Terapias del mar

Conjuntivitis viral: qué es, síntomas, tratamiento y duración

La conjuntivitis viral es una de las causas más frecuentes de conjuntivitis aguda, sobre todo en niños y adolescente. Es altamente contagiosa, siendo el agente etiológico más frecuente de esta infección el adenovirus.

La mejor forma de protegerse de una conjuntivitis viral es a través de una buena higiene de manos, ya que suponen un gran vector de transmisión de microorganismos.

Principales causas de la conjuntivitis viral

La principal causa de la conjuntivitis viral es la asociada a adenovirus. 

Adenovirus conjuntivitis

El adenovirus puede afectar a los ojos. Es una infección muy contagiosa. 

El contagio de este virus se realiza por vía aérea o por contacto con secreciones con carga viral en fómites.

Debemos tener en cuenta que el tiempo de incubación puede ser de 4 a 10 días.

New Call-to-action

Síntomas de conjuntivitis viral 

Dentro de los signos y síntomas de la conjuntivitis viral por adenovirus encontramos una serie de manifestaciones clínicas, pero debemos saber que son muy comunes también en otros cuadros de conjuntivitis causadas por otros agentes:

  • Lagrimeo o epífora.
  • Ojo rojo: eritematoso por la respuesta inflamatoria de la mucosa conjuntival.
  • Malestar o sensación de cuerpo extraño: por la alteración en la producción de lágrima que se suma a la inflamación local.
  • Fotofobia: se incrementa la sensibilidad a la luz, afectando de forma significativa los días de elevada luminosidad.
  • Quemosis/equimosis: sensación de quemazón o escozor que obliga de forma imperiosa la rascado del ojo, pudiendo agravar el cuadro.

Existen signos más característicos de las infecciones producidas en concreto por adenovirus:

  • Formación de pseudomembranas.
  • Aparición de adenopatías.
  • Queratitis.
  • Papilas.

Tipos de conjuntivitis viral

La clasificación de conjuntivitis virales por adenovirus se divide en dos tipos principales. Los adenovirus pueden infectar la conjuntiva ocular y manifestarse principalmente de dos formas:

Queratoconjuntivitis epidémica

Este tipo de conjuntivitis es altamente contagiosa, debido a que se transmite de la mano al ojo.

Aun con un tratamiento sintomático apropiado, aparecen secuelas en más del 70% de los afectados.

Este tipo de transmisión hace que en la actualidad se propague de forma rápida, debido a la costumbre que tenemos de darnos la mano para saludarnos o despedirnos.

Es fácil entender que, con sólo llevarse la mano al ojo por el picor una persona afectada, ya contendrá suficiente inóculo en la mano para ser transmitido. Solo es necesario que otra persona entre en contacto con nosotros, como hemos mencionado por medio de un apretón de manos, y que esta segunda persona posteriormente se rasque el ojo, que es algo muy frecuente. La transmisión ya se habría producido.

Esto ocurre también con los fómites o instrumentos, de modo que fácilmente se transforma en una infección epidémica que evoluciona muy rápidamente.

Fiebre faringo-conjuntival

En este caso de presentación de la conjuntivitis por adenovirus debuta con un cuadro pseudo-febril con dolor de garganta y escozor, que durante la evolución termina por afectar a la mucosa ocular.

Su medio de trasmisión se produce a través los aerosoles que se liberan al aire al hablar, toser, estornudar… Su gravedad suele ser baja, pero puede desembocar en una queratoconjuntivitis epidémica.

Conjuntivitis viral: complicaciones 

Una de las complicaciones más frecuentes que podemos encontrar derivada de la conjuntivitis viral por adenovirus, como ya hemos mencionado, es la queratitis.

Según los estadios evolutivos podemos clasificarlas en:

  • Estadio I: aparece durante los primeros 7-10 días, apareciendo una queratopatía punteada superficial autolimitada.
  • Estadio II: pasadas dos o tres semanas comienzan a desarrollarse opacidades subepiteliales como consecuencia de la respuesta inmune.
  • Estadio III: con el paso del tiempo, meses, los infiltrados evolucionas hacia el estroma anterior de la córnea, estos infiltrados pueden alterar la arquitectura natural del estroma con la alteración de la refracción en los casos más graves.

Tratamiento para conjuntivitis viral 

El tratamiento de la conjuntivitis viral por adenovirus coincide con el de la mayoría de procesos virales en que es sintomático. 

Con el empleo de frío local y humectantes es suficiente para tratar el estadio I. En los casos en los que encontremos disminución de la agudeza visual franca, se procederá a la administración de esteroides, pero se debe advertir que una vez que estos se suprimen recurren con frecuencia.

¿Cómo detectamos las lesiones de la córnea en una conjuntivitis por adenovirus?

Para determinar las lesiones de la córnea en las conjuntivitis por adenovirus se emplea la LÁMPARA DE HENDIDURA. Con ella se pueden valorar los infiltrados y además determinar dónde se encuentran en el espesor corneal.

De modo que si aparecen en las porciones anteriores de la córnea los consideraremos epiteliales, subepiteliales o del estroma anterior y si los encontramos en la porción más posterior será consecuencia de la afectación retroquerática.

Cómo prevenir la conjuntivitis viral

La mejor forma de prevenir el padecimiento de la conjuntivitis viral es por medio de la toma de medidas higiénicas apropiadas, entre ellas:

  • Lavado de manos con agua jabonosa o solución hidroalcohólica, con el fin de eliminar los microorganismos de las manos.
  • Empleo de pañuelos a la hora de tocarse los ojos para reducir la posibilidad de transmisión.
  • En el caso de pico de ojos no emplear las manos y utilizar colirios y gasas estériles, para su manejo.
  • Taparse la boca con el estornudo o la tos, de modo que se reduzca la posibilidad de verter aerosoles al aire.

Todas estas medidas son útiles para todos y para todas las situaciones en las que los microorganismos se contagien por medio de los aerosoles o por contaminación de fómites al tocarlos. De esta forma se pueden reducir los brotes epidémicos, minimizando el número de casos.

Agua de mar y conjuntivitis viral

El empleo de las especialidades de agua de mar ultra filtrada son un buen complemento para el tratamiento de los síntomas de la conjuntivitis.

Gracias a los efectos hidratantes y el efecto de arrastre,  las soluciones marinas oculares pueden reducir la carga de moléculas inflamatorias aliviando los síntomas de la conjuntivitis. Además se puede utilizar a demanda.

Paralelamente, las soluciones marinas oculares, gracias a su Ph alcalino, contrarrestan las variaciones del medio ocular conjuntival, favoreciendo su normalización.

Es importante tener en cuenta que a la hora del lavado no se debe utilizar la misma gasa para los dos ojos. Se deben emplear gasas independientes y lavarse las manos posteriormente.

New Call-to-action

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(Ninguna valoración todavía)

Deja un comentario

No se atenderán consultas médicas *

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.