Terapias del mar

Hemoglobina corpuscular media baja: ¿Qué nos indica?

La Hemoglobina corpuscular media (HCM) es uno de los parámetros empleados en los análisis de sangre (hemograma), que contabilizan la cantidad de hemoglobina (masa en pg) que hay por cada glóbulo rojo o hematíe.

Los valores medios de la HCM son de 27 a 33 pg./célula, cuando los niveles son inferiores se consideran valores de HCM bajos dando lugar a microcitosis/hipocrómica y si están por encima es HCM alta se denomina macrocitosis/hipercrómica.

 Aprende a interpretar la hemoglobina media en un análisis de sangre descargando el PDF [Guía gratuita]

La HCM baja indica alteraciones en la eritropoyesis, en concreto en la síntesis de hemoglobina, a esta situación también se la denomina microcitosis.

La HEMOGLOBINA CORPUSCULAR MEDIA BAJA se dará principalmente en anemias ferropénicas y las talasemias.

HCM: Concentración de hemoglobina corpuscular media

La concentración de HCM como se ha mencionado es entre 27-33 pg/célula, estos valores son los esperados para una persona adulta, pueden cambiar en diferentes momentos de la vida.

La HCM se calcula a partir de la hemoglobina y el recuento de hematíes (HCM=Hb/He), este valor está en correlación con el volumen corpuscular medio (VCM), ya que a mayor o menor concentración de hemoglobina (Hb) mayor será el tamaño del hematíe.

De tal forma que en el caso de encontrarnos con valores de HCM bajos disminuye el VCM, lo normal es que el eritrocito o hematíe sean más pequeños de lo normal, denominándose microcitosis, además al reducirse la concentración de Hb en el hematíe también lo hará su color, siendo además hipocrómico… en el caso contrario, si aumenta el HCM también lo hará el VCM y se denominará macrocitosis y de la misma forma al aumentar la concentración de Hb se denominará hipercrómico.

¿Por qué es tan importante la HCM?

La HCM nos indica la capacidad que tiene cada eritrocito para contener y almacenar oxígeno, la mayor cantidad de oxígeno que encontramos en la sangre es el que está ligado a la Hb, el oxígeno disuelto es muy poco en comparación.

Cuando el HCM es baja indica que se fija menos oxígeno por el hematíe por la reducción de Hb y se transportará menos a los tejidos pudiendo producir hipoxia tisular.

Esta hipoxia tisular es la que conduce a los síntomas típicos de las anemias, en concreto cuando los valores HCM son bajos las anemias suelen ser ferropénicas o por la talasemia (una enfermedad hereditaria frecuente en el mediterraneo).

New Call-to-action

Hemoglobina corpuscular media baja ¿qué patologías indica?

En una analíticas de sangre nos podemos encontrar con niveles bajos de HCM que suele estar asociada a niveles bajos de hierro principalmente, esta situación de niveles bajos de hierro y Hb es la típica anemia ferropénica.

En la anemia ferropénica encontramos CHM bajo y VCM bajo y las principales causas son:

  • Anemia por déficit de hierro; baja ingesta, malabsorción, consumo de medicamentos.
  • Anemia ferropénica por pérdidas; esta situación es frecuente sin ser un proceso patológico en las mujeres deportistas (pseudoanemia del deportista) donde la dieta estricta más el sangrado menstrual conduce a un déficit por falta de recambio de hematíes, la otra causa y si es patológica es secundaria a hemorragia y pérdidas hemáticas crónicas.
  • Talasemia o anemia del meditterraneo; es un enfermedad autosómica recesiva frecuente en el mediterraneo, en el que el problema se encuentra en una variación de la Hb donde predomina la Hb fetal a la del adulto. La talasemia minor no suele reportar problemas, pero la mayor puede ser y en muchas ocasiones es mortal en la segunda o tercera década de la vida.
  • Anemia de los trastornos crónicos; en frecuente en pacientes añosos polimedicados, padecer de anemia microcítica.
  • Anemias sideroblásticas.
  • Saturnismo; es una enfermedad con afectación grave del SNC y del tubo digestivo, pero es muy rara en nuestro medio.

¿Qué se debe hacer ante una concentración de hemoglobina corpuscular media baja?

Cuando nos encontramos unos valores de HCM bajos, se debe estudiar el caso, valorando la analítica completa, sobre todo el hemograma, por lo que valoraremos:

  •  los niveles de hierro.
  •  VCM y otros parámetros del hemograma.
  • Niveles de reticulocitos. 
  • Determinación de vitaminas en concreto B9 y B12 (esto es más frecuente en los casos de anemias megaloblásticas donde el valor HCM es alto).
  • Estudio en el caso pertinente la Hb, para descartar la talasemia.
  • Estudio genético del afectado y familiares de primer grado.

Antes de nada, se debe realizar una exhaustiva anamnesis donde valoramos hábitos, antecedentes personales y familiares, consumo de tóxicos, consumo de fármacos…

No se suelen solicitar más pruebas, incluso menos en la mayoría de las ocasiones… por ser la principal causa de la disminución de los valores de HCM por anemias carenciales ligadas al déficit de hierro, por lo que se pautará hierro y si en 6 meses 1 año no ha mejorado la analítica es cuando se procederá a estudios más exhaustivos.

Nueva llamada a la acción

Anemia con HCM baja

En ocasiones encontramos los valores de HCM bajos sin más, no se ve ninguna alteración en la analítica de sangre de modo que no consideramos en sensu estricto anemia.

Esta situación suele ser la fase previa de una, por lo tanto,puede valorarse de forma indistinta, hasta el punto que con valores bajos de hierro sin alteración de la Hb ni del HCM se tratará como una anemia franca.

Hemos mencionado anteriormente las situaciones en las que podemos encontrar niveles bajos de HCM, que se asocia a anemia franca, sino en ese momento… ¡Es cuestión de tiempo…!

Tenemos:

  • Anemia por déficit de hierro.
  • Anemia por malabsorción de hierro (sobrecrecimiento bacteriano).
  • Anemia sideroblastica.
  • Anemia sindrome talasémico.
  • Anemia de los procesos crónicos.
  • Anemia por infección aguda.
  • Anemia por intoxicación por plomo.

Tratamiento coadyuvante de la anemia a través del agua de mar [especial Terapia Marina]

Elagua de mar es una herramienta útil para aportar minerales a nuestro organismo, sobre todo en esta época en la que la dieta occidental se está perpetuando como conducta cotidiana, reduciéndose el número de productos integrales ricos en minerales.

El agua de mar ha demostrado, de forma específica, tener efectos positivos sobre la recuperación de las anemias, sobre todo las ferropénicas, que son las más frecuentes.

En un estudio con ratonesDi Bernardo demostró, aun cuando, los ratones se exponían a situaciones de carencia de hierro o interferencia por fármacos, que con la ingesta de agua de mar ad libitum se normalizaban los valores de hierro e incluso la situación de anemia.

El agua de mar ha demostrado ser un producto capaz de incrementar la biodisponibilidad de oligoelementos y elementos traza.

Es por esta razón, que cuando se pauta hierro… este se puede tomar en ayunas asociado a zumo de naranja y, además, se puede tomar con un par de ampollas de agua de mar.

Como coadyuvante el agua de mar nos aporta elementos capaces de mejorar las funciones absortivas de nuestro tubo digestivo, la pauta es 60 ml dividido en tres tomas al día, preferentemente entre comidas, siendo la primera toma la que se hace con la ingesta del suplemento de hierro.

Decir, que el hierro de los grupos hemo de las carnes rojas son mejor absorbidos que los derivados de las legumbres, en el caso de ser veganos o vegetarianos se debe compir extrictamente con lo pautado para acelerar la recuperación de la carencia de hierro.

New Call-to-action

Deja un comentario

No se atenderán consultas médicas *

1 comentario

claudia

04/11/2020 03:23

muchas gracias por compartir su sabiduría!!