Un mar de terapias

Blog para profesionales de la salud con casos clínicos, terapias holísticas e innovación en medicina integrativa para tu práctica clínica diaria

Hipotiroidismo autoinmune: diagnóstico y posible tratamiento

hipotiroidismo autoinmune

El tiroides es una glándula fundamental en el metabolismo celular, interviene de forma indirecta en un sinfín de procesos que son fundamentales para la homeostasis orgánica. Además de este efecto sistémico, tiene otra función de regulación más concreta, sobre el calcio y el fósforo por medio de la calcitonina.  Para determinar la hipofunción del tiroides se tiene en cuenta los valores de la TSH, que procede de la hipófisis y de los valores de T3 y T4 producidos por la propia tiroides.

Como el espectro analítico y clínico del hipotiroidismo autoinmune es amplio, en ocasiones su detección es casual, tras la realización de un análisis de rutina en la que encontramos niveles de TSH por encima de los límites superiores. Haciéndonos sospechar de una alteración del tiroides que nos conducirá a más pruebas, para alcanzar un diagnóstico de certeza y hacer diagnóstico diferencial con otras causas de hipotiroidismo.

New Call-to-action

Diagnóstico del hipotiroidismo autoinmune

Tras la alteración del tiroides que se fundamenta en la clínica y la elevación de la TSH, se procederá al diagnóstico diferencial de las patologías que producen hipotiroidismo.

También encontraremos la T3 y la T4 normales o bajas dependiendo del tipo, grado de afectación y evolución de la enfermedad.

En particular en el hipotiroidismo autoinmune o Tiroiditis de Hashimoto también encontraremos niveles elevados de los anticuerpos antitiroideos; elevándose estos en la mayoría de los casos antes de la alteración de la TSH y de la T3 y T4.

Qué más nos podemos encontrar con un hipotiroidismo autoinmune

Debido a que es una enfermedad autoinmune, en muchas ocasiones viene asociada a otros cuadros de autoinmunidad, coexistiendo en muchas circunstancias con una o varias enfermedades autoinmunes.

Los afectados de hipotiroidismo autoinmune o tiroiditis de Hashimoto pueden padecer de forma asociada diabetes mellitus tipo I, celiaquía, vitíligo, AR, entre otras. Por lo que se debe contemplar y evaluar de forma exhaustiva al paciente, para descartar otras enfermedades autoinmunes asociadas.

Hipotiroidismo autoinmune o tiroiditis de Hashimoto: epidemiología

Es una enfermedad más prevalente en mujeres que en hombre, además en muchas ocasiones debuta tras el embarazo o la lactancia, también decir que la edad de aparición en la mujer es entre la cuarta y quinta década de la vida, siendo entre 10 a 15 años más tarde en los hombres. Siendo en la mayoría de las ocasiones, un proceso crónico que evoluciona hasta un hipotiroidismo manifiesto a lo largo de los años, alcanzando una prevalencia del 1,5 al 2% de la población general.

Parece que existe una predisposición genética al padecimiento de la enfermedad, en el que un detonante como el estrés, una infección o las hormonas sexuales activan al sistema inmune que termina por lesionar la glándula tiroides.

Un posible planteamiento para el hipotiroidismo autoinmune

Se ha determinado que ciertas situaciones como el estrés o una infección son capaces de detonar un hipotiroidismo autoinmune. Pero, además se asocia esta patología a otras enfermedades autoinmunes, sumarle que en un 20-30% de las personas que padecen de tiroiditis de Hashimoto padecen celiaquía, y cuando se abstienen de tomar gluten más del 60% mejoran de sus síntomas, es por esto, que debemos hacer un esfuerzo por descubrir lo que puede estar sucediendo para que el organismo actúe contra sí mismo por medio de alteración en el reconocimiento.

Retomando las teorías de René Quinton, en las que asevera que la célula lucha por mantener sus constantes primigenias y cuando estas constantes se ven afectadas modifican la conducta de la célula afectando a su equilibrio, podemos comprender cómo los cambios drásticos en el medio externo afectan a la intimidad celular por el medio interno.

La contaminación electromagnética, los disruptores endocrinos, los miles de nuevas sustancias que se vierten en la atmósfera, el procesado y manipulación de los alimentos, el empleo excesivo de tratamientos antibióticos en animales y un largo etc. están claramente afectando al medio externo y eso tiene efecto sobre nuestro medio interno, con la resultante exposición de miles nuevas sustancias a nuestros sistemas de reconocimiento inmune que se pueden ver desbordados.

El Doctor Jean Seignalet, inmunólogo francés, entendió al igual que René Quinton que la naturaleza de la vida se rige por una serie de constantes que no deben ser soslayadas ya que, si se sobrepasan ciertos límites, incrementado el número de nuevas variable, las células modificarán su órbita enzimática, activando una cascada de reacciones que pretendan un nuevo equilibrio, pero lo más probable es que se desencadenen respuestas puntuales que precipiten futuras enfermedades.

Las leyes de la constancia de René Quinton muestran de forma implacable ese orden tácito, una armonía universal que resuena en el cosmos, volver a la consciencia celular y mantener su medio, es igual que un individuo en su área de confort.

Entendiendo que la masiva sobrecarga del medio externo está forzando y sobresaturando un medio interno que fuerza a las células con los excesos del entorno, condicionando a las diferentes estirpes celulares a responder, en algunas ocasiones, de forma inapropiada.

New Call-to-action

Entradas Relacionadas

1 Comentario

matilde

13 febrero, 2019 1:26 am

me ha servido de ayuda muchas gracias

Deja un comentario