Terapias del mar

Herpes circinado: peligros, diagnóstico y tratamiento

Accede a nuestro Área Profesional

Aunque no lo parezca, el herpes circinado no es un proceso secundario a la infección por un herpes virus, sino por hongos dermatofitos.

La tinea corporis, denominada tiña corporal es la causante del herpes circinado. La tiña coloniza los epitelios queratinizados, teniendo un reservorio natural en el hombre, los animales y el suelo, siendo estos las fuentes de contagio.

New Call-to-action

Peligros: ¿Puede la tiña afectar a otras zonas del cuerpo?

En efecto, puede afectar a otras áreas del cuerpo como el cuero cabelludo, las ingles, los dedos (el denominado pie de atleta). Pero en el caso de afectación de piel lampiña, se puede emplear el término de herpes circinado.

¿Cómo se manifiesta el herpes circinado o tiña corporal de piel lampiña?

Se manifiesta con una lesión anular, con un borde activo de crecimiento excéntrico, inflamatorio, eritematoso, apareciendo una o varias lesiones de distribución asimétricas, pueden mostrar lesiones policíclicas cuando son coalescentes, en la mayoría de las ocasiones acompañadas de prurito.

El herpes circinado es la forma más frecuente en la afectación de la piel lampiña por tiña, pero nos podemos encontrar con una forma inflamatoria denominada granuloma de Majochi y la denominada tiña incógnito (debido al empleo de fármacos antiinflamatorios como cremas con corticoides, por error diagnóstico, que no resuelven el proceso, pero reducen el cuadro inflamatorio).

¿Es fácil el diagnóstico?

El diagnóstico suele ser clínico y epidemiológico, lo normal es el empleo de la microscopía directa con hidróxido de potasio o el empleo también de azul de lactofenol, de forma que se puedan visualizar las hifas, el cultivo también se puede emplear, pero debido al tiempo que se necesita para su crecimiento (cerca de dos semanas), no es lo más habitual.

La lámpara de Wood es una buena herramienta diagnóstica, siendo positiva para tiña. Debemos tener en cuenta, que otras enfermedades de la piel tienen manifestaciones parecidas, con las que hay que hacer diagnóstico diferencial, por ejemplo; con el granuloma anular, la pitiriasis rosada de Gibert, eczema anular, la psoriasis y otros.

En algunas ocasiones no se diagnostica correctamente, apareciendo la ya denominado con anterioridad tiña incógnito.

Tratamiento: dos variantes para acabar con el herpes circinado

El tratamiento lo podemos dividir en farmacológico y no farmacológico. El tratamiento farmacológico se subdivide en inespecífico o específico.

El tratamiento no farmacológico es el más importante ya que, si no se pone en práctica, la probabilidad de recidiva se incrementa sustancialmente. Pongamos en valor el mantenimiento de las características de nuestra piel, su humedad relativa, sus secreciones, la integridad, son elementos fundamentales para ofrecer resistencia a la invasión o proliferación de microorganismos patógenos.

La alteración de las características del terreno biológico, van a dar lugar, junto con el contacto con la tiña, a la colonización y desarrollo de la infección. Es por eso importante el mantenimiento de las características de la piel y, claro está, evitar el contacto con el agente causal, pero siendo este último, menos importante que las medidas higiénicas.

Respecto al tratamiento farmacológico tenemos los inespecíficos como el empleo de tinturas yodadas o los tratamientos específicos como el grupo de los azoles y de las alilaminas.

New Call-to-action

Deja un comentario

No se atenderán consultas médicas *

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.