Un mar de terapias

Blog para profesionales de la salud con casos clínicos, terapias holísticas e innovación en medicina integrativa para tu práctica clínica diaria

Descubre la cúrcuma, sus propiedades y contraindicaciones

curcuma propiedades

La cúrcuma es un condimento que proviene de la planta denominada Cúrcuma longa originaria del sudeste asiático. La especia se obtiene tradicionalmente por medio de la desecación de su rizoma. Además de ser una especia muy aromática, con unas propiedades organolépticas muy interesantes, a esta droga vegetal se le atribuyen un sinfín de propiedades medicinales.

De hecho, más allá de su característico color anaranjado y sabor amargo-picante, contiene compuestos fitoquímicos que son los que le confieren las propiedades medicinales. Te invitamos a descubrir más sobre la cúrcuma, sus propiedades, usos y contraindicaciones en este post.

New Call-to-action

¿Cuáles son los principales componentes de la cúrcuma?

Los curcuminoides son los principios activos más abundantes en el rizoma de esta planta. Entre ellos el más conocido es la curcumina, que contiene aceites esenciales como son el w-9, w-3 y aceites volátiles.

La cúrcuma aporta fibra, proteínas y es rica en hidratos de carbono. Contiene minerales como:

  • Hierro
  • Magnesio
  • Calcio
  • Fósforo
  • Potasio
  • Zinc

Contiene vitaminas como:

  • Alfa-tocoferol
  • Vitamina K 
  • Vitaminas del complejo B: B1, B2, B3, B6, B9.

Cúrcuma, propiedades y beneficios para la salud

En la introducción hemos hablado de las propiedades medicinales de la cúrcuma, que es mucho más que un ingrediente en la cocina.

Su uso más tradicional consiste en su empleo para el tratamiento de las alteraciones hepáticas. Este uso de la cúrcuma se debe posiblemente a su efecto antioxidante. Vemos más propiedades de la cúrcuma:

  • Gracias a sus principios activos esta especia protege frente a las agresiones derivadas de la síntesis de radicales libres, por medio del incremento del contenido de glutatión y de su actividad. Además, estimula la síntesis de glutatión sintasa y el CYP-450.
  • Actúa en las enfermedades inflamatorias, gracias a su capacidad para reducir la síntesis de prostaglandinas inflamatorias, demostrándose su eficacia en el tratamiento de la psoriasis y la artritis reumatoide, entre otras.
  • Gracias a su capacidad para inhibir la transcripción de moléculas importantes en el inicio de la inflamación, reduce los efectos inflamatorios en la mucosa gástrica. Además, incrementa la producción de las secreciones mucosas fundamentales para poder amortiguar las lesiones inducidas por los jugos gástricos.
  • Incluso en las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer podría ser potencialmente beneficiosa, por los efectos inhibitorios que tiene sobre la formación de las placas de amiloides.
  • Tiene efectos hipolipemiantes, mejorando el perfil lipídico posiblemente por el incremento de la función hepática.
  • También, son muchos los estudios en los que se observa el efecto en la regulación de la inflamación en el desarrollo tumoral, incluso siendo capaz de reducir o ralentizar el crecimiento tumoral.

En definitiva, la mayoría de las propiedades de la cúrcuma son debidas a su efecto antioxidante y regulador de la inflamación. Por eso, se observa un abanico tan amplio de acciones sobre muy diversas dolencias.

Por lo general, podemos decir que el empleo de la cúrcuma como condimento, además de aportarnos ese sabor tan característico, tiene propiedades medicinales que nos obligan a tenerla en nuestro especiero.

Absorción y biodisponibilidad de la cúrcuma

Uno de los inconvenientes de la curcumina, el principio activo más importante de la cúrcuma, consiste en que cuando se emplea con fines fitomedicinales, este sufre un rápido metabolismo hepático. Dicho de otra forma, la curcumina tiene muy baja biodisponibilidad.

Por lo que es importante saber que, si se quiere una mejor biodisponibilidad de la curcumina, se debe combinar con pimienta negra (piperina), para de esta forma reducir el metabolismo hepático.

También el empleo de la cúrcuma en combinación con lípidos, ricos en fosfolípidos, es una forma de incrementar su biodisponibilidad.

En la actualidad existen diferentes presentaciones que pretenden resolver el problema de la biodisponibilidad de esta sustancia. Entre ellas encontramos:

  • Los aceites esenciales de cúrcuma
  • La curcumina optimizada
  • Micelas de curcumina

Sin embargo, para decidir cómo, cuándo y cuánta curcumina tomar lo mejor es un buen asesoramiento.

Contraindicaciones de la cúrcuma

Como toda sustancia química, la cúrcuma tiene contraindicaciones. Principalmente en personas con afecciones graves de la función hepática y coledocolitiasis.

Por lo general, debido a que no se conoce su efecto sobre la mujer gestante y el niño tampoco se recomienda su uso en estos casos.

Especial atención deben tener aquellas personas que estén tomando anticoagulantes, ya que el empleo de la cúrcuma puede potenciar el efecto anticoagulante del fármaco.

Para poder tomar curcuma de forma medicinal y aprovechar sus propiedades, lo importante es un buen asesoramiento. Las recomendaciones generales sobre el consumo de cúrcuma oscilan entre el gramo y los tres gramos de cúrcuma. En el caso de extracto de curcumina de alta concentración se debe emplear entre los 300-600mg. Pero la información es orientativa.

Por todo esto, lo mejor es el asesoramiento por parte de un profesional.

New Call-to-action

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario