Terapias del mar

Blog para profesionales de la salud con casos clínicos, terapias holísticas e innovación en medicina integrativa para tu práctica clínica diaria

Agua metabólica: parte del agua de mar

agua metabolica

El agua es una condición para la vida, sin ella esta no se podría dar. Todos los seres vivos conocidos contienen en mayor o menor cantidad  agua. No solo es el agua esencial para la vida, la teoría del mundo de agua  sostiene que la vida pudo tener su origen en los fondos marinos cálidos, en un tiempo en el que los océanos cubrían todo el planeta. Te contamos qué es el agua metabólica.

New Call-to-action

El origen de la vida y el agua

La idea que se tiene de  los nuevos estudios, sugieren que el origen de la vida estuvo en  los respiraderos alcalinos que son más suaves y se filtran con líquidos alcalinos. La hipótesis de los respiraderos de ventilación fue propuesta por Russell en 1989.

La teoría del “mundo de agua” de Russell, propone que las fuentes hidrotermales alcalinas en desequilibrio con el primitivo entorno ácido, podría haber proporcionado la energía libre necesaria para impulsar el surgimiento de la vida. Por la formación de dos desequilibrios uno por un gradiente de protones –iones hidrógeno- aprovechado para la energía. El segundo desequilibrio, por un gradiente eléctrico entre los fluidos hidrotermales y el océano.

Cuando la tierra era joven el océano era rico en dióxido de carbono. El dióxido de carbono del océano y los productos que aparecían por los respiraderos como el hidrógeno y el metano se podrían haber transferido electrones. Estas reacciones podrían haber dado lugar a compuestos de carbono que son fundamentales para la vida.

En el océano primigenio los minerales habrían actuado como enzimas, interactuando con los productos químicos en contacto y produciendo reacciones. En esta teoría se consideran dos motores en uno se utiliza el óxido verde y en el otro molibdeno.

Estos procesos los podemos ver en la actualidad en los organismos vivos en particular en las mitocondrias, estas últimas mucho más complejas en su obtención de energía que en periodos prebióticos.

Agua metabólica y energía de enlace

Estos pequeños esqueletos de carbono y más tarde los diversos organismos vivos han empleado el dióxido de carbono y el agua para almacenar o consumir energía por los enlaces de estos compuestos.

El propósito último, es el almacenaje o consumo de energía y como resultado se obtendrá agua y dióxido de carbono o estructuras de base de carbono, entre otros productos de desecho.

Esta agua metabólica que se produce es una cantidad mínima, por cada gramo de carbohidratos, proteínas y grasas se producirán 0,55, 0,41g, 1,07g de agua, respectivamente. Por lo tanto una persona adulta de talla media producirá alrededor de 300 ML de agua metabólica.

Con claridad meridiana podemos apreciar que esta agua no es suficiente para balancear las pérdidas. Las pérdidas están tasadas de forma aproximada en 2500 ML, por lo que esta agua se debe reponer de forma diaria.

Importancia del agua metabólica

El agua metabólica en el hombre no tiene una función importante ya que solo aportar una pequeña parte del agua total necesaria, pero si lo es  para los camellos y otros animales que viven en climas desérticos, en el caso de los camellos utilizan la grasa de su giba para obtener el agua necesaria en los viajes por los desiertos, en los que no pueden obtenerla de otra forma.

Éste agua metabólica es un indicador de la actividad energética del organismo y se emplea  más la medición de dióxido de carbono expirado, que el agua que se produce, por ser más asequible la medición de gases.

El agua de la vida

Es curiosa la relación existente entre el mar y la vida, pudiendo ser esta el seno de su creación, esta compleja sinergia enlaza los fenómenos entre lo vivo y lo no vivo, esqueletos de carbono, pequeñas proteínas y otros complejos moleculares se produjeron bajo unas condiciones y esa condiciones han permanecido en los organismos vivos más complejos.

René Quinton percibió esta íntima relación y por mediación de sus estudios y aplicación clínica observó la compleja relación de ese medio vital o medio interno con el agua marina y como esta era el patrón, por el cual, se delineaba la composición de nuestros líquidos internos.

La terapia marina, siguiendo el protocolo original de René Quinton, es una forma ideal para aportar a nuestro organismo todos los elementos que fueron necesarios en los orígenes. Favoreciendo las funciones metabólicas tanto en la síntesis de las estructuras que nos conforman como en el catabolismo de estos principios inmediatos que darán lugar al agua metabólica.

New Call-to-action

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario