Terapias del mar

Blog para profesionales de la salud con casos clínicos, terapias holísticas e innovación en medicina integrativa para tu práctica clínica diaria

¿Cómo saber si padezco un brote de artritis?

brote de artritis

Toda aquella persona que ha sufrido un brote de artritis sabe lo que es y, por eso, esta no sería la pregunta adecuada. Es más adecuado identificar el tipo de artritis al que se hace referencia, cuando se habla de un brote de artritis.

En la mayoría de los casos se hace referencia la artritis reumática, sobre todo porque en muchas ocasiones su forma evolutiva es de aparición cíclica, cursando con brotes o exacerbaciones. Pero existen otras enfermedades autoinmunes que tiene afectación articular, incluso tenemos las artritis reactivas, que se manifestarán por medio de brotes de artritis.

 

New Call-to-action

 

¿Qué tipo de artritis padezco?

Esta es la pregunta clave que debemos plantear, ya que los brotes de artritis deben tratarse con respecto al tipo de artritis que se padece. Por lo tanto, lo más importante es el diagnóstico correcto de la enfermedad, para ulterior tratamiento.

Con más de un centenar de diferentes tipos de artritis y otras enfermedades que asocian a episodios de artritis, nos podemos aproximar a la artritis diciendo que en la mayoría de los casos existen factores genéticos, hormonales y ambientales, por lo tanto  estas enfermedades son de origen multifactorial.

Esto, la verdad que, dice bien poco de las causas concretas y de los factores determinantes sobre los cuales se podría actuar para la curación de la artritis, cuya connotación es que en la actualidad no existe una cura para la artritis oficial, aunque sí muchos tratamientos desde todos los puntos de vista de la medicina alopática como tradicional, que reducen los síntomas y frenan o intentan frenar la progresión de la enfermedad.

¿Como se ataca a los brotes de artritis?

Realmente lo más importante y difícil de hacer es mantener la artritis a raya, más que actuar una vez que se ha dado un brote. Tengamos en cuenta que por cada brote de artritis se han activado mecanismos inflamatorios, que conducen a la erosión y finalmente destrucción de la articulación, con cambios secundarios que hacen imposible el tratamiento a largo plazo, salvo que sea quirúrgico.

Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que cursa con afectación articular, aunque puede tener manifestaciones extraarticulares, las articulaciones suelen ser las más afectadas.

Esta es una de las principales causas de los brotes de artritis, en la actualidad existe un amplísimo repertorio en el tratamiento de la enfermedad, que no es mi intención mencionar.

Pero quiero puntualizar que, habiéndose encontrado alteraciones genéticas asociadas a la enfermedad, aun así, en hermanos gemelos homocigotos si uno está afectado el otro tiene una probabilidad de padecer la enfermedad de algo más del 15% con respecto a hermanos dicigotos que ronda el 2%.

La artritis reumatoide se considera una enfermedad poligénica en la que el genotipo no es suficiente, es necesario que se de la expresión del fenotipo, por el que se manifestará la enfermedad. Es por esto de crucial importancia entender el papel del entorno en este tipo de enfermedades multifactoriales.

Se considera que los factores genéticos podrían justificar el 50% del riesgo de padecer artritis reumatoide, dando a entender que existen otros factores que influyen en el desarrollo de la enfermedad.

Artritis y ambiente

Algunos factores ambientales han mostrado asociación al padecimiento de la artritis reumatoide, entre ellos encontramos; el consumo de tabaco, la dieta, las infecciones, las hormonas, factores socioeconómicos, la vitamina D, el alcohol, entre otros.

Tengamos en cuenta que somos un sistema abierto al entorno, hacia nuestro interior permean una gran cantidad de sustancias con las que nos tenemos que enfrentar. Nos hemos ido adaptando a lo largo de la evolución a las circunstancias externas modificando nuestros fenotipos y genotipo por la intercomunicación con el medio externo.

Pero en el último siglo la exposición a nuevos agentes, junto con el incremento de la esperanza de vida, nos ha llevado a estar en contacto con un mayor número de agentes extraños durante más tiempo. Si a esto le sumamos que el incremento poblacional produce un incremento de la heterogeneidad genética, el resultado es un incremento en la aparición de enfermedades autoinmunes en un contexto global.

La artritis y otras enfermedades en un contexto global

Es por todo esto que, si no queremos padecer un brote de artritis o cualquier otra enfermedad del siglo XIX, tenemos que entender que nuestro medio interno está más expuesto al exterior de lo que creemos. Tomar decisiones sobre nuestro estilo de vida, frenar la mente en los excesos cognitivos, contextualizar el mundo psico-emocional, comprender que somos una entidad social que alcanza más que nuestro espacio vital, son las claves para reconducir nuestro destino evolutivo, para no tener que lidiar con la enfermedad, sino promover la salud.

René Quinton contempló que las sociedades, por medio de desapego fueron perdiendo los arraigos, algunos de ellos fundamentales para mantener la homeostasis, las guerras como manifestación explícita de la pérdida del contexto de equilibrio, pusieron de manifiesto las grandes carencias de la especie humana a todos sus niveles.

Por otro lado, René Quinton observó como ciertas constantes eran fuente de vida y cómo las diferentes formas de vida, pugnaban por mantener esos estados primigenios, en el agua de mar encontró una fórmula para el equilibrio de las células y los organismos.

Al igual que existen vórtices devastadores como los tornados, huracanes y las guerras, también nos encontramos los vórtices de vida, donde René Quinton extraía un agua de mar enriquecida para la aplicación de la Terapia Marina, porque en ella encontraba una información molecular impertérrita.

Aceptemos que algunas de las enfermedades que padecemos, son enfermedades sociales, aun cuando solo nos afectan a nosotros. El individuo y la sociedad debe entenderse, y refrescar sus orígenes más primigenios para construir un futuro más sólido y más libre de enfermedad.

New Call-to-action

Entradas Relacionadas

1 Comentario

Gloria Patricia Araque

27 enero, 2019 10:30 pm

Tengo AR me encantó este artículo pues ando buscando alternativas más naturales

Deja un comentario