Terapias del mar

Psoriasis en gota: tratamiento y efecto del estrés

Accede a nuestro Área Profesional

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria, crónica y de origen multifactorial, en la que se produce una alteración de la inmunidad mediada por los linfocitos T.

La psoriasis guttata o psoriasis en gota es una forma de psoriasis aguda que aparece como pequeñas “gotas de lluvia” escamosas de color rojo rosado sobre la piel.

Alrededor del 8% de las personas que viven con psoriasis desarrollan psoriasis guttata.
En este artículo hablaremos sobre qué es la psoriasis guttata, cuánto dura y cuáles son sus síntomas. Explicaremos diversas perspectivas de tratamiento para abordar la enfermedad y profundizaremos en el empleo del agua de mar como tratamiento coadyuvante para la psoriasis en gota.

 Descubre los mejores tratamientos para el cuidado de tu piel  con esta guía gratuita

¿Qué es la psoriasis en gota?

La psoriasis guttata es un tipo de psoriasis que aparece en la piel como manchas rojas, escamosas, pequeñas y en forma de lágrima. Normalmente no deja cicatriz. 

Es una enfermedad autoinmune, lo que significa que el organismo trata sus propias células como invasoras y las ataca. Es posible padecer psoriasis en gota sólo una vez o tener varios brotes. En algunos casos, este tipo de psoriasis no desaparece, por lo que habrá que encontrar un tratamiento adecuado para mantener los síntomas bajo control.

La psoriasis guttata tiende a afectar a niños y adultos jóvenes. Es la segunda forma más común de psoriasis en niños, después de la psoriasis crónica en placas. Ambos sexos y todas las razas pueden desarrollar psoriasis guttata.

¿Por qué se produce la psoriasis?

La clínica de la psoriasis se produce por un recambio exagerado de los queratinocitos que, por la incapacidad en la maduración, no son capaces de desprenderse de forma apropiada, debido a una maduración de poco más de cuatro días, respecto a los 28 que tarda un queratinocito en madurar y desprenderse.

En la actualidad, los estudios se centran en las causas y la base genética de la psoriasis. Destaca el alelo HLA-C, los genes que codifican para las IL-12 y IL-23 y la proteína reguladora del factor NF-kB, entre otros.

Lo cierto es que resulta altamente complejo, ya que no existen modelos animales que muestren el desarrollo de la enfermedad porque es puramente humana, aunque sí se han podido diseñar modelos animales que representan el proceso patológico aportando valiosa información en su comprensión.

Psoriasis en gota: causas y desencadenantes

La psoriasis guttata generalmente se desarrolla 1 a 2 semanas después de una infección estreptocócica del tracto respiratorio superior, en particular amigdalitis o faringitis estreptocócica, u otros sitios como la dermatitis estreptocócica perianal. Los estreptococos betahemolíticos pueden estimular directamente la proliferación de células T que se alojan en la piel en las amígdalas.

Otros desencadenantes comunes:

  1. Medicamentos: como los antipalúdicos y los betabloqueantes.
  2. Infecciones: como la gripe, infecciones de los senos nasales o infecciones de las vías respiratorias superiores.
  3. Infección estreptocócica.
  4. Amigdalitis.
  5. Lesión cutánea.
  6. Estrés.

Pruebas y exámenes 

Lo más importante para diagnosticar psoriasis en gota es la clínica, realizar un completo examen de la piel y la apariencia de las manchas.

Otro punto relevante de la anamnesis es comprobar el estado de las vías aéreas superiores del paciente, ya que por lo general, una persona con psoriasis guttata ha sufrido recientemente alguna infección de las vías aéreas altas o ha tenido dolor de garganta. 

ÁREA EXCLUSIVA para profesionales de la salud ️ ¡Quiero acceder!

Aunque no se suele requerir para el diagnóstico de este tipo de psoriasis, se pueden realizar los siguientes exámenes adicionales para confirmar o descartar dudas:

  1. Exudado faríngeo.
  2. Biopsia piel.
  3. Análisis de sangre (estreptococo).

Síntomas de la psoriasis en gota 

La psoriasis guttata aparece como pequeñas manchas redondas llamadas pápulas que son elevadas y, a veces, escamosas, pero no tanto como en la psoriasis en placa. 

Las pápulas son causadas por una inflamación de la piel y suelen aparecer en los brazos, las piernas y el torso. Sin embargo, también es posible desarrollar pápulas en la cara, las orejas y el cuero cabelludo. No aparece en las palmas de las manos, las plantas de los pies ni en las uñas como ocurre con otras formas de psoriasis. 

Es más probable padecer un brote durante el invierno, cuando el aire es seco. Los síntomas pueden desaparecer antes en verano.

Apariencia de las lesiones:

  1. Pequeñas
  2. Rosa, rojo a marrón (según el color de la piel).
  3. Separados unos de otros
  4. Común en el torso o las extremidades
  5. Lesiones en forma de gotas, más pequeñas que las lesiones de psoriasis en placas.
Dermatología: Tratamiento Integrativo

Psoriasis en gota por estres

De acuerdo con el estudio “Psychological Stress, Mast Cells, and Psoriasis—Is There Any Relationship?” [1], el estrés psicológico crónico altera el sistema endocrino, lo que se traduce en el funcionamiento patológico de los órganos, incluida la piel. Además, el estrés crónico tiene un impacto negativo en nuestra inmunidad y empeora el funcionamiento de los sistemas digestivo y reproductivo. El estrés crónico puede causar muchas enfermedades y afectar su curso [2].

El mecanismo exacto de la relación entre el estrés y la psoriasis sigue siendo ambiguo. Polenghi et al. mostraron que el 72% de los pacientes con psoriasis habían experimentado eventos estresantes significativos aproximadamente un mes antes de la aparición de la psoriasis. Además, esos pacientes mostraron altos niveles de ansiedad [3].

Brouwer et al. indicó que el nivel de cortisol aumenta significativamente en pacientes con psoriasis en comparación con pacientes con artritis reumatoide y controles sanos en estrés psicosocial agudo [4]. Otro estudio de Richards et al. demostraron que el estrés experimental repetido daba como resultado una alteración del eje HPA con niveles reducidos de cortisol en pacientes con psoriasis [5]. Estos estudios sugieren una respuesta alterada de los glucocorticosteroides a los factores estresantes en la psoriasis [6]. El estrés crónico influye en el desarrollo de enfermedades autoinmunes.

En las enfermedades inflamatorias de la piel causadas o exacerbadas por el estrés, como el eczema atópico y la psoriasis, la activación de los mastocitos constituye el mecanismo clave [7, 8].

Tratamiento para la psoriasis en gota

Psoriasis en gota ¿tratamiento? – A continuación vamos a exponer el tratamiento convencional (farmacológico) y el tratamiento integrativo natural coadyuvante para acabar con la psoriasis en gota.

  1. Tratamiento de una infección estreptocócica activa asociada con antibióticos. – Hay que tener en cuenta que los antibióticos rara vez ayudan con la erupción de la psoriasis guttata.
  2. Corticosteroides tópicos: pueden ayudar a reducir el enrojecimiento, picazón e inflamación.
  3. Tratamientos tópicos no esteroides que suelen incluir ingredientes como:
  • Derivado sintético de la vitamina D3: para retardar el crecimiento de las células de la piel. A veces también se combina con un corticosteroide suave para evitar los efectos secundarios de un corticosteroide más fuerte.
  • Derivado de vitamina A: los retinoides son un tipo de compuesto que contiene vitamina A. Pueden ayudar a la psoriasis limitando la producción de nuevas células de la piel, que la psoriasis hace que el cuerpo produzca en exceso. También contribuyen a reducir la inflamación.
  1. Fototerapia: UVB de banda estrecha.
  2. Emolientes: crema, jabón, aceites…
  3. Amigdalectomía: en casos con episodios recurrentes.
  4. Agua de mar Quinton: agua de mar hipertónica en spray tiene numerosos beneficios para la piel por su rica composición de minerales como el sodio, yodo, magnesio, calcio… Resulta una excelente opción terapéutica para la psoriasis porque nuestra piel es capaz de absorber todos los minerales directamente del agua de mar y esto contribuye a mejorar las lesiones.
  Conoce en profundidad la Terapia Marina descargando este vídeo Qué es el agua de mar y los resultados de investigaciones biomédicas [Guía  gratuita]
  1. Exposición a la luz del sol: períodos breves de luz solar puede ayudar a reducir los síntomas, pero debido al mayor riesgo de cáncer, esto debe analizarse en cada caso concreto.
  2. Sales de baño Epsom o del Mar Muerto: puede ayudar a reducir la inflamación y eliminar las células muertas de la piel.
  3. Aceite de coco: suaviza las escamas de las lesiones y facilita que los medicamentos tópicos sean absorbidos en mayor medida por la piel.

Psoriasis en gota ¿se cura? – Cambios en el estilo de vida

  1. Dieta nutritiva: Comer alimentos nutritivos puede ayudar a disminuir los síntomas de la psoriasis guttata. Una alimentación antiinflamatoria y basada en alimentos de origen vegetal mejorará en gran medida las lesiones y ayudará a potenciar el sistema inmunológico, la causa principal. 
  2. Ejercicio diario: Es importante mantener una rutina de ejercicio cuando se tiene psoriasis, especialmente para la salud cardiovascular. Según un estudio de 2020, existe un vínculo entre la psoriasis y un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.
  3. Meditación o yoga: Ayuda a conseguir la calma y reducir los síntomas de la psoriasis, especialmente la picazón. Estas prácticas pueden resultar especialmente útiles si el estrés es uno de los desencadenantes de la psoriasis.
  4. Ayuda profesional (terapia psicológica): La investigación ha demostrado que la psoriasis puede provocar sentimientos de vergüenza o malestar social, lo que a su vez desencadena más estrés y ansiedad que contribuyen a empeorar la enfermedad. 

Psoriasis en gota: duración

Lo particular de la psoriasis en gota es que puede curarse en los meses posteriores a su aparición, cosa que no sucede con tanta frecuencia con el resto de psoriasis. Esto hace pensar que pueda existir algún tipo de antígeno desconocido en la actualidad que haga crónica la psoriasis, como pueden ser antígenos alimentarios que activan la función inmune en la microcirculación dérmica, como ocurre en ciertos cuadros eritrodérmicos por exposición a antígenos.

La psoriasis guttata puede volverse persistente y evolucionar hacia una psoriasis crónica en placas. Aproximadamente el 40% de los casos de psoriasis guttata desarrollan psoriasis en placas crónica [9]. Se observa una tasa aún mayor de psoriasis crónica en pacientes con lesiones guttatas que persisten durante 12 meses o más.

¿La psoriasis es una enfermedad de la piel? 

Realmente la psoriasis no es una enfermedad específica de la piel, sino que se trata de una enfermedad sistémica.

Esto se demuestra al haberse informado del incremento del riesgo de patología cardiovascular, patología renal, etc. Por esto debemos entenderla como patología sistémica y tratarla de forma adecuada.

El agua de mar y la piel en la psoriasis

La talasoterapia es un procedimiento terapéutico conocido desde la antigüedad cuyos estudios recientes demuestran con rigor científico lo que el empirismo ya explicaba en su origen.

La talasoterapia tiene efectos sobre procesos dermatológicos por mecanismos de acción térmica, química, física e inmunológica.

Estudios alemanes han demostrado que el agua de mar hace decrecer los niveles de elastasa. También los efectos antiproliferativos de los minerales del Mar Muerto han sido demostrados en cultivos celulares de fibroblastos de piel.

En otro estudio, tras el tratamiento de talasoterapia, descendió la paraqueratosis y la infiltración por CD3 y CD68, posiblemente por la elevación de ciertos opioides endógenos que intervienen en la modulación de la respuesta inflamatoria e inmunológica.

Los estudios llevados a cabo en laboratorio se han podido demostrar en la práctica clínica. Un estudio demuestra que, tras cuatro semanas de tratamiento, el índice de severidad se reduce en un 81,5 %. La aclaración total de las lesiones en un 48% de los pacientes y una mejoría en el 41 %. Con una remisión media de 3,3 meses. Lo interesante es que la reducción en células T activadas se acompañó de una reducción de la expresión de HLA-DR por queratinocitos epidérmicos (AD.Choen et al., 2005).

El empleo de la Terapia Marina tiene efectos en la regulación y normalización de las funciones celulares. Además, debemos comprender que no podemos insultar a nuestro organismo de cualquier forma, pues este podrá responder inesperadamente a las modificaciones de un medio al que no está acostumbrado, máxime cuando no conocemos sus susceptibilidades.

LINK A VIDEO YOUTUBE CONSERVAR EMBEBIDO

Tipos de psoriasis

La psoriasis se puede manifestar de diferentes formas. La más común es la psoriasis en placa, pero podemos encontrarnos otras:

  1. Psoriasis en gota: aparición de pequeñas placas, lágrimas o gotas distribuidas por el tronco y raíz de los miembros.
  2. Psoriasis pustulosa: En vez de placas aparecen pústulas con distribución asimétrica, esta tiene mayor riesgo de infección.
  3. Psoriasis invertida: La psoriasis aparece en los pliegues en vez de en las zonas de extensión. Las zonas más frecuentes son los pliegues mamarios, axilares, glúteo y zona inguinal.
  4. Psoriasis ungueal: Aparece en las uñas de forma aislada o con afectación de otras áreas. Se caracteriza por la aparición en las uñas de un punteado y las denominadas manchas de aceite.
  5. Psoriasis artrítica: una de las formas más graves de psoriasis, que debe ser tratada porque termina erosionando las articulaciones y los huesos afectados, es agresiva.
  6. Psoriasis en placa o vulgar: es la psoriasis más frecuente con afectación de las zonas de flexión como son los codos y rodillas, pudiendo aparecer en otras zonas.

Psoriasis en la infancia y adolescencia 

La psoriasis en placa y la psoriasis en gota son los tipos más frecuentes que encontramos en los niños y adolescentes.

En la mayoría de casos podemos controlar la enfermedad con tratamiento tópico, pudiendo prescindir del empleo de tratamiento por vía oral que tiene más efectos adversos a largo plazo, ya que la enfermedad es de naturaleza crónica y en la mayoría de los casos el tratamiento también lo es.

Psoriasis en gota y faringitis escarlatiniforme

La faringitis escarlatiniforme es una causa común de faringoamigdalitis bacteriana. Esta infección está causada por el estreptococo del grupo A, un gram positivo frecuente en la mucosa oral, que en muchas ocasiones produce patología infecciosa de las vías aéreas.

Esta infección puede dar lugar a la aparición de una psoriasis en gota o agravar la psoriasis vulgar u otros tipos como la psoriasis pustulosa.

También podemos encontrar fiebre escarlatina y si no se trata correctamente con el tiempo puede terminar por desarrollar patologías graves como se da con la fiebre reumática y la afectación valvular cardíaca. En este caso, el correcto tratamiento de la infección es importante para evitar la mala evolución de la enfermedad.

Psoriasis en gota: En resumen

La psoriasis en gota es una enfermedad inflamatoria crónica de naturaleza multifactorial asociada a procesos infecciosos como la amigdalitis por estreptococo. En la actualidad existen múltiples tratamientos eficaces para la psoriasis y sus variantes, pero se empieza a describir con el rigor científico requerido que tratamientos naturales como la talasoterapia son eficaces y no muestran los efectos adversos que sí se dan con fármacos convencionales y por lo tanto son buenos coadyuvantes en la terapéutica.

Pack de bienvenida

ARTÍCULOS DE INTERÉS RELACIONADOS:

👉 Agua de mar y salud ocular: Aprende cómo emplear el agua de mar para los ojos 

👉 Agua de mar hipertónica: qué es y por qué tomarla

👉 ¿Sabes cómo emplear el agua de mar para tratar otros problemas de salud como las fosas nasales secas?

👉 Agua de mar: ¿cómo tomarla? Pautas y posología

👉 Agua de mar para el pelo: ¿sí o no? ¿Vía oral o tópica?

👉 Uso del Agua de mar Quinton como medicina ortomolecular

👉 Inhibidores de la bomba de protones: efectos adversos – ¿Existen alternativas?

👉 Rosacea y agua de mar: 4 tratamientos naturales para tu piel

👉 Como equilibrar las hormonas: el agua de mar puede ayudarte

👉 Plasma de Quinton: ciencia y agua de mar [el origen de la salud]

BIBLIOGRAFÍA

  1. Woźniak, E., Owczarczyk-Saczonek, A., & Placek, W. (2021). Psychological Stress, Mast Cells, and Psoriasis—Is There Any Relationship? International Journal of Molecular Sciences, 22(24), 13252. MDPI AG. Retrieved from http://dx.doi.org/10.3390/ijms222413252
  2. McEwen, B.S. Brain on Stress: How the Social Environment Gets under the Skin. Proc. Natl. Acad. Sci. USA2012, 109, 17180–17185.
  3. Polenghi, M.M.; Molinari, E.; Gala, C.; Guzzi, R.; Garutti, C.; Finzi, A.F. Experience with Psoriasis in a Psychosomatic Dermatology Clinic. Acta Derm. Venereol. Suppl. 1994, 186, 65–66.
  4. ​​de Brouwer, S.J.M.; van Middendorp, H.; Stormink, C.; Kraaimaat, F.W.; Sweep, F.C.G.J.; de Jong, E.M.G.J.; Schalkwijk, J.; Eijsbouts, A.; Donders, A.R.T.; van de Kerkhof, P.C.M.; et al. The Psychophysiological Stress Response in Psoriasis and Rheumatoid Arthritis. Br. J. Dermatol. 2014, 170, 824–831.
  5. Richards, H.L.; Ray, D.W.; Kirby, B.; Mason, D.; Plant, D.; Main, C.J.; Fortune, D.G.; Griffiths, C.E.M. Response of the Hypothalamic-Pituitary-Adrenal Axis to Psychological Stress in Patients with Psoriasis. Br. J. Dermatol. 2005, 153, 1114–1120. 
  6. Yang, H.; Zheng, J. Influence of Stress on the Development of Psoriasis. Clin. Exp. Dermatol. 2020, 45, 284–288.
  7. Căruntu, C.; Boda, D.; Musat, S.; Căruntu, A.; Mandache, E. Stress-Induced Mast Cell Activation in Glabrous and Hairy Skin. Mediat. Inflamm. 2014, 2014, 105950.
  8. Harvima, I.T.; Nilsson, G.; Naukkarinen, A. Role of Mast Cells and Sensory Nerves in Skin Inflammation. Giornale Ital. Dermatol. Venereol. 2010, 145, 195–204.
  9. Saleh D, Tanner LS. Guttate Psoriasis. [Updated 2023 Jul 31]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK482498/

Deja un comentario

No se atenderán consultas médicas *

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.