Terapias del mar

Glutamina: para que sirve y como tomarla

Accede a nuestro Área Profesional

La glutamina es un aminoácido no esencial que produce nuestro cuerpo y que también se encuentra en algunos alimentos.

Es fundamental en el metabolismo del nitrógeno, como fuente de energía, en la transaminación, refuerza el sistema inmunológico y digestivo, entre otros. Es un sustrato energético fundamental para enterocitos, linfocitos y macrófagos y está implicado en múltiples funciones. En algunos casos, es recomendable integrarlo en la dieta para mejorar las condiciones de salud del paciente. 

En este artículo analizaremos la importancia de la glutamina y cuáles son sus beneficios (para que sirve la glutamina). Veremos en qué casos es recomendable un aporte adicional a través de suplementos de glutamina para procurar una salud óptima y cuál es la mejor forma de tomar este aminoácido.

¿Qué es la glutamina?

La glutamina es un aminoácido no esencial. Los aminoácidos son moléculas que desempeñan muchas funciones en el organismo y cuya función principal es servir como componentes básicos de las proteínas, fundamentales para los órganos. Además, transporta sustancias en la sangre y combate virus y bacterias dañinos.

Existe en dos formas diferentes: L-glutamina y D-glutamina. Son casi idénticas pero tienen una disposición molecular ligeramente diferente. La forma que se encuentra en los alimentos y suplementos es la L-glutamina y se utiliza para fabricar proteínas y otras funciones. La D-glutamina tiene menor importancia en los organismos vivos.

La L-glutamina puede producirse de forma natural en el organismo. Sin embargo, hay ocasiones en las que las necesidades de glutamina son mayores que nuestra capacidad para producirla. Lo que quiere decir que es un aminoácido condicionalmente esencial, es decir, que precisa obtenerse de la dieta en determinadas condiciones, como lesiones o enfermedades.

La glutamina es especialmente importante para el sistema inmunitario y la salud intestinal.

ÁREA EXCLUSIVA para profesionales de la salud ️ ¡Quiero acceder!

¿Para que sirve la glutamina?

A continuación respondemos a la pregunta “¿Qué beneficios tiene la glutamina?”,  citando aquellos que han sido demostrados por la ciencia:

  1. Mejora de los resultados en traumatismos, quemaduras y lesiones.
  2. Afecta al equilibrio de nitrógeno: reduce el agotamiento proteico.
  3. Puede reducir la permeabilidad intestinal: relación lactulosa/manitol.
  4. Tiene la capacidad de disminuir la inflamación (IL-6, TNF-ɑ, proteína C reactiva).
  5. Es capaz de reducir la gravedad de la mucositis oral en pacientes sometidos a radioterapia para el cáncer de cabeza y cuello.
  6. Puede reducir los síntomas del síndrome del intestino irritable (SII) junto con una dieta baja en FODMAP. 
  7. Promueve un microbioma intestinal sano, favorece el revestimiento y la integridad de la mucosa intestinal y reduce la inflamación intestinal.
  8. Puede aumentar el recuento de glóbulos blancos y beneficiar la reducción de peso.

Otros beneficios de la glutamina relacionados con el deporte

  1. Ralentiza el daño muscular provocado por entrenamientos más largos y de alta intensidad.
  2. Fortalece los músculos estimulando la síntesis proteica.

¿Qué alimentos son ricos en glutamina?

La glutamina se encuentra de forma natural en diversos alimentos. Se estima que una dieta común contiene entre 3-6 gramos al día.

Los alimentos con mayor cantidad de glutamina son los productos de origen animal, debido a su alto contenido en proteínas. Sin embargo, algunos alimentos de origen vegetal tienen un mayor porcentaje en sus proteínas.

 Descubre los avances y tratamientos de la Medicina Integrativa  descargando el PDF [Guía gratuita]

Porcentajes de proteína constituidos por L-glutamina en cada alimento (estudio):

Alimento% de proteína constituido por L- GlutaminaCantidad por 100gr
Huevos4,4%0,6 g
Carne de Vacuno4,8%1,2 g
Leche desnatada8,1%0,3 g
Tofu9,1%0,6 g
Arroz Blanco11,1%0,3 g
Maíz 16,2%0,4

*Aunque algunas fuentes vegetales, como el arroz blanco y el maíz, tienen un gran porcentaje de proteínas formadas por glutamina, en general tienen contenidos proteicos bastante bajos. La carne y otros productos de origen animal son las formas más sencillas de obtener cantidades elevadas.

¿Como tomar glutamina?

La glutamina se puede tomar a partir de los alimentos (proteínas) y a través de suplementos de L-glutamina. Dado que la glutamina es un aminoácido que se produce de forma natural en el organismo y se encuentra en muchos alimentos, no es perjudicial en cantidades normales.

Diversos estudios sobre suplementos de glutamina han probado diversas dosis, desde 5-45 gramos al día durante seis semanas (se precisa más investigación en lo relativo al largo plazo).

Es posible que los suplementos de glutamina no tengan los mismos efectos si se sigue una dieta basada en animales y rica en proteínas, en comparación con una dieta basada en plantas y baja en proteínas. En el primer caso, sería recomendable balancear la ingesta total de glutamina entre alimentación y suplementación.

La presentación de los suplementos de glutamina suele ser en polvo o en cápsulas, siendo el polvo la más común. La recomendación general es mezclar 5 gramos de L-Glutamina en polvo con agua.

La glutamina se puede tomar con otros aminoácidos como los BCAAs o la L-arginina para potenciar sus efectos, incrementando los efectos anabólicos, la recuperación de la fatiga y potenciación del sistema inmune.

Muchas de las respuestas de la glutamina, en particular su intensidad, son dependientes de la dosis. Por ejemplo, en el caso de entrenamientos de alta intensidad con temperaturas elevadas se ha visto la respuesta con dosis inferiores a 0,25gr/kg de peso, pero esta respuesta ha sido superior con dosis que alcanzaban 1gr/kg de peso.  Es por esto que cuando nos planteemos la utilización de complementos es importante un buen asesoramiento profesional para rentabilizar su empleo.

Los suplementos de glutamina se pueden combinar con magnesio, como el procedente de las ampollas de agua de mar, completando así su función para relajar los músculos intestinales y aportando hasta 78 elementos de la tabla periódica. 

Nueva llamada a la acción

¿Qué cantidad de L-glutamina debo tomar al día?

En general, se recomienda una dosis conservadora de 5 gramos de glutamina al día. 

Si tenemos en cuenta cada caso particular, las dosis recomendadas oscilan entre los 0,1-0,9 gr/Kg de peso. Además, tenemos que tener en cuenta que su concentración máxima en sangre se encontrará entre los 30-120 minutos tras la ingesta.  

Efectos de la glutamina en pacientes quirúrgicos

Debido a la implicación de la glutamina en una gran variedad de procesos del organismo, podríamos decir que este aminoácido es útil en casi todas las situaciones clínicas. En particular, en aquellas situaciones de gravedad como pueden ser los pacientes quirúrgicos y traumatizados críticos.  

Se ha demostrado que administrar  glutamina por vía parenteral en pacientes quirúrgicos, disminuye la estancia hospitalaria y las complicaciones infecciosas. Además, presenta una mejor tolerancia metabólica en el control de la glucemia.  En el caso de la vía enteral, también se ha demostrado que la glutamina mejora el perfil inmunológico de los enfermos críticos en traumatología, además de reducir los costes y la estancia.  En la mayoría de casos de enfermos críticos, el empleo de glutamina parenteral es mejor que la enteral, salvo para el intestino. Aquí la glutamina se utiliza como uno de los sustratos energéticos principales, por lo que para el metabolismo enteral es mejor administrar la glutamina en forma de dipéptido.

QUI - Valores de un hemograma - CTA -

Glutamina y salud intestinal

Diferentes ensayos han mostrado como el empleo de la glutamina en entrenos a altas temperaturas y de forma aguda, es capaz de reducir la permeabilidad intestinal, confirmándose que los efectos son dosis dependiente. Uno de los posibles mecanismos implicados en la permeabilidad intestinal inducida por el ejercicio es por medio de la inhibición de la respuesta secundaria a la actividad de las proteínas del choque térmico, la ruta de NF-kB y el aumento de la expresión de la proteína ocludina, importante en la integridad de las uniones estrechas del epitelio intestinal.  Es relevanta porque se ha relacionado con ello el incremento de los eventos proinflamatorios con alteraciones de la permeabilidad intestinal, dando lugar a patologías gastrointestinales y otras manifestaciones extraintestinales.

Los beneficios de la glutamina para el sistema inmunitario están relacionados con su papel en la salud intestinal. En el cuerpo humano, los intestinos se consideran la mayor parte del sistema inmunitario.

Esto se debe a la gran cantidad de células intestinales con funciones inmunitarias, así como a los billones de bacterias que viven en los intestinos y que influyen en la salud inmunitaria.

Además, ayuda a mantener la barrera entre el interior de los intestinos y el resto del cuerpo, protegiendo de la permeabilidad intestinal, lo que impide que bacterias o toxinas perjudiciales pasen al resto del cuerpo.

Glutamina y estrés

La glutamina ha demostrado ser beneficiosa en situaciones de estrés prolongado, que conllevan un consumo energético elevado que termina por consumir todos los depósitos de glucógeno. 

En estos casos, se produce además una activación del sistema neuroendocrino elevándose los niveles de:

  • Cortisol
  • Glucagón
  • Hormona del crecimiento
  • Adrenalina
  • Citocinas
  • TSH

De este modo, se inicia una cascada catabólica que compromete al organismo, llevándolo a un déficit calórico de elevada magnitud. Cuando se prolongan las situaciones de estrés catabólico, el organismo emplea las fuentes de grasa y las proteínas musculares.

Con el tiempo, esto termina afectando la función orgánica, favoreciendo la sepsis y terminando en un fallo multiorgánico. La glutamina adquiere aquí un papel preponderante, ya que tanto la mucosa intestinal como el tejido linfoide la utilizan como combustible, favoreciendo la integridad y el mantenimiento de la barrera intestinal.

¿Por qué es importante la glutamina para el sistema inmune?

Una de las funciones y beneficios más importantes de la glutamina es su papel en el sistema inmunitario. Es una fuente de combustible fundamental para las células inmunitarias.

Sus niveles en sangre pueden disminuir debido a lesiones importantes, quemaduras o intervenciones quirúrgicas. Cuando la necesidad de glutamina del organismo es mayor que su capacidad para producirla, el cuerpo puede descomponer las reservas de proteínas, como los músculos, para liberar más cantidad de este aminoácido.

La función del sistema inmunitario puede verse comprometida cuando no se dispone de cantidades suficientes de glutamina.

Por este motivo, se recomiendan a menudo dietas ricas en proteínas, en glutamina o suplementos de glutamina después de lesiones importantes como las quemaduras.

Diversos estudios también han informado de que los suplementos de glutamina pueden mejorar la salud, disminuir las infecciones y acortar la estancia hospitalaria tras una intervención quirúrgica, así como la reducción de los costes médicos en pacientes en estado crítico.

En adultos sanos y/o sin necesidades específicas (como la práctica de ejercicio físico), no existen pruebas sólidas de sus beneficios, ya que las necesidades de estas personas pueden satisfacerse a través de la dieta y la producción natural del organismo.

L-glutamina y agua de mar

La combinación de glutamina y agua de mar (hipertónica e isotónica) es interesante porque ambas benefician a las funciones digestivas, en particular, a la flora y la mucosa intestinal.

El agua de mar contiene minerales altamente biodisponibles que son imprescindibles para que la flora bacteriana saprófita desarrolle de forma apropiada sus funciones. Sobre todo las enzimáticas que requieren de cofactores, como son los minerales.

Pack de bienvenida

BIBLIOGRAFÍA

Breslow, R., & Cheng, Z. L. (2009). On the origin of terrestrial homochirality for nucleosides and amino acids. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, 106(23), 9144–9146. https://doi.org/10.1073/pnas.0904350106

Candow, D. G., Chilibeck, P. D., Burke, D. G., Davison, K. S., & Smith-Palmer, T. (2001). Effect of glutamine supplementation combined with resistance training in young adults. European journal of applied physiology, 86(2), 142–149. https://doi.org/10.1007/s00421-001-0523-y

Chassaing, B., Kumar, M., Baker, M. T., Singh, V., & Vijay-Kumar, M. (2014). Mammalian gut immunity. Biomedical journal, 37(5), 246–258. https://doi.org/10.4103/2319-4170.130922

Durani S. (2008). Protein design with L- and D-alpha-amino acid structures as the alphabet. Accounts of chemical research, 41(10), 1301–1308. https://doi.org/10.1021/ar700265t

Holecek M. (2013). Side effects of long-term glutamine supplementation. JPEN. Journal of parenteral and enteral nutrition, 37(5), 607–616. https://doi.org/10.1177/0148607112460682

Lacey, J. M., & Wilmore, D. W. (1990). Is glutamine a conditionally essential amino acid?. Nutrition reviews, 48(8), 297–309. https://doi.org/10.1111/j.1753-4887.1990.tb02967.x

Lenders, C. M., Liu, S., Wilmore, D. W., Sampson, L., Dougherty, L. W., Spiegelman, D., & Willett, W. C. (2009). Evaluation of a novel food composition database that includes glutamine and other amino acids derived from gene sequencing data. European journal of clinical nutrition, 63(12), 1433–1439. https://doi.org/10.1038/ejcn.2009.110

Rastgoo, S., Ebrahimi-Daryani, N., Agah, S., Karimi, S., Taher, M., Rashidkhani, B., Hejazi, E., Mohseni, F., Ahmadzadeh, M., Sadeghi, A., & Hekmatdoost, A. (2021). Glutamine Supplementation Enhances the Effects of a Low FODMAP Diet in Irritable Bowel Syndrome Management. Frontiers in nutrition, 8, 746703. https://doi.org/10.3389/fnut.2021.746703

Deja un comentario

No se atenderán consultas médicas *

1 comentario

Hector

12/02/2023 15:33

Gracias por la información muy útil