Terapias del mar

Cólico nefrítico: causas, diagnóstico y tratamiento

El cólico nefrítico es una entidad clínica muy dolorosa, secundaria a un proceso obstructivo de la vía urinaria, por las denominadas cálculos o litiasis renales.

El cólico nefrítico es la manifestación más frecuente del cálculo renal, y se considera una urgencia urológica.

New Call-to-action

Prevalencia del cólico nefrítico

En España los cólicos nefríticos alcanzan una prevalencia del 4,2%, con predominio de los varones, apareciendo principalmente entre la tercera y quinta década de la vida.

Siendo una patología muy dolorosa y con un elevado coste sanitario.

¿Cuáles son las causas del cólico nefrítico?

Las causas del cólico nefrítico son las litiasis urinarias. Estas litiasis o cálculos pueden estar constituidos por diferentes compuestos, que son capaces de agregarse y precipitar en la pelvis renal, favoreciendo junto con otros factores, la formación de la piedra y desarrollo del cólico nefrítico.

Tipos de piedras en el cólico nefrítico

Podemos encontrarnos litiasis renales de tipo:

  • Piedras de oxalato de calcio, siendo este tipo de litiasis las más abundantes, secundarias a los excesos de oxalatos junto con niveles de calcio en algunas ocasiones elevados, sobre todo en quienes toman calcio como complemento nutricional.
  • Piedras de oxalato de calcio y fosfato, es posible encontrar que las piedras de oxalato de calcio se combinan con el fosfato formando agregados mixtos.
  • Piedras de ácido úrico, este tipo de cálculo se forma en pacientes que mantiene en el tiempo niveles de ácido úrico por encima de los niveles normales (>7 mg/dl), esto sucede en personas predispuestas que ingieren importantes cantidades de alimentos con ácido úrico.
  • Piedras de estruvina, Este tipo de piedras renales son difíciles de ver, ya que se dan en personas que sufren de forma repetida de ciertas infecciones que conducen a la formación de estas piedras que se componen principalmente de magnesio, fosfato y amonio.
  • Por último, mencionar las piedras de cistina, las más raras de todas, las encontraremos en personas que sufren de cistinuria debido a una alteración genético, que da como resultado el incremento de sus niveles en orina, facilitando la precipitación con la formación de los cálculos de cistina.

Personas con riesgo de padecer litiasis renal y cólico nefrítico

  • Antecedentes personales y familiares de litiasis renal.
  • Beber insuficiente agua a lo largo del día (2 l/día).
  • Vida sedentaria, obesidad o sobrepeso.
  • Dieta desequilibrada; en la que prima el consumo de carnes, grasas, azúcares o cereales refinados y exceso de sal, todos ellos alteran el PH y la densidad de la orina facilitando la formación de la piedras renales. Es importante una dieta equilibrada.
  • Ciertos fármacos como los complementos de calcio o la toma de diuréticos, entre otros medicamentos pueden facilitar la formación de cálculos renales.
  • El consumo de tóxicos como el alcohol, tabaco… favorecen la formación de cálculos además de lesionar otros órganos y sistemas.
  • Etc.

Clínica y síntomas del cólico nefrítico

La clínica suele cursar de forma aguda, por medio de la aparición de un dolor intenso, de instauración en cuestión de minutos.

Los síntomas y signos más frecuentes que nos vamos a encontrar en el cólico nefrítico son:

  • Casi siempre acompañado de cortejo vegetativo con náuseas, vómitos, sudoración, escalofríos…
  • El dolor es de tipo cólico, lancinante, unilateral, se puede iniciar a nivel lumbar a la altura de la 12 costilla con radiación oblicua de atrás hacia delante pasando por el abdomen, alcanzando el dolor en algunas ocasiones, la región genital y/o pelvis.
  • En algunos casos el dolor puede ser sordo localizado en fosa renal.
  • El dolor es insoportable, donde el paciente no encontrará alivio en ninguna posición.
  • El dolor puede variar dependiendo de la localización del cálculo, ya se encuentre este en pelvis, diferentes niveles del uréter, istmo vesico-ureteral.

Los signos del cólico nefrítico

  • La hematuria es un de signos principales, esta puede ser macro o microhematuria.
  • La fiebre puede aparecer, solo que cuando esta aparece puede estar asociada a infección, pielonefritis, que se tendrán que descartar.
  • En algunos ocasiones nos podemos encontrar con el cálculo tras orinar.

¿Cómo se diagnostica el cólico nefrítico?

Para el diagnóstico de un cólico nefrítico lo fundamental es la valoración de la clínica, sobre todo, si la clínica es típica.

Las prueba complementarias tras la anamnesis y la exploración física pueden ser:

  • RX de abdomen; en algunas ocasiones los cálculos se pueden ver en la placa simple, pero esto se dará en las piedras con calcio y con un tamaño capaz de frenar el haz de rayos X. De forma que tiene baja especificidad.
  • Eco abdominal; por medio de la ultrasonografía se pueden valorar las piedras renales y otros elementos que puedan producir una obstrucción, tanto en pelvis como en uréteres.
  • Análisis de orina; por medio del análisis se puede detectar microcristales, micro o macrohematuria que facilitan el diagnóstico. Además, se explora la posible intervención de bacterias y otras alteraciones.
  • TAC/ TAC con contraste; en el casos de tener una clínica compatible, pero no se puede apreciar dónde se encuentra la litiasis, se procederá a la realización de un TAC que es más sensible que la Rx y no tan operador dependiente como la Ecografía.

¿Cuál es el tratamiento del cólico nefrítico?

En muchas ocasiones, en cerca del 70% de los casos, los cálculos que producen el cólico se expulsan de forma espontánea. De forma que el tratamiento se centra en el alivio sintomático, por medio de la toma de analgésico-antiinflamatorios. Si existen náuseas o vómitos antieméticos si fuese necesario.

Solo en el caso en que no se pueda eliminar la piedra de forma espontánea (suele ser cuando los cálculos tienen unas dimensiones superiores a los 7-10 mm) será necesaria la intervención, por medio del empleo de:

  • Alfa bloqueantes; este tratamiento no tiene una clara utilidad solo que en la actualidad se sigue empleando. Actúa sobre el músculo liso favoreciendo su relajación de forma que facilita el paso de la piedra.
  • Litotricia extracorpórea;  Empleo de ondas de choque que fragmentan el cálculo para posteriormente ser eliminado.
  • Ureteroscopia; accediendo por las vías urinarias se alcanza la zona de la obstrucción para fragmentar la piedra.
  • Nefrolitotomía percutánea; procedimiento por el cual el cirujano alcanza la piedra a través de la piel hasta alcanzar la zona de obstrucción para posteriormente eliminar el cálculo, esta opción al ser más cruenta es una de las últimas opciones, en la que se suele emplear un catéter para dilatar la vía urinaria.

¿Es posible prevenir los cólicos nefríticos?

La mejor forma de tratar los cólicos es por medio de la prevención. Una serie de medidas sencillas son capaces de mantener a raya los factores que conducirán a la formación de los cálculos renales:

  • Lo primero de todo es consumir la suficiente agua, siendo lo normal el consumo de 2l/día de agua. Esto es fundamental para el control de la densidad de la orina.
  • Dieta bajas en calorías o hipocalóricas, la dieta debe ajustarse a las necesidades de organismo de forma que no debemos caer en los excesos.
  • Reducir el consumo de proteínas, las proteínas acidifican el medio y pueden alterar la composición de la orina favoreciendo la formación de cálculos.
  • Consumo apropiado de sal, de la misma forma que el resto de productos, los excesos favorece el precipitado y formación de los cálculos.
  • Reducir el consumo de azúcares e hidratos de carbono refinados, igual que las carnes acidifican el medio favoreciendo el precipitado de sales de calcio. Es importante entender que nuestra sangre debe mantener el justo equilibrio electroquímico.
  • No excederse con las verduras y hortalizas, el suplir el consumo de productos animales con un exceso de productos vegetales, también favorece la formación de piedras en el riñón, debido a que estas dietas hipercalóricas ricas en verduras tiene altos contenidos en oxalatos.
  • Los cítricos deben consumirse de forma completa y no solo sus zumos, ya que estos pueden favorecer la formación de piedras en personas predispuestas.
  • El ejercicio físico incrementa la función renal si es acompañado con la ingesta apropiada de agua.
  • Toma de infusiones: Slackstone, vara de oro, cola de caballo, abedul… son plantas con propiedades medicinales que favorecen la eliminación y reducen la formación de las litiasis renales, siempre teniendo en cuenta que es fundamental el consumo apropiado de agua.

Es importante un buen asesoramiento por parte de un profesional para realizar un plan apropiado a cada individuo.

New Call-to-action

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(Ninguna valoración todavía)

Deja un comentario

No se atenderán consultas médicas *

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.