Terapias del mar

¿Cómo mantener la homocisteína baja? Dieta y suplementación recomendada

Accede a nuestro Área Profesional

La homocisteína es un aminoácido elaborado a partir de la metionina, que daña el revestimiento arterial interno (endotelio). Los niveles elevados de homocisteína se han asociado con riesgo de enfermedades cardiovasculares, insuficiencia cardíaca, arteriosclerosis, trombosis venosa, migrañas o demencia, entre otras.

En este artículo explicamos cómo bajar la homocisteina baja utilizando herramientas terapéuticas naturales como la alimentación. ¿Cuáles son los suplementos recomendados en casos de niveles elevados de homocisteina? ¿El empleo de agua de mar ayuda a conseguir una homocisteina baja?

ÁREA EXCLUSIVA para profesionales de la salud ️ ¡Quiero acceder!

¿Qué es la homocisteína baja?

Se considera homocisteina baja cuando los valores son inferiores a 5 µmol/L. Esto puede ocurrir principalmente debido a una suplementación excesiva con vitamina B o ácido fólico (especialmente durante el embarazo), ya que estas sustancias reducen los niveles de homocisteína en la sangre.

Normalmente, los valores que están ligeramente por debajo del valor de referencia no son preocupantes. Lo peligroso puede ser tener valores de homocisteína alta, ya que este aminoácido se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, como accidente cerebrovascular, enfermedad de las arterias coronarias, trombosis o ataque cardíaco. Los niveles altos de homocisteína pueden provocar incluso cambios estructurales en los vasos sanguíneos.

¿Qué nivel de homocisteína es preocupante?

Valores de homocisteina por encima de 15 µmol/L. En estos casos hablamos de homocisteina alta, ¿como bajarla?

Suplementos para conseguir una homocisteina baja

  • Ácido fólico [1]: este estudio afirma que la suplementación con ácido fólico para reducir la homocisteína “probablemente” reducirá el riesgo de enfermedad vascular. Se recomienda tomar en su forma activa como 5-metil-TH, para que pueda ser absorbido y usado inmediatamente.

Las mutaciones del gen MTHFR (metilentetrahidrofolato reductasa) son un factor de riesgo importante en la homocisteína elevada. Una mutación en el gen MTHFR puede afectar gravemente la capacidad de la enzima MTHFR para funcionar normalmente, lo que tiene graves implicaciones para el ciclo de la homocisteína.

Un estudio 📚 publicado en The American Journal of Clinical Nutrition comparó la eficacia de 100 mcg de ácido fólico con L-MTHF para reducir los niveles de homocisteína. Después de 24 semanas, se descubrió que el L-MTHF era más eficaz que el ácido fólico para reducir la homocisteína.

  • Vitamina B12: está íntimamente involucrada en la producción de glóbulos rojos y el mantenimiento del sistema nervioso. Funciona junto con el folato y la vitamina B6 en la vía metionina-homocisteína para mantener concentraciones normales de homocisteína.
  • Vitamina B6: Un nivel bajo de B6 puede provocar la acumulación de homocisteína y, al mismo tiempo, reducir la disponibilidad de SAMe (S-adenosilmetionina) para los procesos de metilación.

La forma activa de la vitamina B6, piridoxal-5-fosfato (P5P), constituye alrededor del 70-80% de la vitamina B6 en plasma. Sirve como cofactor de más de 150 enzimas del cuerpo, incluido el metabolismo de la homocisteína y el triptófano.

La vitamina B6 se considera segura en dosis de hasta 100 mg por día.

  • Betaína: La suplementación con betaína puede favorecer indirectamente la metilación de todo el cuerpo, así como apoyar directamente la reducción de la homocisteína. Dona un grupo metilo para descomponer la homocisteína en L-metionina, así como aumentar los niveles de S-adenosil metionina (SAMe) o moléculas activas de folato. Esto permite que SAMe y folato continúen y donen grupos metilo a otras partes del cuerpo.

Un 📚 estudio realizado en Nueva Zelanda demostró que las puntuaciones de homocisteína de pacientes con insuficiencia renal crónica y niveles muy altos de homocisteína se redujeron en un 18% adicional cuando se les administraron 4 g de TMG (betaína) junto con 50 mg de vitamina B6 y 5000 mcg de folato. Estos resultados se compararon con los de pacientes que tomaron solo B6 y folato.

Vitaminas del grupo B, ácido fólico y betaína [2] pueden reducir la gravedad de las afecciones relacionadas con la hiperhomocisteinemia (homocisteína alta), incluida la enfermedad de Alzheimer y las enfermedades cardiovasculares.  Ya sea debido a influencias genéticas o factores dietéticos, la homocisteína se puede reducir aumentando la ingesta de folato, vitamina B6 y B12. Otros nutrientes como la taurina, betaína, NAC y ácidos grasos omega-3 también pueden ayudar a conseguir una homocisteína baja y favorecer el bienestar general.

Estos suplementos colaboran en el mantenimiento del funcionamiento correcto del metabolismo de la homocisteína y de los procesos metabólicos que requieren donación de grupos metilo.

QUI - Valores de un hemograma - CTA -

Cuanto tarda en bajar la homocisteína 

La homocisteína puede tardar en bajar entre 3-6 semanas. Esto dependerá de la cantidad que necesite cada persona según su nivel actual de homocisteína. 

📚 Estudio Nº1 [3]: encontró que los niveles de homocisteína se redujeron en un 17 % con dosis altas de ácido fólico solo, un 19 % con vitamina B12 sola, un 57 % con ácido fólico más B12 y un 60 % con ácido fólico, B12 y B6, en 3 semanas.

📚 Estudio Nº2 [4]: demostró que la suplementación con betaína reduce los niveles plasmáticos de homocisteína casi inmediatamente, con resultados máximos obtenidos en un plazo de 4 a 6 semanas. Se ha demostrado que dosis de betaína entre 3 y 6 g disminuyeron las concentraciones plasmáticas de homocisteína en las 2 horas siguientes en adultos sanos.

¿Qué vitaminas son necesarias para una homocisteína baja?

Vitaminas del grupo B

Las vitaminas del grupo B, como el ácido fólico (folato o vitamina B9), vitamina B12 y vitamina B6 son necesarias para mantener la homocisteína baja [5,6,7,8,9] y proteger el organismo de su efecto oxidante, ya que actúan como cofactores enzimáticos. Estas vitaminas se encargan de descomponer la homocisteína rápidamente y la transforman en otras sustancias necesarias para el funcionamiento de nuestro cuerpo.  

Vitamina C

Según un 📚 estudio observacional [10], la vitamina C puede reducir los niveles de homocisteína y ayudar a prevenir el daño vascular.

Este estudio descubrió que las personas con niveles más altos de vitamina C tienden a tener una homocisteina baja con respecto al resto.

El impacto de la vitamina C sobre la homocisteína fue más notorio en aquellos con niveles más bajos de vitamina C. Esto sugiere que la vitamina C podría beneficiar a las personas con niveles altos de homocisteína.

Alimentación y homocisteína [dieta recomendada]

  • Alimentos ricos en folato: el folato es la vitamina más esencial para el metabolismo de la homocisteína. Alimentos ricos en folato: verduras de hoja verde, legumbres, nueces, semillas y frutas cítricas.
  • Alimentos ricos en vitamina B12: es esencial para el metabolismo de la homocisteína. Alimentos ricos en vitamina B12: carne ecológica o de pasto, pescado salvaje, cereales fortificados sin gluten, levadura nutricional, aceite de hígado de bacalao, huevos ecológicos, lácteos, algas, etc.
  • Alimentos ricos en vitamina B6: también importante para el metabolismo de la homocisteína. Alimentos ricos en vitamina B6: plátano, patata, garbanzos, semillas de girasol, alubias secas, cereales de grano integral, etc.

La dieta debe ser equilibrada y orientada a cubrir las necesidades de micronutrientes, tanto vitaminas como minerales, como los contenidos en el agua de mar.  

👉 Ampollas de agua de mar: ¿Quieres saber cuáles son sus propiedades y cómo tomarlas?

Nueva llamada a la acción

Alimentos que debes evitar si quieres conseguir una homocisteina baja

El consumo de ciertos alimentos puede elevar los niveles de homocisteína debido al exceso de proteínas o metionina o al interferir con la absorción o el metabolismo del folato, la vitamina B12 o la vitamina B6. Estos alimentos incluyen:

  • Carne roja: En especial aquella que es procesada o rica en grasas. 
  • Productos lácteos: Como el queso, si se consumen en exceso.
  • Alimentos procesados: Aquellos con azúcares añadidos y grasas no saludables.
  • Alcohol: El consumo excesivo de alcohol puede aumentar la homocisteína.
  • Deficiencia de vitamina B12: Una alimentación baja en vitamina B12 puede contribuir a niveles altos de homocisteína.

Fármacos y homocisteína

Fármacos como el metotrexato, las teofilinas y el óxido nitroso pueden producir hiperhomocisteinemia, por lo que será recomendable la suplementación vitamínica, además, del control de los niveles de homocisteína.

Homocisteina baja: un escudo de protección contra enfermedades cardiovasculares 

Los niveles de homocisteína se pueden mantener bajos con un buen aporte de vitamina B6, B12 y folato. Además, es importante realizar ejercicio físico con regularidad, lo que aumentará el flujo sanguíneo, incrementará el suministro de oxígeno a las células y reducirá el estrés y la inflamación en el cuerpo.

Recuerda que es importante evitar el consumo de alcohol, tabaco y cafeína, así como controlar y evitar el estrés.

PREGUNTAS FRECUENTES: HOMOCISTEÍNA

¿Qué es la homocisteína y para qué sirve?

La homocisteína es un aminoácido que se asocia a menudo con un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares (accidente cerebrovascular, enfermedad de arterias coronarias, ataque cardíaco, trombosis…). La homocisteína sirve para evaluar la necesidad de tratamiento para prevenir problemas cardiovasculares.

¿Qué mide la homocisteína en sangre?

La homocisteína en sangre mide la cantidad de este aminoácido para diagnosticar la deficiencia de vitamina B6, B9 o B12 o un posible riesgo mayor de enfermedad cardiovascular.

Pack de bienvenida

BIBLIOGRAFÍA

1- Kaye, A. D., Jeha, G. M., Pham, A. D., Fuller, M. C., Lerner, Z. I., Sibley, G. T., Cornett, E. M., Urits, I., Viswanath, O., & Kevil, C. G. (2020). Folic Acid Supplementation in Patients with Elevated Homocysteine Levels. Advances in therapy, 37(10), 4149–4164. https://doi.org/10.1007/s12325-020-01474-z

2- Tinelli, C., Di Pino, A., Ficulle, E., Marcelli, S., & Feligioni, M. (2019). Hyperhomocysteinemia as a Risk Factor and Potential Nutraceutical Target for Certain Pathologies. Frontiers in nutrition, 6, 49. https://doi.org/10.3389/fnut.2019.00049

3 – Koyama, K., Usami, T., Takeuchi, O., Morozumi, K., & Kimura, G. (2002). Efficacy of methylcobalamin on lowering total homocysteine plasma concentrations in haemodialysis patients receiving high-dose folic acid supplementation. Nephrology, dialysis, transplantation : official publication of the European Dialysis and Transplant Association – European Renal Association, 17(5), 916–922. https://doi.org/10.1093/ndt/17.5.916

4 – McRae M. P. (2013). Betaine supplementation decreases plasma homocysteine in healthy adult participants: a meta-analysis. Journal of chiropractic medicine, 12(1), 20–25. https://doi.org/10.1016/j.jcm.2012.11.001

5- Olaso-Gonzalez, G., Inzitari, M., Bellelli, G., Morandi, A., Barcons, N., & Viña, J. (2022). Impact of supplementation with vitamins B6 , B12 , and/or folic acid on the reduction of homocysteine levels in patients with mild cognitive impairment: A systematic review. IUBMB life, 74(1), 74–84. https://doi.org/10.1002/iub.2507

6- Yuan, S., Mason, A. M., Carter, P., Burgess, S., & Larsson, S. C. (2021). Homocysteine, B vitamins, and cardiovascular disease: a Mendelian randomization study. BMC medicine, 19(1), 97. https://doi.org/10.1186/s12916-021-01977-8

7- Vogel, T., Dali-Youcef, N., Kaltenbach, G., & Andrès, E. (2009). Homocysteine, vitamin B12, folate and cognitive functions: a systematic and critical review of the literature. International journal of clinical practice, 63(7), 1061–1067. https://doi.org/10.1111/j.1742-1241.2009.02026.x

8- Manolescu, B. N., Oprea, E., Farcasanu, I. C., Berteanu, M., & Cercasov, C. (2010). Homocysteine and vitamin therapy in stroke prevention and treatment: a review. Acta biochimica Polonica, 57(4), 467–477. 

9- Schwammenthal, Y., & Tanne, D. (2004). Homocysteine, B-vitamin supplementation, and stroke prevention: from observational to interventional trials. The Lancet. Neurology, 3(8), 493–495. https://doi.org/10.1016/S1474-4422(04)00826-9

10- Krajcovicova-Kudlackova, M., Ginter, E., Blazicek, P., & Klvanova, J. (2002). Homocysteine and vitamin C. Bratislavske lekarske listy, 103(4-5), 171–173. 

Deja un comentario

No se atenderán consultas médicas *

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.