Terapias del mar

Depresión, COVID-19 y microbiota intestinal

El COVID-19 ha incrementado el número de casos de patologías psiquiátricas como la depresión, trastornos de estrés postraumático (EPT), ansiedad, insomnio y los síntomas obsesivo-compulsivos (OC).

Ebook debemos plantearnos un nuevo modelo de vida

ESTUDIOS 📚

Mario Genaro Mazza et al., observaron por medio de la autoevaluación de los pacientes covid que el 28% sufrieron TEPT, 31% depression, 42% ansiedad, 20% con OC y 40% para el insomnio, concluyendo que se debe valorar de forma más profunda la relación entre los biomarcadores inflamatorios, el COVID-19 y ciertas condiciones psiquiátricas (1).

Fengyi H. et al., evaluaron el estrés inmediato y el impacto psicológico durante el pico de incidencia del COVID-19 con las medidas estrictas del confinamiento, y utilizando la escala IES-R y DASS-21, tanto en pacientes con antecedentes de patología psiquiátrica y controles sanos.

CONCLUSIONES: SALUD FÍSICA, ALTERACIONES PSIQUIÁTRICAS/PSICOAFECTIVAS Y ALIMENTACIÓN

Las conclusiones fueron que las preocupaciones graves sobre la salud física, la ira, impulsividad y la ideación suicida intensa fueron significativamente mayores en los pacientes psiquiátricos que en los controles sanos (p < 0,05) (2).

Además, se suman los desequilibrios dietéticos que se han adquirido en estos últimos años de pandemia, donde nos hemos encontrado con un mayor número de transgresiones dietéticas en la población general, incrementándose los riesgos para el desarrollo de patologías cardiovasculares. Esto es importante por la implicación de la dieta en nuestra microbiota intestinal y, esta a su vez, sobre el sistema neuronal y los estados psicoafectivos (3). Pudiendo ser de mucha ayuda en estos casos el empleo de probióticos; sobre todo en los casos de las dietas desequilibradas, donde es fácil padecer carencias nutricionales.

Depresión y COVID 19

En este apartado vamos a dar respuesta principalmente a dos cuestiones clave:

  1. ¿Qué es la depresión? 
  2. ¿Por qué está subiendo aún más su incidencia entre la población?

Según el DSM 5, la depresión se define como:

A. Cinco (o más) de los síntomas siguientes han estado presentes durante el mismo periodo de dos semanas y representa un cambio del funcionamiento previo; al menos uno de los siguientes es (1) estado de ánimo deprimido o (2) pérdida de interés o de placer.

  1. Estado de ánimo deprimido la mayor parte del día, casi todos los días, según se desprende de la información subjetiva (sensación de tristeza, vacío, sin esperanza) o de la observación por parte de otras personas (ej. Se le ve lloroso). (Nota: En niños y adolescentes, el estado de ánimo puede ser irritable.)
  2. Disminución importante del interés o el placer por todas o casi todas las actividades la mayor parte del día, casi todos los días (como se desprende de la información subjetiva o de la observación).
  3. Pérdida importante de peso sin hacer dieta o aumento de peso (ej., modificación de más del 5% del peso corporal en 1 mes) o disminución o aumento del apetito casi todos los días. (Nota: En los niños, considerar el fracaso para el aumento de peso esperado).
  4. Insomnio o hipersomnia casi todos los días.
  5. Agitación o retraso psicomotor casi todos los días (observable por parte de otros; no simplemente la sensación subjetiva de inquietud o de enlentecimiento).
  6. Fatiga o pérdida de energía casi todos los días.
  7. Sentimiento de inutilidad o culpabilidad excesiva o inapropiada (que puede ser delirante) casi todos los días (no simplemente el autorreproche o culpa por estar enfermo).
  8. Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse, o para tomar decisiones, casi todos los días (a partir de la información subjetiva o de la observación por parte de otras personas). Pensamientos de muerte recurrente (no solo miedo a morir), ideas suicidas recurrentes sin un plan determinado, intento de suicidio o un plan específico para llevarlo a cabo.

B. Los síntomas causan malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.

C. El episodio no se puede atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia o de otra afección médica.

D. El episodio de depresión mayor no se explica por un  trastorno esquizoafectivo, esquizofrenia, un trastorno esquizofreniforme, trastorno delirante, u otro trastorno especificado o no especificado del espectro de la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos.

E. Nunca ha habido un episodio  maníaco o hipomanía.

Depresion y covid19 infografia

Personas con depresión en Europa: qué dice el INE

El instituto nacional de estadística (INE) en Europa muestra en su encuesta europea de salud la población con algún cuadro de depresión, la cual se cifra en un 5,4%, cerca de 2,1 millones de personas, siendo graves en cerca de 230.000 personas.

La depresión en las mujeres es el doble que en los hombres con valores del 7,1% para mujeres frente a un 3,5 % en hombres, y si hablamos de gravedad en las mujeres se triplica.

Los datos obtenidos en la pandemia respecto a todos los ámbitos de la salud se han visto afectados con múltiples sesgos debido a la falta de asistencia médico-sanitaria apropiada, pudiéndose dar situaciones paradójicas en lo que respecta a la incidencias de diversas patologías, que deberán ser estudiadas con el tiempo.

ESTUDIO 📚

Héctor PC, et al., valoraron los efectos de la pandemia de la COVID-19 sobre los estados de ansiedad, depresión y estrés presentes en la sociedad.

METODOLOGÍA

Esto se realizó por medio de cuestionarios que incluían secciones sociodemográficas, percepciones, emociones y comportamientos relacionados con la pandemia, más pruebas psicométricas de evaluación emocional.

RESULTADOS

En los resultados se pudo ver que más del 40% presentaron algún grado de ansiedad y el 41,3% de depresión; la proporción de estrés fue mayor del 30%. De los sujetos ansiosos, el 18,6% también experimentaron depresión o estrés de moderado a muy intenso (4).

La importancia del eje intestino-cerebro

El eje intestino cxerebro está compuesto por: 

  • La microbiota
  • El sistema nervioso entérico
  • El sistema nervioso autónomo
  • El sistema neuroendocrino
  • El sistema neuroinmune
  • El sistema nervioso central

Existe una clara correlación entre una microbiota intestinal alterada y patologías/estados como la ansiedad, el colon irritable o el autismo.

En estas enfermedades está presente un desequilibrio bacteriano, es decir, lo que llamamos una disbiosis intestinal. Esto termina por alterar las células neuroendocrinas y las células del sistema inmune, lo que modifica la liberación de neurotransmisores pudiendo dar lugar a diversas manifestaciones psiquiátricas.

Es sabido que alteraciones de la microbiota intestinal pueden agravar los estados psiquiátricos. Esto se da por mecanismos complejos poco claros en la actualidad, aunque se encuentren asociaciones fuertes entre la microbiota y la depresión, ansiedad, estrés…, estando implicados tanto mediadores inflamatorios, como alteraciones en los micronutrientes y respuesta inmune.

Depresión y microbiota intestinal

¡¡4 ideas clave!!

  1. El eje intestino-cerebro-microbiota interviene en la modulación del desarrollo, función y comportamiento cerebral (5).
  2. Alteraciones de la microbiota favorecen la permeabilidad intestinal y la disbiosis, favoreciendo el paso de sustancias al torrente circulatorio pudiendo afectar de forma sistémica.
  3. La dieta equilibrada reduce las alteraciones intestinales, y por tanto, minimiza el riesgo de asociación entre depresión y dieta.
  4.  El empleo de complementos nutricionales puede resultar útil a la hora de tratar afecciones psicoemocionales que estén asociadas a desequilibrios dietéticos, como pueden ser las carencias de selenio, zinc, magnesio, vitamina D…

¿Sabes cómo responden las bacterias a los antidepresivos?

ESTUDIO 📚

https://microbiologycommunity.nature.com/posts/52895-host-microbial-communication-through-gut-serotonin

La serotonina juega un papel crucial en la relación simbiótica entre el intestino y las bacterias intestinales

De modo que las bacterias son capaces de enviar señales para inducir la producción de serotonina por parte de nuestras células endocrinas, sobre todo con las comunidades bacterianas de Clostridia y Turicibacter.

CONCLUSIONES

Se considera que, tanto la serotonina como la fluoxetina (un antidepresivo), influyen en los niveles de Turicibacter en el intestino y este a su vez está relacionado con el aumento de peso, secundario a una disminución de Turicibacterias.

Lo que se preguntan los investigadores es si el peso que se gana por el empleo de ISRS (antidepresivos como la fluoxetina), podrían ser causados por la pérdida de ciertos microbios intestinales reguladores de los lípidos intestinales como sucede con las Turicibacter.

Tratamiento natural para la depresión

Hablaremos de los beneficios del agua de mar como tratamiento coadyuvante para la depresión.

Beneficios y propiedades del agua de mar para la depresión

El agua de mar ha demostrado tener efectos sistémicos como tratamiento de base para el equilibrio iónico de los intersticios, sobre la inmunomodulación y los mecanismos inflamatorios, de modo que contribuye a la función psicológica normal.

Entre sus elementos, el magnesio juega un papel importante en los estados de depresión y ansiedad.

ESTUDIO 📚

Relación entre la depresión y el déficit de magnesio

Emily KT. Et al utilizaron los datos obtenidos de una muestra poblacional para valorar la relación entre la ingesta de magnesio y la depresión.

CONCLUSIONES

Se identificó una asociación estadísticamente significativa entre la ingesta de niveles bajos de magnesio con la depresión (RR= 1,16; IC del 95% 1,06-1,30) (6).

Pero no solo es el magnesio. Otros elementos como el zinc o el selenio, también intervienen en el equilibrio psicoemocional, como lo demuestran las evidencias científicas.

Actualmente, la deficiencia de micronutrientes está teniendo más interés por parte de los investigadores, posiblemente por el incremento de la esperanza de vida y de su calidad asistencial, de modo que permite evaluar microelementos que en otros tiempos no se tenían tanto en cuenta.

ESTUDIO 📚

Jessica W. et al., consideran en esta publicación que es importante el consumo de micronutrientes por medio de una dieta equilibrada, en pacientes con problemas de salud mental (7).

Cada vez se está teniendo más en cuenta el papel del magnesio junto con otros microelementos y la microbiota intestinal, por la relación de este con la microbiota intestinal y la depresión (8).

Ebook debemos plantearnos un nuevo modelo de vida

Bibliografía:

  1. Mazza MG, De Lorenzo R, Conte C, Poletti S, Vai B, Bollettini I, Melloni EMT, Furlan R, Ciceri F, Rovere-Querini P; COVID-19 BioB Outpatient Clinic Study group, Benedetti F. Anxiety and depression in COVID-19 survivors: Role of inflammatory and clinical predictors. Brain Behav Immun. 2020 Oct;89:594-600. doi: 10.1016/j.bbi.2020.07.037. Epub 2020 Jul 30. PMID: 32738287; PMCID: PMC7390748.
  2. Hao F, Tan W, Jiang L, Zhang L, Zhao X, Zou Y, Hu Y, Luo X, Jiang X, McIntyre RS, Tran B, Sun J, Zhang Z, Ho R, Ho C, Tam W. Do psychiatric patients experience more psychiatric symptoms during COVID-19 pandemic and lockdown? A case-control study with service and research implications for immunopsychiatry. Brain Behav Immun. 2020 Jul;87:100-106. doi: 10.1016/j.bbi.2020.04.069. Epub 2020 Apr 27. PMID: 32353518; PMCID: PMC7184991.
  3. ://repositorio.ub.edu.ar/handle/123456789/9336.
  4. Pérez-Cano HJ, Moreno-Murguía MB, Morales-López O, Crow-Buchanan O, English JA, Lozano-Alcázar J, Somilleda-Ventura SA. Anxiety, depression, and stress in response to the coronavirus disease-19 pandemic. Cir Cir. 2020;88(5):562-568. English. doi: 10.24875/CIRU.20000561. PMID: 33064695.
  5. Sparling TM, Henschke N, Nesbitt RC, Gabrysch S. The role of diet and nutritional supplementation in perinatal depression: a systematic review. Matern Child Nutr. 2017 Jan;13(1):10.1111/mcn.12235. doi: 10.1111/mcn.12235. Epub 2016 Feb 3. PMID: 26840379; PMCID: PMC6865932.
  6. Tarleton EK, Littenberg B. Magnesium intake and depression in adults. J Am Board Fam Med. 2015 Mar-Apr;28(2):249-56. doi: 10.3122/jabfm.2015.02.140176. PMID: 25748766.
  7. Wang J, Um P, Dickerman BA, Liu J. Zinc, Magnesium, Selenium and Depression: A Review of the Evidence, Potential Mechanisms and Implications. Nutrients. 2018 May 9;10(5):584. doi: 10.3390/nu10050584. PMID: 29747386; PMCID: PMC5986464.
  8. Kelly JR, Borre Y, O’ Brien C, Patterson E, El Aidy S, Deane J, Kennedy PJ, Beers S, Scott K, Moloney G, Hoban AE, Scott L, Fitzgerald P, Ross P, Stanton C, Clarke G, Cryan JF, Dinan TG. Transferring the blues: Depression-associated gut microbiota induces neurobehavioural changes in the rat. J Psychiatr Res. 2016 Nov;82:109-18. doi: 10.1016/j.jpsychires.2016.07.019. Epub 2016 Jul 25. PMID: 27491067.

Deja un comentario

No se atenderán consultas médicas *

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.