Terapias del mar

¿Existe un déficit de magnesio en la actualidad?

Hoy día es difícil saber si existe un déficit de magnesio o no, y en qué porcentaje de la población causa más clínica y mayor riesgo de enfermedad. Esto ocurre porque la determinación serológica de sus niveles no refleja el estado de magnesio corporal total. 

Otros métodos como la prueba de carga de magnesio pueden ser más precisos para valorar el nivel corporal total y su déficit, pero no se emplean de rutina (1).

El magnesio es el cuarto mineral más abundante en el cuerpo humano. El magnesio sirve como cofactor en más de 300 enzimas y, además, influye en los niveles de calcio extracelular (2).

New Call-to-action

Algunas cifras:

Según los datos epidemiológicos de algunos estudios se demuestra que la ingesta de magnesio está por debajo de la Ingesta Diaria Recomendada (IDR) en un 30%,  aunque se cree que podría alcanzar este déficit de ingesta hasta el 80% de la población aproximadamente, sobre todo en la población de los países industrializados.

Niveles óptimos de magnesio en el organismo

En la actualidad no hay un consenso claro en referencia a la cantidad de magnesio que se debe consumir diariamente para garantizar nuestra correcta función orgánica dependiente de este mineral.

Niveles de magnesio en sangre

El siglo pasado, se estimó que los niveles séricos normales de magnesio están entre 1,82 y 2,30 mg/dl (0,75-0,95 mmol/l) (3).

Las nuevas evidencias sugieren que el cociente entre el magnesio y el calcio séricos es un indicador más práctico y sensible del estado/recambio del magnesio, estos valores oscilan entre 0.4 óptimo, 0,36-0,28 demasiado bajo (4).

Además, recientemente se ha demostrado que las personas con niveles de alrededor de 1,82 mg/dl son más propensas a tener deficiencia de magnesio en comparación con los que tienen niveles alrededor de los 2,07 mg/dl, y entre ambos valores se debe realizar pruebas adicionales para confirmar el estado de magnesio corporal (5).

En los humanos es más preciso valorar los niveles de magnesio que tenemos en los glóbulos rojos que su concentración en plasma, pudiendo darse la situación en la que los niveles de magnesio en sangre están bien, pero cuando se observa la concentración en los glóbulos rojos se encuentra baja.

Esto ocurre porque el cuerpo liberará magnesio a la sangre para mantener niveles óptimos de magnesemia en detrimento de los tejidos donde se almacenan (6).

Magnesio en los alimentos

Hay muchas verduras y frutas con un importante contenido en magnesio.

El problema actual es que el consumo de estos productos se ha visto reducido de forma drástica, hasta el punto que como mucho forman parte del acompañamiento, pero no como el plato principal.

Por otro lado, hay aspectos negativos como el refinamiento de la sal de mesa. Antes aportaba una buena cantidad de magnesio, pero en la actualidad para reducir el apelmazamiento se ha eliminado el magnesio o se encuentra en concentraciones casi inexistentes.

Entre los más ricos en magnesio encontramos:

  1. Arroces integrales
  2. Legumbres
  3. Frutos secos
  4. Aguacate
  5. Alimentos de hoja verde; espinacas, acelgas…
  6. Frutas como el plátano, los higos…

Podemos decir que con una dieta equilibrada y con el consumo de alimentos

integrales, el aporte de magnesio está casi garantizado.

A TENER EN CUENTA

Con la edad nos vamos medicalizando cada vez más, de tal modo que incluso con una buena dieta es muy común no llegar a aportar el suficiente magnesio por la interacción con los fármacos.

La carencia de magnesio no produce clínica específica, por esto se recomienda el consumo de complementos de magnesio con una buena biodisponibilidad con el fin de garantizar un aporte suficiente, especialmente a partir de los 40-50 años de edad.

que es el magnesio infografia

Alteraciones clínicas relacionadas con el déficit de magnesio

El diagnóstico por medio de la clínica de las carencias de magnesio es difícil, ya que los síntomas son altamente inespecíficos, sobre todo cuando estos niveles no son extremadamente bajos.

Entre los signos y síntomas encontramos:

Generales:

  1. Ansiedad
  2. Letargo
  3. Debilidad
  4. Agitación
  5. Depresión
  6. Dismenorrea
  7. Náuseas
  8. Irritabilidad, insomnio
  9. Deterioro del rendimiento deportivo

Musculares:

  1. Espasmos musculares
  2. Calambres en las plantas de los pies
  3. Calambres en las piernas
  4. Calambres en los músculos faciales
  5. Espasmos carpopedales

SNC:

  1. Migraña
  2. Convulsiones
  3. Temblores
  4. Vértigos

Metabólicos:

  1. Hipertrigliciremia
  2. Hipercolesterolemia
  3. Resistencia a la insulina
  4. Alteraciones del metabolismo óseo y de la vitamina D
  5. Resistencia a la PTH
  6. Recurrencia de cálculos de oxalato cálcico

Esto es un ejemplo de las disfunciones que pueden aparecer por falta de magnesio pero existen muchas otras (7).

Enfermedades, deficiencia de magnesio y absorción

Como se ha mencionado en el punto anterior, los déficits de magnesio pueden dar lugar a un amplio abanico de patologías asociadas, siendo además muy inespecíficos los cuadros clínicos que se manifiestan.

Se considera que un porcentaje que podría alcanzar el 80% de la población no consume el suficiente magnesio para cubrir con claridad las necesidades diarias, pero como el hueso es una fuente importante de magnesio y se encuentra en constante recambio se puede acceder a este magnesio con relativa facilidad, enmascarándose de esta forma los déficits.

Debemos tener en cuenta que a esto se le suman las pérdidas o alteraciones de magnesio en su absorción por el consumo de fármacos (8). Entre los fármacos tenemos:

  1. Aminoglucósidos (gentamicina, tobramicina, amikacina…)
  2. Pentamida
  3. Antivirales
  4. Agonistas beta adrenérgicos (salbutamol, fenoterol, teofilina…)
  5. Bifosfonatos
  6. Agentes quimioterápicos
  7. Inmunosupresores (ciclosporinas, sirolimus…)
  8. Diuréticos de asa (furosemida…)
  9. Inhibidores de la bomba de protones (omeprazol…)

La deficiencia de magnesio se relaciona con enfermedades como la arteriosclerosis, alteraciones de los lípidos, diabetes mellitus, síndrome metabólico, hipertensión, trastornos psiquiátricos…(9, 10).

Agua de mar y magnesio

El aporte de magnesio extra no tiene riesgo alguno, sobre todo si se consume en las cantidades indicadas. Predomina una insuficiente aportación diaria.

En lo que respecta al agua de mar, se puede decir que es un producto ideal, ya que no solo nos aporta el magnesio que necesitamos, sino que también nos ofrece todo el catálogo de minerales que necesitamos para un correcto funcionamiento de nuestro organismo.

El agua de mar ofrece una gran biodisponibilidad de estos elementos tan importantes para las funciones metabólicas celulares, ya que los encontramos en solución, de modo que no forman agregados salinos insolubles, sobre todo si se consume el agua de mar en ayunas.Los déficits de magnesio pueden conducir a la pérdida de potasio, calcio y otros minerales. Con la ingesta de agua de mar también garantizamos el aporte de minerales, los cuales se pueden ver comprometidos en el déficit de magnesio.

New Call-to-action

Bibliografía:

1- Razzaque MS. Magnesium: Are We Consuming Enough? Nutrients. 2018 Dec 2;10(12):1863. doi: 10.3390/nu10121863. PMID: 30513803; PMCID: PMC6316205.

2- Caspi R., Altman T., Dreher K., Fulcher C.A., Subhraveti P., Keseler I.M., Kothari A., Krummenacker M., Latendresse M., Mueller L.A., et al. The metacyc database of metabolic pathways and enzymes and the biocyc collection of pathway/genome databases. Nucleic Acids Res. 2012;40:D742–D753. doi: 10.1093/nar/gkr1014.

3-  Lowenstein F.W., Stanton M.F. Serum magnesium levels in the United States, 1971–1974. J. Am. Coll. Nutr. 1986;5:399–414. doi: 10.1080/07315724.1986.10720143.

4- Rosanoff A., Wolf F.I. A guided tour of presentations at the xiv international magnesium symposium. Magnes. Res. 2016;29:55–59.

5-  Nielsen F.H. Guidance for the determination of status indicators and dietary requirements for magnesium. Magnes. Res. 2016;29:154–160. 

6- Razzaque MS. Magnesium: Are We Consuming Enough? Nutrients. 2018 Dec 2;10(12):1863. doi: 10.3390/nu10121863. PMID: 30513803; PMCID: PMC6316205.

7- Gröber U, Schmidt J, Kisters K. Magnesium in Prevention and Therapy. Nutrients. 2015 Sep 23;7(9):8199-226. doi: 10.3390/nu7095388. PMID: 26404370; PMCID: PMC4586582.

8- Gröber U. Interactions between drugs and micronutrients. Med. Monatsschr. Pharm. 2006;29:26–35. doi: 10.5414/TEP27001.

9- Shah N.C., Shah J.G., Li Z., Jiang X.C., Altura B.T., Altura B.M. Short-term magnesium deficiency downregulates telomerase, upregulates neutral sphingomyelinase and induces oxidative DNA damage in cardiovascular tissues: relevance to atherogenesis, cardiovascular diseases and aging. Int. J. Clin. Exp. Med. 2014;7:497–514.

10-  Geiger H., Wanner C. Magnesium in disease. Clin. Kidney J. 2012;5:i25–i38. doi: 10.1093/ndtplus/sfr165.

Deja un comentario

No se atenderán consultas médicas *

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.