Terapias del mar

Blog para profesionales de la salud con casos clínicos, terapias holísticas e innovación en medicina integrativa para tu práctica clínica diaria

Harpagofito en crema, un antiinflamatorio natural

harpagofito crema

Hemos explicado en otro post para qué sirve del harpagofito (Harpagophytum procumbens), conocido también como uña del diablo. En esta ocasión destacamos la acción antiinflamatoria del harpagofito en crema.

New Call-to-action

El harpagofito como antiinflamatorio

El harpagofito es una planta de África del sur que se emplea de forma tradicional en el tratamiento de los dolores articulares, musculares y gastrointestinales.

Con el tiempo y las colonias, el uso de harpagofito se extendió a Europa, donde se comenzó a investigar los principios activos que contiene y se dieron a conocer las propiedades que se le atribuían en diferentes patologías.

Entre sus principios activos destacan:

  • Glicósidos iridoideos: harpagósido, harpagido y procúmbido.
  • Aceites esenciales, solo en trazas.
  • Glucosa, fructosa y tetrasacáridos.
  • Beta-sitosterol.

También conocida como “garra del diablo”, esta planta con múltiples principios activos, contiene en particular el harpagósido. Esta sustancia es uno de los componentes más importante, al que se le atribuyen los efectos antiinflamatorios.

Otras propiedades del harpagofito

El hecho de crecer esta planta en lugares tan hostiles condiciona los mecanismos de adaptación, confiriéndole propiedades que se han podido trasladar a la botica de remedios naturales. Entre son algunas de sus propiedades:

  • Efecto sobre la producción de prostaglandinas y del óxido nítrico.
  • Capacidad de inhibir la inducción de la COX-2 y también como antioxidante.
  • Reducción del péptido beta amiloide del malondialdehído y 3-HK y mitiga la disminución de dopamina, norepinefrina y serotonina en la corteza cerebral. Estos datos apoyan futuros estudios para la evaluación del harpagofito para el manejo de los síntomas clínicos relacionados con el Alzheimer.
  • Demostrado potencial antimutagénico del harpagósido en estudios in vitro en cultivo de linfocitos humanos, reduciéndose la mutagenicidad de 1-NPy.

Propiedades y empleo de la crema de harpagofito

El empleo de Harpagophytum procumbens en forma de crema de harpagofito, con una concentración de harpagósido estandarizada, ha resultado ser superior que el placebo para las mejoras a corto plazo en el dolor. Lo que indica que puede reducir el uso de medicamentos de rescate, mostrado en varios ensayos.

Hay que tener en cuenta que los estudios han sido evaluados a corto plazo y se requieren más estudios que avalen su eficacia a más largo plazo. Además, sería oportuno un tamaño muestral mayor.

El empleo de la crema de harpagofito o en combinación con otras plantas antiinflamatorias, puede ser de utilidad en las situaciones en las que nos encontremos con dolores articulares puntuales. También podemos emplearlo una vez al día (según posologías) en la patología crónica de los dolores osteomusculares.

Por todo lo anterior, el harpagofito es una opción en el tratamiento de los dolores articulares, en padecimiento de la osteoartritis y patologías tendinosas. Sobre todo en aquellas personas que no se les recomiende el consumo de harpagofito por vía oral.

Es comprensible que, a la hora de tratar los dolores, cuando aparecen de forma generalizada, lo más recomendado es la sustitución del tratamiento tópico por el de vía oral, pero siempre bajo el asesoramiento de un profesional.

New Call-to-action

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario