Terapias del mar

Blog para profesionales de la salud con casos clínicos, terapias holísticas e innovación en medicina integrativa para tu práctica clínica diaria

Deshidratación hipertónica: en qué consiste

deshidratacion hipertonica

La deshidratación hipertónica es uno de los estados de desequilibrio del balance hidroelectrolítico, por lo que empezaremos hablando del balance hidroelectrolítico. Este balance es el producido por el agua corporal total y la osmolaridad. Cualquier variación de alguna de estas variables dará lugar a la alteración y un desequilibrio.

El equilibrio del agua orgánica, que se distribuye por los diferentes espacios corporales a través de las acuaporinas (proteínas de membrana), viene determinada  por la concentración de solutos que se encuentran en los diferentes compartimentos, estos solutos son los que van a atraer el agua dándole un tono (turgencia) a la célula.

A ese tono se le denomina tonicidad, este a su vez es equivalente a la osmolaridad. La osmolaridad en un organismo en equilibrio es de 280-295 mOsm para un volumen determinado.

New Call-to-action

Tipos de alteraciones del balance hidroelectrolítico

Las alteraciones del balance hidroelectrolítico son de varios tipos, que pueden afectar tanto al volumen como a la concentración y pueden ser:

  • Cambios de volumen: hipervolémicas o hipovolémicas.
  • Cambios en la concentración: hipotónicas, isotónicas e hipertónicas.

El caso que vamos a valora es el de la situación de deshidratación hipertónica a la que se puede llamar hipovolemia hipertónica. La deshidratación hipertónica, se define como el déficit de agua con incremento de la osmolaridad del plasma superior a 295mOsm, el sodio sérico está por encima de 150 mEq/L.

La deshidratación puede ser: Leve <5%, moderada 5-10% y grave > 10%.

Causas de deshidratación hipertónica y síntomas

Las causas de la deshidratación hipertónica son las siguientes:

  • Diarrea acosa.
  • Estados sépticos graves, fiebres elevadas.
  • Deficiencia en el aporte de agua.
  • Ejercicio intenso y prolongado.
  • Otros.

El cuadro clínico es el siguiente: sed, pérdida de turgencia, oliguria, obnubilación,  estupor, irritabilidad, etc. Los cuadros de deshidratación hipertónica suelen ser cuadros de leves a moderados por lo que con tratamiento ambulatorio se resuelve el cuadro.

Es importante tener en cuenta que cuando se activan los mecanismos de la sed, el organismo ya se encuentra en un grado de deshidratación que puede ser mayor del 5%. Por ello la mejor forma de evitarla es la prevención. Se recomienda la toma de 200 ML  agua cada 20-25 min, sobre todo en el periodo estival, que por causa de los mecanismos de termorregulación como es la sudoración se incrementa de forma sustancial las pérdidas de agua y en menor medida las de minerales, pero no menos importantes.

Tal y como hemos mencionado anteriormente, los estados de deshidratación siempre van acompañados de pérdidas minerales, cuando se produce una deshidratación hipertónica la mayor pérdida es de agua, pero esta arrastra sales y estas sales han de reponerse ya que son vitales para el control de la volemia, la conducción nerviosa, función cardíaca y neurológica.

Por lo que, sería ideal, una estrategia para mantener el balance hidromineral. En la actualidad diferentes estudios han demostrado que la toma de consciencia en la prevención de la deshidratación hipertónica es la mejor forma de prevenirla o de no alcanzar más de un estado leve.

Estas estrategias son la sobrecarga hídrica previa a una actividad intensa, de la índole que sea, toma durante la actividad y una sobrecarga tras la actividad.

La terapia marina

Con la terapia marina se han obtenido buenos resultados en el mantenimiento del equilibrio mineral y este en combinación con agua puede permitir el mantenimiento hídrico.

Durante un prueba de esfuerzo se observó que con el empleo de la terapia marina se mantenían estables los niveles de bicarbonato, anión GAP y ascenso paradójico del PH, de esto se puede inferir que es capaz de amortiguar la acidosis derivada del metabolismo energético, siendo fundamental para mantener el equilibrio del medio celular y el estado vital de los tejidos.

La reposición del totum mineral va más allá de la reposición de los electrolitos más importante, gracias al empleo del método de filtración en frío de René Quinton y de obtención del agua marina, el potencial electroquímico es excelente, aportando compuestos orgánicos con poder biológico a parte de los oligoelementos.

Debido a las características del agua, le confieren unas cualidades especiales a la célula, favoreciendo la absorción de los nutrientes que contiene gracias a la elevada biodisponibilidad, producto de los lugares de obtención del agua de mar. Esta se obtiene en los vórtices de  fitoplancton y junto con el zooplancton dan lugar a un agua con un alto poder biológico.

New Call-to-action

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario