Terapias del mar

Blog para profesionales de la salud con casos clínicos, terapias holísticas e innovación en medicina integrativa para tu práctica clínica diaria

El hierro alto en sangre ¡fuera de la homeostasis!

hierro alto en sangre

El nivel de hierro debe estar en unas concentraciones determinadas para que su función sea la correcta, por lo que el nivel de hierro alto en sangre o bajo, puede conducir a enfermedad.

New Call-to-action

El hierro alto en sangre producto de los desequilibrios

El hierro alto en sangre, también se da en la hemocromatosis, aun empleándose este término con más frecuencia a la sobrecarga de hierro que se asocia al acúmulo de este en diferentes órganos y tejidos dañándolos, y no solo por la presencia de niveles altos de hierro. Es cierto que nos podemos encontrar una hemocromatosis secundaria, como la que se puede dar en un paciente al que se le hacen múltiples transfusiones de sangre de forma periódica, que lo serán de forma temporal corrigiéndose con el cambio de la estrategia terapéutica, resolviéndose la hemocromatosis secundaria.

Pero tengamos en cuenta que la mayoría de las veces el que aparezcan niveles de hierro alto en sangre, que se determinan indirectamente, por los valores de transferrina y la ferritina, son secundarios a alteraciones metabólicas o dismetabolismo. Esto es debido a trastornos derivados el sobrepeso, sedentarismo, alcoholismo que se asocian también a alteraciones de los nieles del colesterol, tensión arterial, síndrome metabólico, también otros fenómenos como las alteraciones hepáticas, incluso la inflamación y pueden producir que el hierro se encuentre alto en sangre.

La pérdida de los orígenes en las causas de enfermar

Como hemos mencionado con anterioridad, un gran número de casos en los que encontramos el hierro alto en sangre es por la pérdida de la homeostasis del organismo con las células que lo componen. En muchas situaciones incrementos de los niveles de hierro alto en sangre por únicamente ingerir exceso de hierro en la dieta no es lo habitual, sino más bien por la desconexión con nuestra naturaleza primigenia.

Salvando las situaciones en las que nos encontremos con hemocromatosis primarias y secundarias que requieren de una mención, a parte. La mayoría de las veces con la toma de consciencia de la relación entre el yo y el entorno favorecerá la modificación de conductas dietéticas y del estilo de vida que nos reconducirán al equilibrio.

Desde la perspectiva de René Quinton, con la que nos vamos familiarizando, entendemos que la naturaleza de la salud se basa en el mantenimiento de la homeostasis, la vida como un proceso escalar se rige por sistemas multidimensionales, en los que se deben mantener las constantes que rigen los diferentes equilibrios en los múltiples niveles.

Como bien dijo Paracelso: “Nada es veneno, todo es veneno. Al veneno no lo hace la sustancia sino la dosis.”

También cabe mencionar a Galeno, quien creía en la alteración de los humores como la causa de la enfermedad por lo que, los tratamientos más frecuentes, eran las sangrías y las purgas. Aunque cierto es que no atendía a la realidad, sí es posible que tuviera cierta efectividad, ya que de alguna forma movilizaba los líquidos intersticiales y tras esto el organismo intentar reponer su equilibrio, se estimulaba la autoreparación, claro está que en procesos graves podía ser el remedio peor que la enfermedad.

René Quinton, constantes y equilibrio

Con René encontramos en sus postulados un equilibrio con la afirmación de Paracelso, mostrado por medio de la terapéutica de la Terapia Marina, en la que se reconstituía la vitalidad de los enfermos por medio del inóculo de su plasma marino, que de esta forma reactivar los mecanismos propios de la célula a proporcionar la dosis apropiada al organismo.

Más esto lo hacía entendiendo que el medio interno como vía de comunicación y armonización, pudiendo decir metafóricamente, que equilibraba los humores que tanto empleaba en sus discursos Galeno.

Peor más allá de la anécdota, si entendemos la importancia de leyes de la constancia, observaremos que su aplicación es fundamental para el mantenimiento de un estado de salud.

El terreno biológico como base de la salud

Cuando hacemos referencia al terreno biológico nos referimos, a las bases que sustenta la vida y por ende el estado de salud, al ser tantos los aspectos a tener en cuenta y la heterogenicidad individual un factor de confusión, debemos centrarnos en los elementos fundamentales que favorecieron la vida.

Con el empleo de la Terapia Marina aproximamos a las células a las condiciones ideales en la que se dio la vida y permitió su evolución, por lo que el contenido está en armonía con las necesidades celulares, de forma que cuando se aplica la Terapia Marina, encontramos efectos positivos y mecanismos diversos que asisten al correcto funcionamiento celular.

Por lo que el empleo como complemento de base en la homeostasis orgánica es ideal, pues se riega los intersticios con los elementos con los que se constituyó la vida, dando los sustratos para su equilibrio electroquímico que es la base de la función celular.

New Call-to-action

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario