Un mar de terapias

Blog para profesionales de la salud con casos clínicos, terapias holísticas e innovación en medicina integrativa para tu práctica clínica diaria

El glucógeno muscular como fuente de reservas

glucogeno muscular

Sabemos que los principios inmediatos, son las diferentes fuentes que se le ofrecen a un organismo para desarrollar su función metabólica, entre ellas nos centraremos con los hidratos de carbono, por ser su descomposición, en sus unidades básicas, y posteriormente síntesis de agregados, fuente de reserva glucídica, de los músculos y el hígado en forma de glucógeno

El glucógeno lo encontramos fundamentalmente en el hígado y el músculo, en el caso del glucógeno muscular, en el que nos centraremos, podemos decir que almacenamos alrededor de 350-400gr de glucógeno repartido en la musculatura, para una persona de 70 Kg.

Otro elemento a tener en cuenta es; la capacidad que tiene el organismo para sintetizar el glucógeno muscular es de unos 500 a 600 gr/ día por lo que, si agotamos la reserva de glucógeno por la realización de una actividad intensa, debemos saber que pasará más de un día en ser repuesto, afectando a nuestro rendimiento, si realizamos otra actividad de características similares en menos de 24-48 horas.

New Call-to-action

Glucógeno muscular un recurso rápido

La función del glucógeno muscular es sencilla, es la de cubrir las necesidades del músculo cuando el aporte desde el torrente circulatorio es insuficiente, esto disminuye el condicionamiento al que se vería sometido el tejido muscular, en el caso de requerir energía y por causas de una distribución de la sangre periférica o por el consumo de varios grupos musculares en actividad sinérgica, se redujeran lo suficiente los niveles plasmáticos de glucosa que no podrían acceder al tejido muscular en la concentración necesaria para cubrir sus necesidades, comprometiendo la actividad muscular y el propósito del acto físico.

El problema de este recurso es que es bastante limitado, los poco más de 500 gr de glucógeno muscular y hepático cubren las necesidades durante un tiempo no mayor de dos horas de ejercicio intenso y como hemos mencionado requiere de cerca de 48 horas para su reposición total. Por lo que es un recurso de vital importancia por esa energía extra de rápida disposición, pero su agotamiento tiene un coste elevado por el lento reciclado.

Glucógeno muscular: clave en el alto rendimiento

Por lo que podemos inferir de estos datos, y demostrados en diferentes estudios si vamos a realiza actividades de elevada intensidad, que, se deberían agrupar en periodos de no más de dos horas de intensidad total diaria, el trabajo a realizar y no volver a realizarlos hasta un mínimo de 24 horas después, siendo ideal a las 48h aproximadamente, esto en el caso que queramos obtener el máximo rendimiento en la prueba de interés.

Si lo que queremos es presionar al organismo para que responda hormonalmente y busque mecanismos de adaptación a la repleción energética, repetición de entrenos de alta intensidad en periodos de tiempo cortos superando las dos horas, debemos entender que el tejido muscular no se encontrará a pleno rendimiento energético, aun cuando empleemos estrategias de consumo de fuentes carbohidratadas en múltiples comidas al día.

Estas estrategias son en la actualidad motivo de múltiples estudios, con el propósito de darle un plus al deportista que le haga alcanzar la victoria.

La Terapia Marina en el PH, glucemia y rendimiento

En diferentes estudios en los que se aplicaba como complemento en deportistas la Terapia Marina, se mostraron en los parámetros a estudio resultados interesantes y el posible efecto beneficioso que puede tener la aplicación de la Terapia Marina en la actividad deportiva y la glucemia.

En el que se concluye; “Al cruzar los datos del estudio, con la experiencia de los deportistas, se deduce que la utilización del agua de mar microfiltrada en frío en deportistas, favorece la recuperación de la fatiga gracias al aumento de Sodio que permite evitar la Hiponatremia Hipotónica, del Bicarbonato que evitará la acidosis y la movilización o facilitación de las reservas de glúcidos a demanda del organismo. Facilita la homeostasis hidromineral.”

Estos estudios son preliminares y es requerida la implementación de los mismos, con procesos moleculares que puedan justificar los resultados vertidos, pero no deja de ser interesante como un producto que carece de glucosa es capaz de mantener los niveles de la misma por encima de los deportistas que emplearon el placebo.

Por lo que la Terapia Marina es un buen complemento en los entrenamientos de alta intensidad, por el efecto que tienen sobre la glucemia, siendo una estrategia ideal en combinación con el empleo de fuentes de carbohidratos con bajas dosis de proteínas en tomas múltiples.”

La complejidad de las funciones de la célula en el mantenimiento de la homeostasis, es de tal nivel de sofisticación, que aún se requiere de la recogida de múltiples datos experimentales, para que en tiempos futuros podamos entender y poder influir al completo en el funcionamiento del metabolismo energético celular, ya sea de una célula del tejido muscular como del cerebral.

New Call-to-action

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario