Un mar de terapias

Blog para profesionales de la salud con casos clínicos, terapias holísticas e innovación en medicina integrativa para tu práctica clínica diaria

Creatinquinasa, niveles ATP y Terapia Marina

creatinquinasa

La creatinquinasa o la creatina fosfoquinasa es un enzima que se encuentra en varios tejidos y en distintos tipos de célula. Su función es la regulación de los niveles de ATP, teniendo una función bidireccional, en el caso del tejido muscular por el elevado incremento de las moléculas de ADP secundarias al consumo energético, cataliza la transferencia del radical fosforilo a una molécula de ADP para transformarla en ATP, esta dirección es la que se da en todos los tejidos de la economía del organismo.

El ATP producido por la transferencia del fosfato de la fosfocreatina, es una reserva energética de rápida utilización, solo que la cantidad que contienen las células es mínima, agotándose en poco más de 10 segundos.

Por lo que la creatinquinasa interviene en una de las rutas metabólicas que la economía orgánica emplea para la ejecución de sus tareas, como podría ser una respuesta inmediata como un acto reflejo complejo con huida. De esta forma la rápida obtención de la energía favorece la respuesta rápida que nos puede salvar la vida.

New Call-to-action

La creatinquinasa y sus cofactores

La creatinquinasa tiene varias isoformas, dependiendo del tejido en el que se localice. Cada isoforma puede ser utilizada para valorar diferentes parámetros, como el daño cardíaco en el caso de la isoforma CK-MB que asociada a otras alteraciones que se producen al dañarse el corazón, como el infarto de miocardio, valores elevados de la CK-MB junto con alteración del ECG y de las troponinas.

La isoforma CK-BB en el caso de que exista daño cerebral el valor se incrementará, aunque es cierto que es un marcador específico del cerebro no nos aproxima a ningún diagnóstico.

La CK-MM la encontraremos en cuadros de inflamación tras un ejercicio intenso, rabdomiólisis de diferente origen, cuadros de distrofia muscular.

Los valores de creatinquinasa pueden verse elevados en procesos en los que no encontramos patología como la fiebre o ejercicio intenso y prolongado, sin que exista una patología aparente, por lo que los valores han de ser contextualizados y de forma aislada no son significativos o de difícil interpretación.

En cuanto a los cofactores requeridos nos encontramos con; el ADP, ATP, Mn, Mg, Na, Cl.

Por lo que es de importancia una buena mineralización, ya que estos iones son fundamentales para el correcto funcionamiento de la creatinquinasa.

La creatinquinasa: la más potente, pero poco capacitada

La fosfocreatina sustrato del enzima creatinquinasa, debido a encontrarse en la célula y depender de un solo paso enzimático, hace a este mecanismo el más potente de todos al obtenerse energía de forma muy rápida, pero por otra parte tiene una muy baja capacidad para poder mantener en el tiempo el ritmo de producción de energía, ya que en la célula no se puede almacenar más que una poca cantidad.

En fisiología se denomina a este sistema energética, como; potencia anaeróbica aláctica, es la fuente energética que emplean los velocistas, la denominada velocidad pura, alcanzando tiempos entre 10-20 segundos.

También este recurso es empleado cuando se esprinta, en los cambios e ritmo rápidos, entre otros, siendo un elemento fundamental para incrementar el rendimiento en estas situaciones en las que el organismo requiere de un apretón o de varios a lo largo de una prueba.

Terapia Marina y el terreno biológico

Hemos visto en otros artículos como La Terapia Marina favorece el equilibrio del terreno biológico, es cierto que es difícil su cuantificación y las rutas en las que interviene el agua de mar en la célula, para que se de este hecho. Pero no menos ciertos son los resultados experimentales en los que se infieren un incremento de la eficiencia celular, por medio de; el incremento de la supervivencia de los eritrocitos, la activación de los linfocitos y su estabilización, la recuperación de anemia en animales de experimentación con restricción de hierro, y otros hechos que nos tienen que hacer pensar, que la Terapia Marina ofrece a la célula recursos fundamentales para su equilibrio.

Se ha visto en deportistas, que incrementa la eficiencia del tampón sanguíneo, que mantiene los niveles elevados de glucemia con respecto a un grupo control y los de cloruro sódico.

Terapia Marina y creatinquinasa

En los sistemas vivos nada se ejecuta independientemente, todo está acoplado y no iba a ser menos la creatinquinasa, su reacción está acoplada con otras como las catalizadas por la hexoquinasa y glucosa-6-fosfato deshidrogenasa. Parece que la velocidad de formación del NADPH es proporcional a la concentración catalítica de la creatinquinasa, demostrado en muestras ensayadas, y además empleándo esta relación en química analítica.

El hecho de la relación entre la función de la síntesis del NADPH y la actividad de la creatinquinasa acoplada, se podría justificar por la necesidad de moléculas de ATP para la cesión del grupo fosfato a la glucosa por la hexoquinasa, para posteriormente esta glucosa-6-fosfato entre en la ruta de las pentosas. Donde se producirá por medio de la glucosa-6-fosfato deshidrogenasa el NADPH, un poderoso reductor, fundamental para mantener el glutatión reducido y funcional.

Esto es capital para los eritrocitos ya que para elimina los ROS requieren del glutatión y de una regeneración constante de NADPH, siendo vital para la integridad del eritrocito.

Nos podemos hacer la pregunta ¿Es esta una de las causas del incremento de la supervivencia de los eritrocitos cuando se emplea la Terapia Marina?

Valoremos que necesitan estas enzimas para su correcta función

Por un lado, la creatinquinasa necesita de Mn, Ca, Mg, NaCl.

El glutatión necesita de Se, para su función y S para la cisteína. El selenio es tan importante que es una opción terapéutica en pacientes críticos, donde hay un elevado estrés oxidativo.

Hemos visto como los elementos, en este caso cofactores o cadenas laterales de aminoácidos, son fundamentales en la actividad enzimática, y como la Terapia Marina ofrece estos elementos de forma proporcional, es fácil que los solutos que contiene alcancen sus dianas moleculares para que estas continúen haciendo su función.

Tengamos en cuenta, que en circunstancias donde los estresores intensifiquen las funciones de detoxificación, los mecanismos por vía renal o hepática encargados de la recuperación de los oligoelementos y elementos traza, se vean comprometidos por la alteración del equilibrio del sistema.

Por ello el empleo de la Terapia Marina es un buen complemento tanto en la prevención como en la aparición de estados de desequilibrio, aportando el totum hidromineral para la homeostasis celular.

New Call-to-action

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario