Un mar de terapias

Blog para profesionales de la salud con casos clínicos, terapias holísticas e innovación en medicina integrativa para tu práctica clínica diaria

La caquexia tumoral como mecanismo energético

caquexia tumoral

Es curioso ver como los procesos tumorales conducen en un 50% de los casos o quizás más, a un estado de depleción energética y de compuestos nitrogenados, siendo la causa de cerca de un 30% de los fallecimientos. Con el posible fin de abastecer de energía a la célula tumoral, dando como resultado un estado de desnutrición severa denominado, caquexia tumoral.

Constituye un síndrome paraneoplásico, que como hemos dicho desemboca en una desnutrición muy grave, afectando al pronóstico del paciente oncológico, ya que en estos estados no solo no responden los tratamientos como es debido, sino que llegan a ser más perjudiciales que beneficiosos.

Parece ser que las células tumorales aun pudiendo emplear el ciclo de Krebs en su metabolismo energético, prefieren la ruta anaeróbica, con el posible empleo de formas embrionarias de la enzima piruvato quinasa, que actúa en esta ruta energética (Vail, D.M., et al 1990) por lo que, las necesidades de movilización de energía son mayores por su baja eficiencia.

Debemos tener en cuenta que en las células tumorales existen cambios en el metabolismo energético, consecuencia de la reprogramación de la célula dañada, transformándose en una tumoral que no responde a las señales de su entorno, parece existir una reprogramación de la célula, suceso posible, y demostrado por Shinya Yamanaka que le valió el Nobel, abriendo la puerta a la medicina regenerativa.

New Call-to-action

Instrucciones moleculares inducen la caquexia tumoral

La liberación por parte de los monocitos de interferón y FNT, se ha demostrado que promueven la movilización de lípidos y favorece la proteólisis. También otros factores solubles, de carácter hormonal liberados por el tumor que contribuyen a la resistencia de la insulina, interrumpiendo las señales insulina-receptor, la IL-6 es otro y muy importante mediador de la inflamación que promueve la caquexia tumoral.

Si sumamos al proceso de caquexia tumoral, el de la anorexia asociada ala enfermedad, más el inducido por el tratamiento y el estado psicoemocional del paciente, la situación puede ser de mayor gravedad y en muchos casos letal.

René Quinton y su lucha contra la caquexia

René Quinton experimento el asombroso beneficio del empleo de la Terapia Marina, en la recuperación del estado nutricional de pacientes que padecían de procesos crónicos inflamatorios inductores de caquexia, ya que no es solo el cáncer el que va a producir el autoconsumo, sino todo proceso inflamatorio agudo y crónico de elevada intensidad. En los Dispensarios Marinos se obtuvieron resultados asombrosos por las mejoras obtenidas en niños desahuciados en la que la ganancia ponderal era impresionante.

En la actualidad diversos estudios llevados a cabo con agua de mar han mostrado diversos mecanismos moleculares, que pueden estar implicados en la ganancia de peso en los niños caquécticos tratados en los Dispensarios Marinos de René Quinton.

Podemos mencionar un estudio (Hwang HS,. Et al 2009) en el que se demostró en animales de experimentación que el agua de mar reducía los niveles plasmáticos de resistina, molécula relacionada con varias citoquinas como la IL1, IL6, IL12, TNF-a y NF-kB.

Molécula, la resistina, expresada en algunos tipos de cáncer, como en el cáncer de mama, en el cáncer de próstata en el que se sabe induce la proliferación celular a través de vías de señalización PI3K/AKt.

Se ha descubierto que la resistina afecta a la transcripción con incremento de la expresión de las citocinas antes nombradas de naturaleza proinflamatoria, por lo que la resistina puede tener una relación entre la inflamación y la resistencia a la insulina, pudiendo resultar lógico ya que de esta forma los principios inmediatos se encontrarán en el plasma para su manejo por el tejido prioritario que en el caso del cáncer puede ser el tumoral.

El síndrome anorexia-caquexia tumoral

En el síndrome anorexia-caquexia se han estudiado además de la adición de las dietas hipercalóricas que han tenido un éxito relativo, una variedad de fármacos que fueran positivos en la ganancia de peso como el empleo de progestágenos, corticoesteroides y otros tantos con menor evidencia cómo; los cannabinoides, ciprohepatidina y otros. Además, se han estudiado por su efecto antiinflamatorio, en particular por su acción anticitoquinas; la melatonina, los ácidos grasos omega-3, pentoxifilina entre otros, pero salvo en los segundos el resto requieren de más datos para su utilización diaria.

Hoy día sigue siendo un reto el aporte nutricional adecuado en pacientes oncológicos, sobre todo en los casos de refractariedad en los que, aunque se dé una alimentación apropiada, no se consigue una ganancia de peso.

En la caquexia tumoral la desnutrición es de tipo mixta; por el aumento del catabolismo asociado a SIRS y a la disminución del aporte de energía y de nutrientes por la inanición crónica, condicionados a; la depresión, alteraciones de la absorción por fenómenos mecánicos derivados del tumor o de los citostáticos. Además, lo curioso es que la concentración proteica del compartimento muscular disminuye mucho, con relación al contenido proteico visceral.

La Terapia Marina en los estados de caquexia general

Mencionando al Dr. Jarricot; “todo sucede como si con las inyecciones de agua de mar fuera restablecida la capacidad de los tejidos para retener agua.”

Expresión derivada de los resultados obtenidos en la práctica clínica, asegurando el aporte hidro-mineral, en patologías tales como; diarreas agudas, quemaduras, en estados de shock hipovolémico, y también en estados de enfermedad crónicos en la que las carencias eran importantes, pero aun así con la Terapia Marina se obtenía incremento ponderal.

Este extracto de la cronología quintoniana, es un claro ejemplo del empleo de la terapia Marina en la caquexia-desnutrición:

Quinton, junto con el Dr. Mace y el Dr Potocki (tocólogos de hospitales de París) contrastan con 40 niños terapia con suero fisiológico vs. agua de mar. En el Service des debiles et des enfants malades de la Maternidad se observó que estos niños débiles que en promedio aumentaban de peso 1.64 g/día, pasaban a aumentar 5.3 g con suero fisiológico (incremento de 3.66 g/día), pero aumentaban 9.7 g/día con agua de mar (incremento de 8.06 g/día), lo que implica más del doble de incremento. En el inicio Quinton y sus colaboradores emplean dosis muy fuertes 500-700 cc en una sola inyección.

Gabriel Lacheze (internista del hospital de Saint-Joseph) estudia como trabajo de su tesis estos y otros contrastes del suero fisiológico vs. el agua de mar, concluyendo que la terapia con agua de mar “está realmente viva” (“el suero es al agua de mar, como una mezcla de agua destilada y bicarbonato es al Agua de Vichy”, sentencia).

Si tenemos en cuenta que los efectos de la caquexia derivan de mecanismos inespecíficos de la inflamación aguda o crónica, por la producción de sustancias proinflamatorias y visto el efecto que tiene el empleo de la Terapia Marina en múltiples procesos de naturaleza inflamatoria, tanto aguda como crónica. Nos invita a pensar que los pacientes que padecen de caquexia tumoral también podrían verse beneficiados con su empleo.

New Call-to-action

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario