Terapias del mar

Hematíes altos: causas y cómo bajarlos 

Accede a nuestro Área Profesional

Un recuento de hematíes altos puede indicar que existe una afección que impide obtener suficiente oxígeno. 

New Call-to-action

Los hematies altos en sangre nos dicen que ha habido un aumento en las células transportadoras de oxígeno en la sangre. En algunos casos, esto puede revelar que el cuerpo está tratando de compensar alguna condición que impide recibir suficiente oxígeno1

En otros, la causa puede estar relacionada con enfermedades o medicamentos que aumentan la producción de glóbulos rojos. 

Un incremento del número de hematíes recibe el nombre de poliglobulia, eritrocitosis o plétora. Este proceso conlleva que la sangre sea más espesa de lo normal, lo que posibilita la formación de trombos en los vasos sanguíneos. Los hematíes algos pueden ser de causa desconocida, o deberse a una hiperfunción exagerada de la médula ósea. 

¿Cuál es el valor normal de los hematíes?

  • Hombres: entre los 4,5-5,9 millones/mm3 
  • Mujeres: entre 3,9-5,5 millones/mm3.

*Estos valores pueden pueden varíar para cada laboratorio. 

Con una simple analítica sanguínea, podremos saber si existe un recuento de glóbulos rojos alto.

Hematies altos: causas 

Existen diversas causas de niveles de hematíes altos, desde procesos fisiológicos a los de naturaleza patológica. 

Los procesos más comunes (más del 90% de los casos) en los que encontraremos el número de glóbulos rojos elevados son2

Tabaquismo Enfermedades pulmonares (incluye fibrosis pulmonar)
Deshidratación Enfermedades renales (incluye tumor renal)
Fármacos que estimulan su producción (Esteroides anabólicos, eritropoyetina, gentamicina y testosterona)Enfermedades cardíacas (incluye insuficiencia del lado derecho del corazón y enfermedad cardíaca congénita)
Vivir en altitud por tiempo prolongado Enfermedad de la médula ósea que provoca hematíes altos (policitemia vera)
Hipoxia (bajo nivel de oxígeno en sangre) Apnea del sueño

Las causas más comunes son aquellas que producen niveles reducidos de oxígeno en la sangre, es decir hipoxemia, al activarse los mecanismos de producción de glóbulos rojos (eritropoyesis) inducidos por la eritropoyetina en la médula ósea. En este caso es un mecanismo de respuesta fisiológica inducida por hipoxia

En el caso de la policitemia vera la médula produce un exceso de elementos formes fuera de control. Además de hematíes altos ↑ cursa con hematocrito elevado ↑. Existe un alto riesgo de trombosis arterial o venosa. Esto podría provocar: ictus, infarto agudo de miocardio, isquemia cerebral, embolia pulmonar o una trombosis de las arterias de las extremidades. 

Hematíes altos y deshidratación ¿es preocupante? 

Existe una situación en la que podemos encontrar un hematocrito alto, que nos puede hacer pensar en una poliglobulia, pero lo que se produce es un incremento de la concentración por pérdida de volumen, dando lugar a un incremento ‘aparente’ de los hematíes. 

Esta situación se da en los cuadros de deshidratación producida en episodios gastrointestinales que cursan con vómitos y diarrea, en casos de picos febriles mantenidos en los que se incrementan las pérdidas insensibles de agua, o en situaciones en las que nos encontramos expuestos a altas temperaturas. También puede ocurrir en el desarrollo de actividades de alta intensidad donde los mecanismos de termorregulación emplean una elevada evaporación y por consiguiente reducción del volumen plasmático, entre otras situaciones. 

Podemos decir, con toda certeza, que en la mayoría de las situaciones ‘temporales’ en las que encontramos hematíes altos, son debidas a cuadros de deshidratación

¿Cómo evitar la deshidratación? 

En estas ocasiones, se recomienda la toma de agua de mar isotónica 100% natural y microfiltrada en frío para evitar la deshidratación y reponer los electrolitos perdidos.

hematíes altos

Hematíes altos: ¿Cómo bajarlos? 

  • Ejercicio físico para mejorar la función cardíaca y pulmonar. 
  • Evitar la carne roja y alimentos ricos en hierro. 
  • Evitar los suplementos de hierro. 
  • Mantenerse bien hidratado. 
  • Evitar los diuréticos, incluidos el café y las bebidas con cafeína. Evitar la deshidratación. 
  • Dejar de fumar. Inmediatamente en pacientes con EPOC o fibrosis pulmonar. 
  • Evitar el uso de esteroides, eritropoyetina y otras sustancias para mejorar el rendimiento. 

Hematíes altos: síntomas

Algunos de los síntomas relacionados con hematíes altos o glóbulos rojos elevados también son comunes en otras enfermedades. Po ello, la sintomatología nunca será suficiente para diagnosticar el problema. Es necesario realizar un hemograma completo. 

Algunos pacientes con hematíes altos refieren estos síntomas: 

  • Aturdimiento. 
  • Dolor de cabeza crónico. 
  • Sangrado de oídos repentino. 
  • Problemas de visión. 
  • Mareos. 

Valores de hematíes altos no patológicos ¿nos garantizan una buena oxigenación? 

Como hemos mencionado, uno de los factores que influyen en la activación de la eritropoyesis es la altitud. De esto deriva que un gran número de deportistas de élite desarrollen sus entrenamientos en altura para mejorar su rendimiento y elevar el hematocrito. 

Esto es algo conocido que no tiene discusión. Pero el planteamiento es, si al incrementar el hematocrito se garantiza una buena oxigenación de los tejidos, o lo que obtenemos es una mayor concentración de oxígeno contenida en la sangre, por tener los hematíes altos. 

Pero en la oxigenación de los tejidos intervienen más factores, como el plasma sanguíneo y otros solutos, que junto con el líquido intersticial (medio por el que el oxígeno debe llegar a las células demandantes) son los elementos que garantizan una correcta oxigenación celular. 

En esta segunda proposición encontramos la posibilidad de que al tener un mayor recuento de hematíes esto conduzca a un incremento también del volumen plasmático, aunque no paralelo. Esto se debe a que los mecanismos de control de la presión sanguínea pueden incrementar la diuresis, dando lugar al incremento del hematocrito que, si no fuera por este control, tendría que estar acompañado de un aumento igual o mayor del plasma sanguíneo (gran importancia del volumen plasmático).

📚Evidencia Nº1 

Esta hipótesis se ve apoyada por algunos estudios que demuestran que en individuos entrenados, la elevación del volumen de hematíes es inferior al incremento del volumen plasmático.  Dando a entender que los deportistas no solo necesitan una masa eritrocitaria mayor, sino también, un mayor volumen plasmático para la correcta perfusión. 

Hay situaciones, como el entrenamiento en altura y el empleo de Epo, en las que el volumen plasmático que se debería tener estaría impedido por los mecanismos de regulación de la presión sanguínea. Pudiendo ser una de las causas que justifican que el incremento del número de hematíes no tenga un incremento lineal del VO2 Max. 

📚 Evidencia Nº2

La gran importancia del control del líquido extracelular también es observable en los experimentos llevados a cabo por René Quinton, en los que dejando exhausto, desangrado y prácticamente sin vida a un perro y luego perfundiéndole el Plasma de Quinton, consiguió que el animal se mantuviera con vida.

El medio interno es de vital importancia en el equilibrio orgánico. Entendamos en el caso de la respiración celular que el oxígeno que alcanza a los tejidos debe difundir por el intersticio y penetrar en la célula para ser utilizado, el hematíe solo lo transporta y controla su cesión, pero es el intersticio el que lo potencia y lo ofrece a la célula. Por ello es tan importante el equilibrio hidromineral en la oxigenación de los tejidos. 

Se deben reponer las pérdidas hidrominerales de forma constante para facilitar la cesión y acceso de las células al oxígeno.

New Call-to-action

BIBLIOGRAFÍA

1. Leukemia & Lymphoma Society. Understanding blood counts. 

2. Pincus MR, Abraham NZ, Bluth M. Interpreting laboratory results. In: McPherson RA, Pincus MR, eds. Henry’s Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods . 24th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2022:chap 9.

Deja un comentario

No se atenderán consultas médicas *

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.