Un mar de terapias

Blog para profesionales de la salud con casos clínicos, terapias holísticas e innovación en medicina integrativa para tu práctica clínica diaria

La articulación subdeltoidea una falsa articulación

articulacion subdeltoidea

La articulación subdeltoidea una falsa articulación denominada sinsarcosis, cuyas funciones el deslizamiento del deltoides sobre el supraespinoso, entre ambos se sitúa una bursa o bolsa con contenido líquido para favorecer el desplazamiento entre ambos. Desde un punto de vista fisiológico la articulación subdeltoidea se puede denominar como tal, asiste a la articulación escápulo-humeral en los desplazamientos del conjunto del hombro y debido a que el deltoides como el supraespinoso tienen orígenes distintos y existen incongruencias articulares, que sin la bursa que se interpone entre estas los mecanismos de fricción conducirían a una lesión temprana.

New Call-to-action

La articulación subdeltoidea forma parte del complejo articular del hombro

La articulación del hombro es una de las articulaciones más complejas y con mayor movilidad, está compuesta por cinco componentes articulares que se pueden dividir en dos grupos. Por ello está expuesta a grandes rangos articulares, en las que se la solicita en exceso y puede terminar por lesionarse, y hacerlo de múltiples formas. Siendo importante una minuciosa exploración y anamnesis para determinar la causa de la lesión.

En todos los movimientos de la articulación gleno-humeral se ve implicada la articulación subdeltoidea, es importante recalcar que la bursa subdeltoidea que encontramos en esta articulación debe encontrase en perfecto funcionamiento, ya que si el contenido de la misma cambia sus propiedades fisicoquímicas también lo harán las características mecánicas, por lo que es importante mantener todas las bursas, de todas las articulaciones en condiciones ideales.

Lo fluidos como fuente de regeneración articular

Si nos paramos a pensar, nos damos cuenta que; en la mayoría de los lugares en los que existe movimiento es necesario que un fluido favorezca la movilidad disminuyendo la fricción, incluso el tapiz que envuelve los órganos y paquetes musculares contiene líquido que favorece el deslizamiento, lubrifica y nutre todo lo que baña. Este fluido que encontramos en las articulaciones, entre músculos, órganos y vísceras es la expresión del contenido plasmático que alcanza a las células que lo producen, sean estas sinoviocitos, condrocitos, células mesoteliales, etc.

La matriz extracelular proporciona un sustrato para que las células se adhieran, migren y proliferen, y pueden influir en la activación, diferenciación y función de las células que contiene según las características del medio. Por lo que, tenemos que tener en cuenta el papel capital de la matriz extracelular.

En el tejido conectivo y sus diversas especializaciones, existe una gran cantidad de matriz y podemos decir que las articulaciones, del tipo que sean, son principalmente matriz extracelular. Dicho esto, mentar que las células productoras de esta matriz son altamente especializadas y por lo tanto si se las lesiona lo más normal es que los mecanismos de inflamación-reparación, tenderán al depósito de una matriz distinta a la estructura original, ya que la comunicación molecular la indicarán citocinas proinflamatorias relativamente inespecíficas cuya prioridad es la reparación y no la restitución íntegra de los elementos lesionados. También decir que al haber una gran cantidad de matriz extracelular e número de células multipotenciales es bastante reducido.

¿Qué papel tiene el líquido intersticial en este juego?

La matriz extracelular está embebida del agua intersticial, esta agua es un ultrafiltrado sanguíneo que aporta las moléculas de agua libre y los solutos necesarios para la nutrición de todas las células del organismo y eliminación de sus desechos.

Por lo que el plasma sanguíneo y el líquido intersticial son los vehículos que cubren las necesidades de toda la economía orgánica. Lo absorbido intestinalmente, lo inhalado pulmonarmente y el ultrafiltrado de los vasos, deben producir una solución ideal que normalice las necesidades orgánicas.

¿Lo ingerido marca la diferencia?

En lo que respecta a los minerales, una de las mejores fuentes de estos, deriva de los que se obtienen del agua de mar, la Terapia Marina aporta el pool hidromineral necesario para una correcta función celular, junto con una buena alimentación rica en nutrientes y variada, rica en vitaminas A, E, D, K, complejos B etc. Enriquecerán el líquido intersticial que alcanzará las articulaciones, pudiendo actuar en la expresión de moléculas proinflamatorias, reduciendo sus niveles para minimizar los procesos de degeneración, por la inflamación crónica que se presenta con la edad.

¡Conscientes de por qué comemos!

Debemos con el tiempo aprender alimentarnos para nutrirnos y no para satisfacernos, pero es cierto que comemos por resulta satisfactorio y tiene una relación directa con los macronutrientes, más ahora en la era de la industrialización debemos concienciarnos de las nuevas conductas alimentarias ya que distan mucho de las originales, produciendo carencias de los micronutrientes que en el futuro producirán déficits, manifestándose de forma tardías con patologías de carácter crónico.

New Call-to-action

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario