Un mar de terapias

Blog para profesionales de la salud con casos clínicos, terapias holísticas e innovación en medicina integrativa para tu práctica clínica diaria

El agua intersticial como mecanismo de comunicación con el exterior

agua intersticial

Al hablar del agua intersticial hacemos referencia una fracción del líquido intersticial, este último es alrededor de 1/3 del líquido corporal total y es producto del  filtrado del plasma sanguíneo.

El contenido del líquido intersticial es casi igual al del plasma, solo que la cantidad de proteína es sustancialmente menor, debido al gran tamaño de las proteínas plasmáticas que no atraviesan, o lo hacen de forma muy dificultosa, las membranas que se interponen entre el intersticio y el plasma sanguíneo.

Esta diferencia en la concentración de proteínas, sobretodo la albúmina, es fundamental para que el plasma tenga prioridad sobre los intersticios. Estas proteínas tienen un fuerte poder atrayente de agua denominado presión oncótica. En condiciones normales la  capacidad que tiene el plasma gracias al contenido en proteínas es fundamental  a la hora de mantener  su volumen, ya que si estos parámetros se modificaran mucho, se podría alcanzar una situación letal, tanto por exceso como por defecto en la concentración de proteínas plasmáticas y por lo tanto de la volemia.

El líquido intersticial es el medio por el cual se produce la distribución de los nutrientes para las células tisulares y también por el cual se eliminan los desechos, por lo que es importante que se mantenga su dinamismo y para ello se requiere que esté bien hidratado.

Por otro lado, cuando hablamos del agua intersticial se hace referencia al agua que se encuentra estancada en los medios poroso, entre sedimentos o partículas,  no siendo lo mismo que el líquido intersticial que además del agua contiene elementos en solución o suspensión como; minerales, aminoácidos, glucosa, vitaminas y otras moléculas.

New Call-to-action

El agua intersticial como agua libre

Pero para poder tratar mejor el concepto del agua en los organismos, deberíamos hablar del agua libre. El agua libre es la que se ha de encargar de la fluidificación del medio en el que se encuentra, es éste agua libre y no la fijada la que  mantiene todas sus propiedades siendo estas fundamentales para un correcto funcionamiento del organismo.

Éste agua libre, es el agua que podemos perder cuando no hay una adecuada reposición hídrica, más que por un exceso en el consumo de sodio, dando lugar a una hipernatremia hipovolémica.

Estas alteraciones hídricas, que pueden derivar en pérdidas sustanciales de agua, pueden ser de diversa índole, desde enfermedades como la diabetes insípida, exceso de diuréticos, el litio, incluso en ancianos o encamados que tienen alterados los reflejos de la sed, entre otras causas.

Pero de forma particular sí que podemos puntualizar, en el hecho, que debido al contenido de proteínas en el plasma que van a retener e incluso captar agua de los tejidos, los primeros pasos  en la pérdida de agua libre se van a dar en estos tejidos que aun con proteínas y mucopolisacáridos y otros elementos con carga que van a captar agua, solo van a mantener el agua que tengan fijada y tendrán dificultad para que permanezca el agua libre en su entorno próximo, puesto que el plasma al perder parte de su agua libre se incrementará su presión osmótica siguiendo la leyes de  Estarling, favoreciendo la deshidratación de los tejidos en beneficio de mantener su volemia, para la distribución de nutrientes y oxígeno a los órganos más importantes como cerebro, corazón y riñones.

El agua libre intersticial para la química de la vida

Su significado a nivel macroscópico quizás no sea muy abrumador en las primeras fases, manifestándose con una pequeña pérdida de turgencia, pero desde la perspectiva molecular es un verdadero desastre ya que una multitud de procesos enzimáticos requieren de ese agua libre para se den sus reacciones.

Tenemos que tener en cuenta que conforme se incrementen las pérdidas de agua, el compartimento intracelular también se verá afectado poniendo en peligro la vida.

Pero esto se da en el caso concreto de una hipernatremia hipovolémica en la que  se pierde mayoritariamente agua, empero se pueden dar muchos otras situaciones con alteraciones del agua libre del organismo y sus solutos.

Dichas consecuencias son deshidratación e hiperhidratación

Y ambas pueden ser: Hiposmóticas

                                     Isosmóticas

                                     Hiperosmóticas

La mención de la presión oncótica se ha dado para significar la importancia de mantener la volemia, es decir, el volumen de sangre circulante a costa de del resto de volúmenes sean extracelulares o intracelulares.

Pero quien se va a encargar del equilibrio en los volúmenes corporales extracelulares, van a ser sin ninguna duda los electrolitos y muy particularmente el sodio, tal es su importancia que la cantidad de sodio en sangre o natremia, indica el grado de hidratación de las células del organismo.

Por lo que la actuación con la Terapia Marina estará orientada a la prevención de las alteraciones hidroelectrolíticas.

Por otro lado la Terapia Marina  nos va a aportar un plus, el TOTUM  mineral, en el encontraremos además de los electrolitos, los elementos traza, que son minerales que se encuentran en concentraciones infinitesimales, pero de una gran importancia en la funcionalidad de un sin número de procesos enzimáticos y por tanto del equilibrio del organismo.

De gran importancia es el equilibrio en los líquidos corporales por ser estos y desde estos, el medio por el que las células y tejidos deben comunicarse, gracias al agua libre y especialmente el agua intersticial  los desplazamientos de las diferentes sustancias y las reacciones enzimáticas  se dan, favoreciéndose también la eliminación de los productos de desecho. Por lo tanto se debe cuidar el agua intersticial por ser este agua el que más va a sufrir los desequilibrios hidrominerales, afectando finalmente a los tejidos que embebe.

La Terapia Marina por tener una composición igual a la del plasma sanguíneo y ser un agua vitalizada, por sus compuestos orgánicos disueltos en ella, penetrará en los intersticios produciendo una reposición inmediata de los elementos necesarios para el correcto funcionamiento celular.

Debemos concienciarnos de lo importante que es la hidratación y mineralización mediante la educación en hábitos higiénico/ dietéticos y afinar en la sutileza de los elementos traza, no tratándolos por lo que parece sino por lo que son.

New Call-to-action

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario