Terapias del mar

Probióticos con agua de mar: ¿Qué dice la ciencia?

Accede a nuestro Área Profesional

Probióticos con agua de mar. Nuestra salud depende de billones de microorganismos que habitan en nuestro cuerpo.

Cada vez aprendemos más sobre el papel clave que desempeñan estas colonias para mantenernos saludables y rendir al máximo. Probióticos con agua de mar, una combinación exclusiva de microorganismos para la salud de tu microbiota intestinal.
En este artículo analizamos qué son los probióticos y para qué sirven, así como cuál es su mecanismo de acción en nuestro organismo. ¿Existe un probiótico para todos? ¿Cuál es el mejor? Hablaremos de la primera combinación en el mundo de probióticos con agua de mar, cuáles son sus beneficios y en qué casos se recomienda su uso.

ÁREA EXCLUSIVA para profesionales de la salud ️ ¡Quiero acceder!

¿Qué son los probióticos y para qué sirven?

Los probióticos [1] son bacterias vivas que recubren el tracto digestivo y respaldan la capacidad del organismo para absorber nutrientes y combatir infecciones.

El Centro Nacional para la Salud Complementaria e Integrativa (NCCIH) llama a los probióticos [2] «microorganismos vivos (en la mayoría de los casos, bacterias) que son similares a los microorganismos beneficiosos que se encuentran en el intestino humano». El NCCIH señala que a menudo pensamos en las bacterias como «gérmenes» dañinos; sin embargo, las bacterias probióticas en realidad ayudan al organismo a funcionar correctamente.

En general, los probióticos pueden influir en la microbiota intestinal humana y también tienen un efecto regulador sobre la composición y estructura de la flora intestinal. Cabe destacar que la influencia de la flora intestinal sobre el sistema inmunitario es enorme. En el cuerpo humano, la flora intestinal puede mantener la integridad de la barrera mucosa, proporcionar nutrientes y resistir a patógenos [3].

💡La inmunidad afecta directamente a la vida de las personas, y el uso de probióticos para regular las bacterias intestinales se ha convertido en una forma realmente efectiva para mejorar el sistema digestivo, la inmunidad y el desarrollo de múltiples patologías.

Mecanismo de acción de los probióticos

El mecanismo de cómo los probióticos [4] mantienen un estado de salud en el individuo radica principalmente en dos áreas:

  1. Evitar que los patógenos se adhieran a la superficie intestinal, mantener la barrera epitelial y modular el sistema inmunitario [5].
  2. Ejercer un efecto regulador sobre la microecología intestinal y jugar un papel beneficioso en el cuerpo humano.
 Descubre los avances y tratamientos de la Medicina Integrativa  descargando el PDF [Guía gratuita]

Beneficios de los probióticos

Se ha demostrado que los probióticos, especialmente cuando se combinan con prebióticos, son efectivos para:

  1. Contribuir a la función inmunológica [6].
  2. Reducir la inflamación [7].
  3. Promover una digestión saludable [8].
  4. Controlar la enfermedad inflamatoria intestinal (EII).
  5. Mantener la piel sin afecciones patológicas y en buen estado [9].

Las bacterias intestinales buenas [10] también tienen un papel responsable en:

  1. Producción de vitamina B12, butirato y vitamina K2 [11].
  2. ‘Desplazamiento’ [12] de los microbios malos.
  3. Mejora de la función de barrera de la mucosa intestinal y prevención de la invasión de patógenos en el epitelio intestinal.
  4. Ayuda a regular el sistema nervioso central.
  5. Creación de enzimas que destruyen los microbios dañinos.
  6. Estimulación de la secreción de IgA [13] y células T reguladoras, que apoyan la función inmunológica.
probiotico-con-agua-de-mar-quinton

¿Cúal es el probiótico más completo? 

No existe el probiótico “más completo”, no sería el más efectivo para todos. Un suplemento probiótico debe ser seleccionado en cada caso utilizando los siguientes criterios: 

  1. Investigación: escoger probióticos que garanticen el cumplimiento de todas las normativas de calidad y regulaciones pertinentes, sobre declaraciones de salud permitidas y requisitos de etiquetado, y que se fabriquen en instalaciones que cumplan con las buenas prácticas de fabricación establecidas.
  2. Calidad e ingredientes: elige suplementos probióticos que hayan sido elaborados con ingredientes y materia prima de alta calidad, que garanticen su eficacia, pureza y potencia. Libres de aditivos, excipientes y conservantes artificiales. También es muy importante que hayan sido almacenados en espacios adecuados para que no pierdan su efectividad.
  3. Dosis efectiva: El probiótico debe contener un mínimo de 1x10e9 UFC (unidades formadoras de colonias), es decir mil millones de bacterias, para asegurarnos de que estas lleguen vivas al intestino tras pasar por el esófago y el estómago.
  4. Necesidades personales: “cuantas más cepas NO es mejor”. Se recomienda escoger un probiótico que incluya las cepas necesarias y más efectivas según la patología o síntomas a tratar.

Probióticos con agua de mar isotónica [Quinton]

Quinton Biotech Labs, laboratorio pionero en el uso terapéutico del agua de mar, ha desarrollado el primer probiótico con agua de mar.

probiotico-con-agua-de-mar-quinton

Se trata de una combinación innovadora y única que nos permite multiplicar los beneficios del producto. Su composición se divide en dos partes: cepas probióticas + agua de mar isotónica con calcio.

Cepas probióticas

  1. Lacticaseibacillus rhamnosus: Es una de las bacterias probióticas más estudiadas del mundo. Forma parte de la lista de especies microbianas de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Multitud de aplicaciones en la prevención y manejo de síntomas digestivos.
  2. Kluyveromyces marxianus: Levadura con actividad β-galactosidasa. Presenta una resistencia intrínseca a los antibióticos y varios estudios evidencian su eficacia en el manejo de síntomas relacionados con el aparato digestivo.

💡Esta combinación de cepas probióticas en su forma oral contribuye a mitigar los síntomas en pacientes con COVID-19 [14].

Agua de mar isotónica Quinton + calcio

El agua de mar y el calcio (25ml) constituyen un simbiótico con propiedades únicas.

El agua de mar isotónica es una solución polielectrolítica 100% natural, rica en elementos mayoritarios, minoritarios y elementos traza, así como otros micronutrientes orgánicos como vitaminas hidrosolubles y liposolubles.

La presencia de estos componentes está estrechamente vinculada a:

  1. Zona de extracción del agua de mar Quinton (vortex fitoplanctónico), donde es cuidadosamente seleccionada por su riqueza biológica y mineral, que permite una integración de los nutrientes en la cadena trófica de la alimentación, y, en consecuencia, incrementa la biodisponibilidad de los nutrientes inorgánicos.

Todo el potencial del agua de mar Quinton en su estado puro. ▶️ Descubre la Terapia Marina.

  1. Protocolo de fabricación Quinton [AQP] único en el mundo: proceso de obtención y tratamiento del agua de mar, descubierto hace más de un siglo por René Quinton, que mantiene intactas las propiedades del agua de mar. Extracción, doble microfiltración en frío e isotonización.
probiotico-con-agua-de-mar-quinton

Más de 100 parámetros de control garantizan ✅ la calidad de las especialidades Quinton.

Con un contenido en cloruro de alrededor de 5,8 g/L, el agua de mar isotónica favorece los procesos digestivos mediante la producción de ácido clorhídrico en el estómago. Además, su uso en dispepsias ha sido descrito en la literatura médica, debido al notable éxito obtenido.

El agua de mar isotónica se ha utilizado durante décadas en el manejo de afecciones que impactan sobre el aparato digestivo por su contenido en electrolitos y otros micronutrientes, para reponer las pérdidas hídricas y electrolíticas en pacientes que presentan vómitos y diarreas.

Además, por su contenido en calcio, contribuye al funcionamiento normal de las enzimas digestivas.

Su uso combinado con probióticos se establece como una estrategia innovadora y prometedora con el soporte de investigaciones realizadas con ambas herramientas.

Probióticos con agua de mar: usos e indicaciones

Estas son las indicaciones más comunes para el uso de probióticos con agua de mar:

probiotico-con-agua-de-mar-quinton

Diarrea asociada a antibióticos

La diarrea es un problema común a veces causado por una infección bacteriana. Aunque puede ser relativamente inofensiva, si persiste u ocurre de forma periódica, puede indicar otros problemas más graves y provocar la pérdida de líquidos, dando lugar a una deshidratación.

Los estudios muestran que Lactobacillus rhamnosus puede ayudar a prevenir o tratar varios tipos de diarrea [15], como la asociada a la toma de antibióticos [16].

Una revisión de 12 estudios en 1499 personas demostró que la suplementación con una cepa específica llamada L. rhamnosus GG redujo el riesgo de diarrea relacionada con antibióticos del 22,4 % al 12,3 % [17].

Tomar un probiótico durante y después del uso de antibióticos ayuda a restaurar las bacterias intestinales saludables, ya que los antibióticos a menudo las destruyen junto con las bacterias dañinas.

Además, L. rhamnosus puede proteger contra otros tipos de diarrea, como la diarrea del viajero, la diarrea acuosa aguda y la diarrea relacionada con la gastroenteritis aguda [18,19,20].

Disbiosis intestinal 

La disbiosis intestinal es un desequilibrio en las bacterias del tracto gastrointestinal (GI), que incluye el estómago y los intestinos.

En casos de disbiosis intestinal, el intestino es más vulnerable al desarrollo de numerosas enfermedades como:

  1. Enfermedad inflamatoria intestinal (EII)
  2. Síndrome del intestino irritable (SII)
  3. Diabetes
  4. Obesidad
  5. Cáncer
  6. Problemas cardiovasculares
  7. Trastornos del sistema nervioso central‌

Dispepsia 

La dispepsia o indigestión es un conjunto de síntomas comúnmente experimentados como eructos, hinchazón y náuseas. También llamada malestar estomacal, es un término general que se usa para describir la incomodidad física o el dolor en la parte superior del abdomen que se siente más comúnmente durante o inmediatamente después de comer. Algunas personas experimentan dispepsia a diario o incluso en cada comida, mientras que otras solo la experimentan de vez en cuando.

La dispepsia afecta a cerca de un 30% de la población.

En condiciones normales, se produce un peristaltismo saludable cuando consumimos alimentos. Cuando el peristaltismo no se lleva a cabo de manera óptima, se ralentiza el procesamiento de los alimentos en el tracto digestivo y aumenta la probabilidad de dispepsia.

La dispepsia funcional es un mal funcionamiento crónico del tracto digestivo superior sin anomalías observables que expliquen síntomas crónicos. Algunas causas posibles de dispepsia funcional incluyen alergias alimentarias, inflamación del estómago o el duodeno, secreción excesiva de ácido, efectos secundarios de medicamentos, factores psicológicos o una infección por Helicobacter pylori.

Varias investigaciones han demostrado que los probióticos ayudan a resolver los síntomas en casos de dispepsia funcional [21]. Además, alrededor del 40 por ciento de las personas con dispepsia funcional han mostrado una «acomodación alterada» o una incapacidad para que sus estómagos se relajen como deberían en respuesta al consumo de alimentos. También se cree que el vaciado anormal del estómago y las contracciones subóptimas del estómago juegan un papel en la dispepsia funcional, cuadro que podría mejorar a través del uso de probióticos formadores de esporas [22].

Probióticos y salud intestinal

L. rhamnosus es excelente para ayudar a mantener la salud digestiva. Lactobacillus Rhamnosus produce ácido láctico que ayuda a prevenir la supervivencia de bacterias potencialmente dañinas en su tracto digestivo.

