Terapias del mar

Blog para profesionales de la salud con casos clínicos, terapias holísticas e innovación en medicina integrativa para tu práctica clínica diaria

Niveles de hemoglobina alta en sangre: ¿Qué puede suponer?

Niveles de hemoglobina alta en sangre: ¿Qué puede suponer?

Los niveles de hemoglobina son uno de los parámetros principales que se obtienen con el hemograma sanguíneo, los rangos normales de hemoglobina se encuentran entre 12 a 17 gr/dl y 13,5 a 18 gr/dl, en mujeres y hombres respectivamente, aunque estos parámetros pueden variar dependiendo del laboratorio.

Por lo tanto, niveles superiores a estos han de ser investigados, ya que la hemoglobina alta suele estar asociada al hematocrito, y puede indicar una patología de base tanto de naturaleza genética como adquirida.

New Call-to-action

¿En qué tenemos que pensar cuando nos encontramos la hemoglobina alta?

Ante un análisis en el que encontramos niveles altos de hemoglobina, lo primero que debemos hacer es una buena anamnesis, ya que con esta en la mayoría de los casos nos va a orientar hacia una posible o posibles causas. Aunque hemos indicado que la hemoglobina alta podía indicar enfermedad, también es cierto que puede ser una respuesta a la altura, por mecanismos moleculares que se activan por hipoxia, pero de todos modos este incremento de la hemoglobina suele estar asociado a un incremento del hematocrito y por tanto de la viscosidad de la sangre, pudiendo ser causa de patología cardiovascular.

Entre los casos en los que nos podemos encontrar niveles de hemoglobina alta tenemos:

La deshidratación, el tabaquismo, la policitemia, cardiopatías, EPOC, fibrosis pulmonar y la exposición a grandes alturas.

En definitiva, en la mayoría de los casos de naturaleza adquirida suele ser como respuesta a la hipoxia, produciéndose mecanismos compensadores que favorezcan el transporte de oxígeno por el torrente circulatorio, como son; el incremento de la masa eritrocitaria, junto con el incremento de la hemoglobina y otros mecanismos que disminuyen la afinidad del oxigeno por los grupos hemo, de forma que sea más fácil cederla a los tejidos.

La hemoglobina alta como desequilibrio

Hemos visto que diversos fenómenos, conducen a una respuesta con el incremento de los niveles de hemoglobina sanguínea. De forma que estos incrementos normalicen el aporte de oxígeno a los tejidos, pero con el coste de incrementar la viscosidad de la sangre estando esta, más expuesta a fenómenos de hipercoagulabilidad, dando lugar a micro infartos cerebrales, renales, cardíacos hepáticos, entre otros procesos.

También encontramos, que son en la mayoría de los casos, las alteraciones en el intercambio gaseoso las responsables de esta respuesta a la hipoxia.

Por lo que debemos percibir que el equilibrio de conjunto es fundamental para la normalización de la masa eritrocitaria y de los niveles de hemoglobina altos.

La Terapia Marina como equilibrador del medio

Hemos visto como en el estudio de M. Di Bernardo, el empleo del agua de mar en animales de experimentación a los que se les inducía un cuadro de anemia tanto por la dieta carencial como por el uso de fármacos, normalizaba los parámetros sanguíneos.

Por otro lado, los experimentos llevados a cabo por René Quinton y su efecto en animales exangües, también demostraba la capacidad del agua de mar de; no solo estimular la eritropoyesis, sino de mantener con vitalidad al animal hasta volver a su estado de equilibrio hemodinámico.

También encontramos en los estudios del Dr. Sempere, el incremento de la supervivencia de los eritrocitos en el medio isotónico de la Terapia Marina.

La intuición nos dice, con las reservas que requiere, que el empleo de la Terapia Marina, más que de una mera suplementación, es la dotación a los tejidos de un medio equilibrador, un normalizador de la cinética orgánica. Por esto se obtiene con su empleo una diversidad de efectos beneficiosos, por actuar sobre el terreno biológico celular.

New Call-to-action

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario