos más modernos como el tratamiento biológico.

También encontramos en la actualidad unas lacas ungueales que se emplean para la restauración de la uña, que parecen una buena opción.

El agua de mar en la psoriasis

El agua de mar junto con los baños solares, son una herramienta útil en los tratamientos de las enfermedades de la piel, su riqueza en minerales favorece; desde la hidratación de los epitelios, sobre todo aquellos más dañados que tiene incrementada su permeabilidad, a los efectos reguladores de la inflamación y la función inmune.

En el caso de la psoriasis ungueal el empleo de la Terapia Marina resulta sencillo, porque podemos hacer aplicaciones directas sobre las manos y potenciarlo con la toma oral.

Tengamos en cuenta que el agua de mar es rica en probióticos, derivados de la gran riqueza en microorganismos de la biocenosis marina, gracias a la autorregulación del ecosistema marino y su desarrollo en un medio acuoso, gran parte de los productos de regulación que contienen se conservan, pudiendo ser empleados como una farmacopea marina.

Podemos encontrar sustancias con capacidad antiséptica, antibiótica, antiinflamatoria, además de los 84 elementos de la tabla periódica, fundamentales para un correcto funcionamiento celular.

¿El agua de mar en aplicación tópica para la psoriasis ungueal?

Los minerales contenidos en la Terapia Marina muestran capacidad hidratante sobre la piel, es importante puntualizar que esta hidratación secundaria a la aplicación del agua de mar, deriva de los mismos mecanismos que produce el efecto de los climas húmedos en los afectados de psoriasis. Esta hidratación incrementa la flexibilidad de los tejidos y su contenido en agua, disminuyendo la respuesta hiperqueratósica y de ingurgitación de los vasos de la dermis, por reducir la exposición a los oxidantes atmosféricos.

De tal forma, que se suma a las aportaciones de su contenido en compuestos probióticos las características hidrominerales, tonificando la piel y potenciando el efecto calmante.

El agua de mar y la microbiota en la psoriasis

En una serie de estudios, se ha mostrado como las aguas cloradas tiene efectos modificadores de la microbiota intestinal, pudiendo favorecer el desarrollo de ciertas enfermedades y modificando los patrones inmunológicos intestinales, que están íntimamente ligados a diferentes respuestas sistémicas.

Por otro lado, entendamos que nuestro microbioma requiere de los mismos elementos que la microbiota marina, ambas requieren de un sin número de elementos minerales para su correcta función, y de la misma forma que los microorganismos marinos se concentran los vórtices planctónicos la Terapia Marina extrae agua de mar de estas regiones para favorecer, no solo a nuestras células, sino también a nuestra microbiota.

ES por esto, que la Terapia Marina por vía oral, junto con una dieta equilibrada rica en fermentos, con alimentos mínimamente procesados, darán lugar a un equilibrio de la flora intestinal y con aplicaciones tópicas, potenciaremos los efectos sobre la psoriasis ungueal.

La revista Scientific Report indica como el empleo de la microbiota intestinal mejora el pronóstico y el tratamiento de la psoriasis.

En otros estudios se asocian, los sobrecrecimientos bacterianos, a enfermedades con manifestaciones cutáneas, sugiriendo que el tratamiento probiótico puede potenciar el tratamiento convencional en la psoriasis.

New Call-to-action

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario