Fundación René Quinton

BCAA y glutamina, beneficios ante fatiga y dolor muscular

Tanto los BCAA como la glutamina son aminoácidos, es decir, las unidades básicas que dan lugar a las proteínas.

Las proteínas son fundamentales tanto en la formación de estructuras, como en el funcionamiento del organismo. El colágeno (componente orgánico del hueso) y las enzimas (importantes en las reacciones químicas), son solo dos ejemplos de proteínas.

A continuación, describiremos más a fondo qué son y qué funciones tienen los BCAA y la glutamina.

¿Qué son los BCAA?

Los BCAAs son aminoácidos ramificados, compuestos por la leucina, isoleucina y valina, además de ser aminoácidos esenciales.

Los BCAAs se dieron a conocer por sus características para entrar en el ciclo del ácido tricarboxílico, empleándose como sustrato energético. También por reducir el deterioro muscular en pacientes críticos.

Los aminoácidos se emplean como fuentes de energía, así como las grasas y los hidratos de carbono que son las principales, y tienen la ventaja de reducir la producción de ácido láctico al entrar directamente en ciclo del ácido cítrico.

Los aminoácidos se pueden desaminar y utilizar sus esqueletos carbonatados como fuentes de energía. Además, el hígado los puede utilizar en la síntesis de glucógeno (gluconeogénesis).

Durante los ejercicios de alta intensidad se activan todas las rutas metabólicas de forma que se pueda disponer de la mayor cantidad de sustratos energéticos, capaces de cubrir los requerimientos del organismo. 

Por lo que cuantos más sustratos más riqueza energética se produce, y si encontramos un suero rico en estos sustratos menor necesidad habrá de destruir tejidos para su obtención. En este sentido, tanto los BCAA como la glutamina juegan un papel fundamental.

Beneficios de los BCAA

Los BCAAs reducen la fatiga y el dolor muscular experimentado durante una práctica deportiva intensa. Esto parece corroborarse al mostrarse en las analíticas de sangre niveles más bajo de LDH y CFK (que indican daño muscular) con respecto al placebo. 

Además, la toma de los BCAA antes del ejercicio demostraron efecto positivo sobre el dolor muscular de inicio retardado y el daño muscular inducido por el ejercicio.

Esto puede ser consecuencia a la reducción de la destrucción de la masa muscular al poder implementarse con una fuente externa de aminoácidos.

Además, la leucina que se encuentra dentro de los BCAA, parece ser el más activo en la síntesis proteica, por lo que se debe añadir un potencial anabólico al consumo de BCAA.

El estrés y los BCAA

Los BCAAs también han demostrado ser útiles en las respuestas de estrés en pacientes críticos, al favorecer la síntesis proteica hepática, además de emplearse como fuente de energía. 

Esto es debido a que el organismo seleccionará estos aminoácidos que se encuentran en los músculos como sustrato, produciendo una depleción de los depósitos en músculo, y en consecuencia derivando en una sarcopenia, pero si al paciente se le suplementa con estos aminoácidos se reduce el catabolismo muscular.

De forma que los BCAAs y en particular la leucina protegen al tejido muscular de la degradación en situaciones de estrés orgánico, además de incrementar la síntesis proteica (efectos anabólico). 

BCAA para la fatiga

Parece que los BCAA también pueden tener efectos sobre la percepción de la fatiga de origen central. Esto sería por medio del equilibrio de diferentes ratios en los que se emplean los BCAAs junto con otros parámetros, y se valoran sus variaciones respecto a la percepción subjetiva, siendo compleja su valoración al verse implicadas múltiples variables.

También en situaciones de estrés crítico, así como en deportes de larga duración, los BCAAs pueden proteger al sistema inmune. La acción es debida a la disminución del consumo de glutamina plasmática que es importantes para el equilibrio inmune, al emplearla como fuente energética y catalizador en la síntesis de moléculas inmunes.

Beneficios de la glutamina

La glutamina no es un aminoácido esencial, pero es indispensable para un buen equilibrio del medio interno.

Las propiedades de la glutamina son múltiples. Ya se ha mencionado que el sistema inmune tiene apetencia por la glutamina como fuente de energía y por lo tanto su depleción puede conducir a su deterioro.

Pero no solo se emplea como fuente de energía, la glutamina es fundamental para el sistema inmune, para el riñón, el intestino, el hígado, que también la emplean como intermediaria en la gluconeogénesis.

El hígado empleará los aminoácidos de glutamina junto con la alanina, para la síntesis de glucosa, a este proceso se le denomina gluconeogénesis, en el que no solo se utiliza estos aminoácidos, sino que también el glicerol de los triglicéridos, el lactato y el piruvato con este mismo fin.

Además, el riñón y el intestino delgado son capaces de sintetizar glucosa a partir de glutamina. Este beneficio de la glutamina es importante puesto que, si el hígado se encuentra sobrecargado por otros intermediarios, los riñones y el intestino delgado pueden asistir al hígado en el mantenimiento de la glucemia.

Se ha visto que la glutamina juega un papel importante en las funciones intestinales y en enfermedades que le afectan, además de intervenir en la permeabilidad intestinal

La glutamina de la misma forma que sucede con los BCAAs, en situaciones críticas como el estrés orgánico de un paciente quirúrgico o con altos niveles de requerimientos energéticos, adquieren una importancia significativa. Puesto que, son fuentes energéticas útiles que complementan, e incluso en algunas situaciones pueden llegar a suplir a otros principios inmediatos como son los ácidos grasos y el glucógeno.

También, como hemos mencionado, la glutamina es una fuente de energía fundamental para la síntesis de proteínas en el sistema inmune, siendo necesaria para su correcto funcionamiento.

¿Cuándo tomar BCAA y glutamina?

Estos aminoácidos, como se ha mencionado, pueden ser útiles cuando los requerimientos energéticos van a ser elevados, paralelamente servirán para reducir el consumo de nuestro tejido muscular, además de estimular la ganancia de masa magra.

Es importante resaltar que, con una dieta equilibrada los BCAA y glutamina, quizás no sea necesario el aporte o implementación en forma de complementos, pero también es verdad que si las exigencias diarias van a ser elevadas es posible que con el asesoramiento de un profesional se pueda planificar una estrategia ergonutricional con el fin de maximizar el rendimiento.

¿Cómo se toman los BCAA y la glutamina?

La toma de los BCAA y la glutamina se pueden tomar de muy diversa forma, todo depende de las necesidades y requerimientos energéticos de nuestro organismo.

De forma general se suelen tomar antes, durante y después del entrenamiento, en la dosis que aconseja el fabricante del complemento que tomemos.

Pero debe ser un profesional el que ajuste las dosis y recomiende el mejor momento para tomarlo.

¿Qué beneficios tienen los BCAA y la glutamina?

La combinación de ambos productos son ideales para cubrir tanto necesidades energéticas, como estructurales, siempre que se combine con una dieta equilibrada en la que se aporten todos los aminoácidos esenciales, ya que se ha demostrado que la suplementación funciona cuando la dieta es equilibrada.

Los beneficios de la toma de forma conjunta puede ser superior a la toma de estos por separado, puesto que se suman los efectos, tanto sobre el rendimiento energético como el anabólico.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(2 votos, promedio: 5,00 de 5)

Deja un comentario

No se atenderán consultas médicas *

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.