Por ejemplo, L. rhamnosus puede evitar que Candida albicans, un tipo de bacteria dañina, colonice las paredes intestinales [23].

Lactobacillus Rhamnosus fomenta el crecimiento de bacterias beneficiosas, como Bacteroides, Clostridia y bifidobacterias [24]. Ayuda a aumentar la producción de ácidos grasos de cadena corta (AGCC), como el acetato, propionato y butirato [25].

Los SCFA se producen cuando las bacterias intestinales saludables fermentan la fibra dentro del tracto digestivo. Son una fuente de nutrientes para las células que recubren el colon [26]. Diversos estudios relacionan los ácidos grasos de cadena corta con numerosos beneficios, incluida la protección contra el cáncer de colon, la pérdida de peso y niveles más bajos de azúcar en sangre [27,28,29].

Pack de bienvenida


ARTÍCULOS DE INTERÉS RELACIONADOS:

👉 Agua de mar y salud ocular: Aprende cómo emplear el agua de mar para los ojos 

👉 Agua de mar hipertónica: qué es y por qué tomarla

👉 ¿Sabes cómo emplear el agua de mar para tratar otros problemas de salud como las fosas nasales secas?

👉 Agua de mar: ¿cómo tomarla? Pautas y posología

👉 Agua de mar para el pelo: ¿sí o no? ¿Vía oral o tópica?

👉 Uso del Agua de mar Quinton como medicina ortomolecular

👉 Inhibidores de la bomba de protones: efectos adversos – ¿Existen alternativas?

👉 Rosacea y agua de mar: 4 tratamientos naturales para tu piel

👉 Como equilibrar las hormonas: el agua de mar puede ayudarte

👉 Plasma de Quinton: ciencia y agua de mar [el origen de la salud]

Bibliografía

[1] Reid G, Gadir AA, Dhir R. Probiotics: Reiterating What They Are and What They Are Not. Front Microbiol. 2019 Mar 12;10:424. doi: 10.3389/fmicb.2019.00424. PMID: 30930863; PMCID: PMC6425910.

[2] Probiotics: What you need to know [Internet]. NCCIH. [citado el 29 de noviembre de 2022]. Disponible en: https://www.nccih.nih.gov/health/probiotics-what-you-need-to-know

[3] Santoni M., Miccini F., Battelli N. Gut microbiota, immunity and pain. Immunol. Lett. 2021;229:44–47. doi: 10.1016/j.imlet.2020.11.010.

[4] Wang X, Zhang P, Zhang X. Probiotics Regulate Gut Microbiota: An Effective Method to Improve Immunity. Molecules. 2021 Oct 8;26(19):6076. doi: 10.3390/molecules26196076. PMID: 34641619; PMCID: PMC8512487.

[5] Sanchez B., Delgado S., Blanco-Miguez A., Lourenco A., Gueimonde M., Margolles A. Probiotics, gut microbiota, and their influence on host health and disease. Mol. Nutr. Food Res. 2017;61:1600240. doi: 10.1002/mnfr.201600240.

[6] 2. Jijon H, Backer J, Diaz H, Yeung H, Thiel D, McKaigney C, et al. DNA from probiotic bacteria modulates murine and human epithelial and immune function. Gastroenterology [Internet]. 2004;126(5):1358–73. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1053/j.gastro.2004.02.003

[7] Dong, H., Rowland, I., & Yaqoob, P. (2012). Comparative effects of six probiotic strains on immune function in vitro. British Journal of Nutrition,108 (3), 459-470. doi:10.1017/S0007114511005824

[8] Usakova NA, Nekrasov RV, Pravdin IV, et al. [Mechanisms of the Effects of Probiotics on Symbiotic Digestion]. Izvestiia Akademii nauk. Seriia Biologicheskaia. 2015 Sep-Oct(5):468-476. PMID: 26638234.

[9] Al-Ghazzewi FH, Tester RF. Impact of prebiotics and probiotics on skin health. Benef Microbes [Internet]. 2014;5(2):99–107. Disponible en: http://dx.doi.org/10.3920/BM2013.0040

[10] Stavropoulou E, Bezirtzoglou E. Probiotics in Medicine: A Long Debate. Front Immunol. 2020 Sep 25;11:2192. doi: 10.3389/fimmu.2020.02192. PMID: 33072084; PMCID: PMC7544950.

[11] Derrien M, Veiga P. Rethinking diet to aid human-microbe symbiosis. Trends Microbiol [Internet]. 2017;25(2):100–12. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.tim.2016.09.011

[12] Amara AA, Shibl A. Role of Probiotics in health improvement, infection control and disease treatment and management. Saudi Pharm J [Internet]. 2015;23(2):107–14. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.jsps.2013.07.001

[13] Viljanen M, Kuitunen M, Haahtela T, Juntunen-Backman K, Korpela R, Savilahti E. Probiotic effects on faecal inflammatory markers and on faecal IgA in food allergic atopic eczema/dermatitis syndrome infants. Pediatr Allergy Immunol [Internet]. 2005;16(1):65–71. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1111/j.1399-3038.2005.00224.x

[14] Navarro-López V, Hernández-Belmonte A, Pérez Soto MI, Ayo-González M, Losa-Rodríguez G, Ros-Sánchez E, Martínez-Gabarrón M, Sánchez-Pellicer P, Aguera-Santos J, Núñez-Delegido E, Ruzafa-Costas B, Picó-Monllor JA, Navarro-Moratalla L. Oral intake of Kluyveromyces marxianus B0399 plus Lactobacillus rhamnosus CECT 30579 to mitigate symptoms in COVID-19 patients: A randomized open label clinical trial. Med Microecol. 2022 Dec;14:100061. doi: 10.1016/j.medmic.2022.100061. Epub 2022 Aug 24. PMID: 36035620; PMCID: PMC9398813.

[15] Evans M, Salewski RP, Christman MC, Girard SA, Tompkins TA. Effectiveness of Lactobacillus helveticus and Lactobacillus rhamnosus for the management of antibiotic-associated diarrhoea in healthy adults: a randomised, double-blind, placebo-controlled trial. Br J Nutr. 2016 Jul;116(1):94-103. doi: 10.1017/S0007114516001665. Epub 2016 May 12. PMID: 27169634.

[16] Ruszczyński M, Radzikowski A, Szajewska H. Clinical trial: effectiveness of Lactobacillus rhamnosus (strains E/N, Oxy and Pen) in the prevention of antibiotic-associated diarrhoea in children. Aliment Pharmacol Ther. 2008 Jul;28(1):154-61. doi: 10.1111/j.1365-2036.2008.03714.x. Epub 2008 Apr 13. PMID: 18410562.

[17] Szajewska H, Kołodziej M. Systematic review with meta-analysis: Lactobacillus rhamnosus GG in the prevention of antibiotic-associated diarrhoea in children and adults. Aliment Pharmacol Ther. 2015 Nov;42(10):1149-57. doi: 10.1111/apt.13404. Epub 2015 Sep 13. PMID: 26365389.

[18] Basu S, Paul DK, Ganguly S, Chatterjee M, Chandra PK. Efficacy of high-dose Lactobacillus rhamnosus GG in controlling acute watery diarrhea in Indian children: a randomized controlled trial. J Clin Gastroenterol. 2009 Mar;43(3):208-13. doi: 10.1097/MCG.0b013e31815a5780. PMID: 18813028.

[19] Bae JM. Prophylactic efficacy of probiotics on travelers’ diarrhea: an adaptive meta-analysis of randomized controlled trials. Epidemiol Health. 2018;40:e2018043. doi: 10.4178/epih.e2018043. Epub 2018 Aug 29. PMID: 30189723; PMCID: PMC6232657.

[20] Guarino A, Guandalini S, Lo Vecchio A. Probiotics for Prevention and Treatment of Diarrhea. J Clin Gastroenterol. 2015 Nov-Dec;49 Suppl 1:S37-45. doi: 10.1097/MCG.0000000000000349. PMID: 26447963.

[21] Agah S, Akbari A, Heshmati J, Sepidarkish M, Morvaridzadeh M, Adibi P, et al. Systematic review with meta-analysis: Effects of probiotic supplementation on symptoms in functional dyspepsia. J Funct Foods [Internet]. 2020;68(103902):103902. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.jff.2020.103902

[22] Wauters L, Slaets H, De Paepe K, Ceulemans M, Wetzels S, Geboers K, et al. Efficacy and safety of spore-forming probiotics in the treatment of functional dyspepsia: a pilot randomised, double-blind, placebo-controlled trial. Lancet Gastroenterol Hepatol [Internet]. 2021;6(10):784–92. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/S2468-1253(21)00226-0

[23] Verdenelli MC, Ghelfi F, Silvi S, Orpianesi C, Cecchini C, Cresci A. Probiotic properties of Lactobacillus rhamnosus and Lactobacillus paracasei isolated from human faeces. Eur J Nutr. 2009 Sep;48(6):355-63. doi: 10.1007/s00394-009-0021-2. Epub 2009 Apr 14. PMID: 19365593.

[24] Flach J, van der Waal MB, Kardinaal AFM, Schloesser J, Ruijschop RMAJ, Claassen E. Probiotic research priorities for the healthy adult population: A review on the health benefits of Lactobacillus rhamnosus GG and Bifidobacterium animalis subspecies lactis BB-12. Cogent Food Agric [Internet]. 2018;4(1):1452839. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1080/23311932.2018.1452839

[25] LeBlanc JG, Chain F, Martín R, Bermúdez-Humarán LG, Courau S, Langella P. Beneficial effects on host energy metabolism of short-chain fatty acids and vitamins produced by commensal and probiotic bacteria. Microb Cell Fact. 2017 May 8;16(1):79. doi: 10.1186/s12934-017-0691-z. PMID: 28482838; PMCID: PMC5423028.

[26] McNabney SM, Henagan TM. Short Chain Fatty Acids in the Colon and Peripheral Tissues: A Focus on Butyrate, Colon Cancer, Obesity and Insulin Resistance. Nutrients. 2017 Dec 12;9(12):1348. doi: 10.3390/nu9121348. PMID: 29231905; PMCID: PMC5748798.

[27] Scharlau D, Borowicki A, Habermann N, Hofmann T, Klenow S, Miene C, Munjal U, Stein K, Glei M. Mechanisms of primary cancer prevention by butyrate and other products formed during gut flora-mediated fermentation of dietary fibre. Mutat Res. 2009 Jul-Aug;682(1):39-53. doi: 10.1016/j.mrrev.2009.04.001. Epub 2009 Apr 19. PMID: 19383551.

[28] den Besten G, van Eunen K, Groen AK, Venema K, Reijngoud DJ, Bakker BM. The role of short-chain fatty acids in the interplay between diet, gut microbiota, and host energy metabolism. J Lipid Res. 2013 Sep;54(9):2325-40. doi: 10.1194/jlr.R036012. Epub 2013 Jul 2. PMID: 23821742; PMCID: PMC3735932.

[29] Tilg H, Moschen AR. Microbiota and diabetes: an evolving relationship. Gut. 2014 Sep;63(9):1513-21. doi: 10.1136/gutjnl-2014-306928. Epub 2014 May 15. PMID: 24833634.

Deja un comentario

No se atenderán consultas médicas *

3 comentarios

Excelente el tema

18/12/2022 21:31

Excelente el tema

Begoña Basterrechea - Fundación René Quinton

27/12/2022 16:54

Hola Luis. ¡Bienvenido a la mayor comunidad del mundo sobre medicina integrativa y agua de mar! Gracias por escribirnos. Nos alegra mucho que este artículo haya sido de interés y utilidad para ti 😊 Esperamos seguir sumando y compartiendo.

María Carmen Polo Sardina

31/03/2023 23:35

Gracias por toda la información.