Un mar de terapias

Blog para profesionales de la salud con casos clínicos, terapias holísticas e innovación en medicina integrativa para tu práctica clínica diaria

¿Qué es una fractura trabecular y por qué se produce?

fractura trabecular

Lo primero de todo, es decir que, una fractura trabecular solo es posible diagnosticarla con pruebas de imagen, en la que encontramos una lesión del espacio trabecular como imágenes lineales que alcanzan cortical, hipointensas e hiperintensas en T1 y T2 respectivamente, en la RNM.

Por lo tanto, la fractura trabecular es aquella fractura que afecta al hueso trabecular, que se encuentra por debajo del hueso cortical o del cartílago en las articulaciones.

En la mayoría de las ocasiones, sino en todas, acompañadas de edema óseo, ya que la médula ósea está ricamente vascularizada y es fácil que con la fractura trabecular se altere el flujo del área lesionada, por alteración del endotelio y la activación de los mecanismos inflamatorios.

New Call-to-action

¿Qué puede producir una fractura trabecular?

Los traumatismos importantes son los causantes de estas fracturas parciales, también mencionaremos que los traumatismos repetidos pueden deteriorar el cartílago o el hueso en la superficie y terminar por afectar a la trabécula ósea, pero en estos casos lo más frecuente es encontrarnos con un edema óseo.

Además, la fractura trabecular es más fácil encontrarla en las diáfisis óseas, muchas de las fracturas trabeculares podemos verlas en las inserciones de los tendones donde estos ejercen grandes fuerzas de tracción, y ante un traumatismo tracciona de las inserciones pudiendo producirse una avulsión, en el caso de que no se produzca el desgarro del hueso se puede producir una fractura trabecular.

Por esto, todo aquello que pueda dar lugar a una fractura, luxación o esguince importante también puede producir una fractura trabecular y en muchas ocasiones es un lesión asociada a estas.

¿Cómo se trata una fractura trabecular?

El tratamiento es el mismo que el de una fractura limpia no desplazada, con un tiempo de reposo de entre cuatro a seis semanas.

Se le puede sumar tratamiento de rehabilitación como magneto, concéntricos, movilización sin carga y médico. De todas formas, todo depende del tipo de lesión, su gravedad y localización, siendo los profesionales los que deban ajustar el tratamiento.

La aportación de la Terapia Marina como complemento, es en gran medida gracias al aporte del pool mineral en proporciones equivalentes a las necesarias para el cuerpo humano. Tengamos en cuenta que, para el metabolismo óseo y una correcta mineralización, al menos, son necesarios el Ca, P, B, Cu, Mn, Mg, Zinc, Na…además de vitaminas como los complejos B, la Vit. C, E, A, K…aminoácidos…

Decir, que los minerales, entre ellos, pueden interactuar reduciendo su absorción y por tanto su biodisponibilidad pudiendo comprometer en particular a los elementos traza.

René Quinton consideró que la Terapia Marina, ofrecía unas características ideales, desde su visión el agua de mar era el caldo primigenio en el que se gestó y perpetuó la vida, siendo entonces este medio acuoso el que condicionó el comportamiento metabólico celular, de modo y manera que si se le ofrece de nuevo ese medio a la celular ¡Esta! Tendrá los elementos necesarios para su función y efecto positivo sobre los tejidos.

En algunos estudios, como el de Strause L. y col. (1994) del Departamento de Biología, de la Universidad de California, sugieren que el empleo del calcio con aporte de elementos traza puede reducir la progresión de la pérdida de densidad ósea en la mujer postmenopáusica con respecto a un placebo.

Esto indica la compleja interacción de moléculas y minerales en el metabolismo óseo, y apoya la teoría de René Quinton que, aun siendo muy inductivista, nos aproxima a la visión de una idiosincrasia entre la célula y su entorno, que va más allá de los efectos concretos de las interacciones individuales.

New Call-to-action

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario