Un mar de terapias

Blog para profesionales de la salud con casos clínicos, terapias holísticas e innovación en medicina integrativa para tu práctica clínica diaria

Hemoglobina corpuscular media baja ¿Qué indica y cómo ayuda la Terapia Marina?

Hemoglobina corpuscular media baja

La hemoglobina corpuscular media (HCM) es una medida que se solicita de rutina con el hemograma en la que nos indica la cantidad en pg. de hemoglobina por eritrocito, esta se encuentra entre los 23 y 33 pg./célula.

En el caso que nos encontremos con los niveles de hemoglobina corpuscular media baja o alta, esto producirá un cambio en el tamaño del eritrocito denominándose microcitosis y macrocitosis respectivamente, claramente asociada a las alteraciones de la masa de hemoglobina.

New Call-to-action

¿Por qué es importante la hemoglobina corpuscular media (HCM)?

Con la hemoglobina corpuscular media (HCM) se valora la masa media de hemoglobina por eritrocito, esto es importante ya que es la hemoglobina la encargada de transportar el oxígeno en la sangre, puesto que el oxígeno disuelto es muy poco, siendo insuficiente para soportar el gasto medio de oxígeno por todos los tejidos. La hemoglobina junto con el número de eritrocitos, tienen una importancia capital por indicar la cantidad de oxígeno que puede ir fijado en sangre sin alterar la presión parcial de O2 disuelto.

Por lo que teniendo en cuenta la cantidad de eritrocitos que tenemos en sangre y la cantidad de hemoglobina que contiene cada uno, podemos hacer una aproximación de la capacidad que tiene la sangre para transportar oxígeno. Esto es en términos generales, porque en ciertas situaciones en la que los eritrocitos están alterados o la hemoglobina, puede que los valores obtenidos se alejen de la capacidad real en el manejo del oxígeno por parte del eritrocito.

Se debe aclarar que tanto en el caso de los niveles de hemoglobina corpuscular media baja o hemoglobina corpuscular media alta existe una alteración en el transporte de oxígeno, ya que ambos valores indican alteraciones en la morfología y función del eritrocito.

¿Para qué se utilizan los valores de hemoglobina corpuscular media (HCM)?

Si nos encontramos con HCM baja o HCM alta junto con otros valores del hemograma lo valoraremos como un signo que a priori indica que existe alguna alteración, en la mayoría de los casos asociada a anemia. Se utilizan el HCM para determinar el tipo de anemia que se padece, principalmente, asociándose los niveles altos con macrocitosis y los bajos con microcitosis.

En el caso de las anemias macrocíticas, con valores de HCM >33pg/célula, nos encontraremos con déficit de folatos o de Vit. B12, también en alteraciones en la síntesis del DNA tanto genéticas como adquiridas, en disfunciones tiroideas, con el empleo de corticoides, el consumo de alcohol y tabaco…

En las anemias microcíticas, con valores de HCM <27pg/célula, aparecerán en las anemias ferropénicas, talasemia menor, tras hemorragias, intoxicaciones…

Decir que también nos podemos encontrar con anemias normocíticas, donde los niveles de hemoglobina son bajos y también los de hematíes, hace que los cálculos de la HCM den rangos de normalidad.

El valor HCM es un signo más, que se debe contextualizar dentro de la clínica del paciente, tras la exploración y valoración de las pruebas complementarias pertinentes, para un diagnóstico certero.

Hemoglobina corpuscular media baja (HCM baja) ¡Un inciso!

Es muy frecuente encontrarse con la hemoglobina corpuscular media baja, sobre todo en mujeres deportistas en edad fértil, que cuidan mucho su peso o que realizan ejercicios de alta intensidad.

Es el grupo de personas sin patología de base más afectado debido a las exigencias deportivas, y si le sumamos a los ciclos menstruales, en ocasiones, conducen en pocos años a la aparición de una anemia microcítica, la también conocida como anemia del deportista. Debemos diferenciar la anemia franca de la pseudoanemia del deportista que aparece por hemodilución.

Esta anemia microcítica suele ser una anemia ferropénica, la causa de los déficits de hierro pueden ser; por el incremento en las pérdidas diarias, deficiencia de hierro dietario, alteraciones en la absorción, y la más importante las pérdidas menstruales. Condicionando a las mujeres al padecimiento de una anemia crónica que termina por afectar a su rendimiento físico.

Por ello los deportistas deben tener en cuenta el aporte de hierro de la dieta y emplear los métodos de los que disponga, para mejorar su absorción, esto por medio de la suplementación, la combinación de la toma con ácido ascórbico, el consumo de carnes rojas (por ser el hierro heme más biodisponible) siendo la mujer deportista, sobre todo las que realizan ejercicios de alta intensidad, la más interesadas en un aporte de hierro óptimo.

Terapia Marina en la anemia

La aplicación de la Terapia Marina puede resultar útil en los casos de anemia, como complemento para mejorar la absorción del hierro.

Mencionaré un estudio llevado a cabo por Di Bernardo, María et al. (2014) Donde se valora la aplicación del agua de mar como complemento en la anemia. En este estudio experimental se emplea agua de mar microfiltrada en frío en anemias inducidas experimentalmente con dietas pobres en proteínas, vitaminas y minerales, y también inducidas por medicamentos, en ratones cepas NMRI, que tras el estudio fueron sacrificados estudiándose el bazo, hígado y riñón.

Evidenciándose diferencias estadísticamente significativas entre el grupo del agua de mar con respecto al que no tomó agua de mar en los parámetros hematológicos, siendo útil el empleo de agua de mar isotónico en ratones de experimentación en los casos de anemia causadas por la dietas empobrecidas en vitaminas y minerales, proteínas y por medicamentos.

El agua de mar en este caso parece actuar como el “medio vital “que defendía René Quinton, un caldo primigenio que da vitalidad a las células energizándolas, y dotándolas de los microelementos que necesitan para una correcta función.

New Call-to-action

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario